Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tecnología

Tado, un termostato con neuronas digitales

Se prevé que, poco a poco, todos los electrodomésticos se irán conectando a internet, los termostatos han sido los primeros.

Jorge Mora. Zaragoza 27/03/2016 a las 06:00
Etiquetas
Tado, un termostato con neuronas digitales.

El invierno ha tardado en llegar, pero el frío ya está aquí y las calderas se han encendido casi al unísono en todos los hogares para preservarlos de las inclemencias del exterior. La eficiencia en una instalación individual es clave para ahorrar decenas de euros en la factura del gas, hasta ahora esta eficiencia dependía de la calidad de la instalación (caldera y radiadores), pero con los nuevos termostatos 2.0 el verdadero ahorro viene de una regulación inteligente del calor.

Tado abandera esta nueva generación de reguladores de temperatura conectados a internet y con neuronas digitales, capaces de tomar decisiones para mantener nuestro hogar a una temperatura ideal mientras ahorra en el consumo y por ende en la factura.

El proceso de instalación es sencillo. Tado puede conectarse a un termostato existente, para obtener las lecturas y regular la temperatura, o directamente sustituirlo y tomar el control total del sistema de calefacción. A partir de ese momento, Tado comenzará a estudiar las peculiaridades de nuestro hogar y nuestros hábitos para decidir la temperatura adecuada en cada momento.

El dispositivo es de plástico blanco, sencillo y elegante. Unas discretas luces LED muestran la temperatura y unos controles físicos permiten regularla de forma manual. Pero para controlar totalmente a Tado y todas sus funciones el usuario deberá descargarse la aplicación disponible para móviles y tabletas con iOS, Android y Windows.

Además de bajar la calefacción automáticamente cuando nos vamos a dormir y subirla de nuevo antes de que nos despertemos, gracias a la app, Tado detecta cuándo salimos de casa para dejar de calentar y si regresamos para meter un calentón antes de que lleguemos. La aplicación se deberá instalar en los móviles de todos los miembros de la familia para que la calefacción se apague solo cuando el último haya salido de casa y se vuelva a enchufar cuando el primero regrese.

Otra variante que tiene en cuenta este termostato 2.0 es el tiempo que hace en el exterior. Al tener geolocalizada nuestra casa y gracias al acceso a internet puede calcular cuándo el sol es capaz de calentar por sí mismo y dejar a la caldera descansar.
 

Registro del ahorro

La aplicación de Tado, además de para controlar los automatismos y subir o bajar la temperatura desde cualquier lugar, guarda un completo registro de cada momento del día mostrando si la caldera ha estado en uso, si ha sido el sol el que nos ha ayudado a calentar la casa e incluso cada vez que hemos hecho uso del agua caliente. El informe también da una visión general de semanas y meses para poder observar el ahorro obtenido desde la instalación del termostato.

Este termostato también se puede usar en segundas residencias para encender la calefacción de forma remota antes de, por ejemplo, subir a la montaña o bajar a la playa, y encontrarse la casa siempre a la temperatura ideal. Sin embargo, es importante tener en cuenta que para el correcto funcionamiento es imprescindible la conexión a internet.

Tado no es un dispositivo barato, cuesta 250 euros, aunque desde la compañía aseguran que el ahorro obtenido sería mucho mayor en solo unos años de uso. También existe una modalidad de alquiler por 70 euros el primer año y 120 el segundo. En cualquier caso existe un periodo de prueba de 30 días con la devolución del dinero garantizada.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo