Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

"El tabaco es veneno, mata, no es defendible"

R. LAHOZ Actualizada 08/01/2011 a las 23:51
Etiquetas
3 Comentarios
Rodrigo Córdoba, sentado y sin humos .JOSé MIGUEL MARCO

'''

¿Fumando espero?

Fumando espero el cáncer que no quiero.

No se meta con Sarita Montiel, buen hombre.

No me estoy metiendo con nadie. Simplemente, he escrito una canción con esa musiquilla. Si quiere, le mando el estribillo por correo electrónico.

Déjelo, que me da pampurrias. Al grano. Ante ustedes, Rodrigo Córdoba. Le ruego se presente.

Como usted decía, me llamo Rodrigo Córdoba. Soy médico de familia y profesor de la Facultad de Medicina de Zaragoza. Nací en Gerona, hijo de valencianos, aunque desde hace 30 años vivo en Zaragoza. Soy aragonés de siempre, de la Corona de Aragón.

En los libros de texto catalanes le llaman Corona Catalano-Aragonesa. Tela?

Barcelona siempre fue un condado, ¿no?

Correcto, doctor. Y si fue reino, su rey fue el aragonés, y desde hace algunos siglos, el español. Pero dejémonos de monarcas y vayamos con el lío del tabaco.

También soy portavoz del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo.

Les están tildando de inquisidores, 'mon ami'.

Se están diciendo estupideces acerca a la ley antitabaco.

Pérez Reverte acaba de decir que Anna Frank fumaba, y que la delató un vecino cuando bajó a fumar al bar?

Toda la argumentación contra las leyes que regulan el uso del tabaco en espacios públicos está orquestada por la industria tabaquera, que es la única que tiene algo que perder en este montaje, claro.

Pero echarse un pitillo tampoco es tan grave, hombre.

En tu casa, en tu ámbito privado, puedes hacer lo que te dé la gana. Pero luego están las normas de convivencia. Stuart Mill, padre del liberalismo, ya dejó claro que la libertad de cada uno acaba donde comienza la de los demás.

¿Y qué me dice del conflicto de intereses que se esconde detrás de este montaje?

Buena pregunta. La industria tabaquera mueve al año 400.000 millones de dólares en todo el mundo, que es mucho dinero.

Ya lo creo.

Esta cantidad supera el PIB de los 30 países más pobres del planeta.

¿Y eso de que con la prohibición el Estado dejará de ingresar muchos millones?

Es cierto que España ingresa entre impuestos y otros conceptos alrededor de 9.000 millones de euros por tabaco.

Mucho parné.

Por el contrario, el coste sanitario y social causado por el tabaco alcanza los 16.000. O sea, que económicamente tampoco es rentable.

Dicen también que ahora la gente no morirá de cáncer de pulmón, sino de pulmonía.

¿Por qué?

Hay que ver a los pobres fumadores en las puertas de los bares, con el 'biruji' que corre en el enero zaragozano.

Tampoco estoy de acuerdo con esa afirmación. Yo creo que incluso viene bien eso de salir a la puerta de los bares.

No me diga eso, que el personal se queda helado.

En Inglaterra ha surgido el fenómeno 'smirting'. Dicen que se liga más en la puerta que dentro del bar.

Desde luego, a este paso va a haber más gente fuera que dentro. Por cierto, ¿tan malo es el humo?

Malo, no: peor, malísimo. Tiene que quedar muy claro que el tabaco es veneno, que mata, que no es defendible. El humo de tabaco, según la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, es un cancerígeno de alta peligrosidad, como el amianto o el cloruro de vinilo. El humo contiene más de 50 cancerígenos que modifican el ADN. Afecta a todo el organismo. Es lo peor.

No me mire así, que yo no soy fumador, oiga.

Le recuerdo que hay 3.000 muertos anuales en España por tabaquismo pasivo.

Entonces, todos los intelectuales que defienden el tabaco

Toda la oposición pseudointelectual a estas leyes se basa en la negación de la evidencia médica de los últimos 25 años.

'''
$(html_text)
'''¿Fumando espero? Fumando espero el cáncer que no quiero. No se meta con Sarita Montiel, buen hombre. No me estoy metiendo con nadie. Simplemente, he escrito una canción con esa musiquilla. Si quiere, le mando el estribillo por correo electrónico. Déjelo, que me da pampurrias. Al grano. Ante ustedes, Rodrigo Córdoba. Le ruego se presente. Como usted decía, me llamo Rodrigo Córdoba. Soy médico de familia y profesor de la Facultad de Medicina de Zaragoza. Nací en Gerona, hijo de valencianos, aunque desde hace 30 años vivo en Zaragoza. Soy aragonés de siempre, de la Corona de Aragón. En los libros de texto catalanes le llaman Corona Catalano-Aragonesa. Tela? Barcelona siempre fue un condado, ¿no? Correcto, doctor. Y si fue reino, su rey fue el aragonés, y desde hace algunos siglos, el español. Pero dejémonos de monarcas y vayamos con el lío del tabaco. También soy portavoz del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo. Les están tildando de inquisidores, 'mon ami'. Se están diciendo estupideces acerca a la ley antitabaco. Pérez Reverte acaba de decir que Anna Frank fumaba, y que la delató un vecino cuando bajó a fumar al bar? Toda la argumentación contra las leyes que regulan el uso del tabaco en espacios públicos está orquestada por la industria tabaquera, que es la única que tiene algo que perder en este montaje, claro. Pero echarse un pitillo tampoco es tan grave, hombre. En tu casa, en tu ámbito privado, puedes hacer lo que te dé la gana. Pero luego están las normas de convivencia. Stuart Mill, padre del liberalismo, ya dejó claro que la libertad de cada uno acaba donde comienza la de los demás. ¿Y qué me dice del conflicto de intereses que se esconde detrás de este montaje? Buena pregunta. La industria tabaquera mueve al año 400.000 millones de dólares en todo el mundo, que es mucho dinero. Ya lo creo. Esta cantidad supera el PIB de los 30 países más pobres del planeta. ¿Y eso de que con la prohibición el Estado dejará de ingresar muchos millones? Es cierto que España ingresa entre impuestos y otros conceptos alrededor de 9.000 millones de euros por tabaco. Mucho parné. Por el contrario, el coste sanitario y social causado por el tabaco alcanza los 16.000. O sea, que económicamente tampoco es rentable. Dicen también que ahora la gente no morirá de cáncer de pulmón, sino de pulmonía. ¿Por qué? Hay que ver a los pobres fumadores en las puertas de los bares, con el 'biruji' que corre en el enero zaragozano. Tampoco estoy de acuerdo con esa afirmación. Yo creo que incluso viene bien eso de salir a la puerta de los bares. No me diga eso, que el personal se queda helado. En Inglaterra ha surgido el fenómeno 'smirting'. Dicen que se liga más en la puerta que dentro del bar. Desde luego, a este paso va a haber más gente fuera que dentro. Por cierto, ¿tan malo es el humo? Malo, no: peor, malísimo. Tiene que quedar muy claro que el tabaco es veneno, que mata, que no es defendible. El humo de tabaco, según la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, es un cancerígeno de alta peligrosidad, como el amianto o el cloruro de vinilo. El humo contiene más de 50 cancerígenos que modifican el ADN. Afecta a todo el organismo. Es lo peor. No me mire así, que yo no soy fumador, oiga. Le recuerdo que hay 3.000 muertos anuales en España por tabaquismo pasivo. Entonces, todos los intelectuales que defienden el tabaco Toda la oposición pseudointelectual a estas leyes se basa en la negación de la evidencia médica de los últimos 25 años.''' $(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''¿Fumando espero? Fumando espero el cáncer que no quiero. No se meta con Sarita Montiel, buen hombre. No me estoy metiendo con nadie. Simplemente, he escrito una canción con esa musiquilla. Si quiere, le mando el estribillo por correo electrónico. Déjelo, que me da pampurrias. Al grano. Ante ustedes, Rodrigo Córdoba. Le ruego se presente. Como usted decía, me llamo Rodrigo Córdoba. Soy médico de familia y profesor de la Facultad de Medicina de Zaragoza. Nací en Gerona, hijo de valencianos, aunque desde hace 30 años vivo en Zaragoza. Soy aragonés de siempre, de la Corona de Aragón. En los libros de texto catalanes le llaman Corona Catalano-Aragonesa. Tela? Barcelona siempre fue un condado, ¿no? Correcto, doctor. Y si fue reino, su rey fue el aragonés, y desde hace algunos siglos, el español. Pero dejémonos de monarcas y vayamos con el lío del tabaco. También soy portavoz del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo. Les están tildando de inquisidores, 'mon ami'. Se están diciendo estupideces acerca a la ley antitabaco. Pérez Reverte acaba de decir que Anna Frank fumaba, y que la delató un vecino cuando bajó a fumar al bar? Toda la argumentación contra las leyes que regulan el uso del tabaco en espacios públicos está orquestada por la industria tabaquera, que es la única que tiene algo que perder en este montaje, claro. Pero echarse un pitillo tampoco es tan grave, hombre. En tu casa, en tu ámbito privado, puedes hacer lo que te dé la gana. Pero luego están las normas de convivencia. Stuart Mill, padre del liberalismo, ya dejó claro que la libertad de cada uno acaba donde comienza la de los demás. ¿Y qué me dice del conflicto de intereses que se esconde detrás de este montaje? Buena pregunta. La industria tabaquera mueve al año 400.000 millones de dólares en todo el mundo, que es mucho dinero. Ya lo creo. Esta cantidad supera el PIB de los 30 países más pobres del planeta. ¿Y eso de que con la prohibición el Estado dejará de ingresar muchos millones? Es cierto que España ingresa entre impuestos y otros conceptos alrededor de 9.000 millones de euros por tabaco. Mucho parné. Por el contrario, el coste sanitario y social causado por el tabaco alcanza los 16.000. O sea, que económicamente tampoco es rentable. Dicen también que ahora la gente no morirá de cáncer de pulmón, sino de pulmonía. ¿Por qué? Hay que ver a los pobres fumadores en las puertas de los bares, con el 'biruji' que corre en el enero zaragozano. Tampoco estoy de acuerdo con esa afirmación. Yo creo que incluso viene bien eso de salir a la puerta de los bares. No me diga eso, que el personal se queda helado. En Inglaterra ha surgido el fenómeno 'smirting'. Dicen que se liga más en la puerta que dentro del bar. Desde luego, a este paso va a haber más gente fuera que dentro. Por cierto, ¿tan malo es el humo? Malo, no: peor, malísimo. Tiene que quedar muy claro que el tabaco es veneno, que mata, que no es defendible. El humo de tabaco, según la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, es un cancerígeno de alta peligrosidad, como el amianto o el cloruro de vinilo. El humo contiene más de 50 cancerígenos que modifican el ADN. Afecta a todo el organismo. Es lo peor. No me mire así, que yo no soy fumador, oiga. Le recuerdo que hay 3.000 muertos anuales en España por tabaquismo pasivo. Entonces, todos los intelectuales que defienden el tabaco Toda la oposición pseudointelectual a estas leyes se basa en la negación de la evidencia médica de los últimos 25 años.''' $(html_text)
  


  • El vigía09/01/11 00:00
    Lo digo sin acritud, los fumadores son débiles mentales, porque, aparte del acorralamiento social al que se ven sometidos, no entiendo cómo no ven claro que necesitan una fuerza para combatir tantísimo engaño que les está matando. Y que nadie lo disfrace con lo de los impuestos o puestos de trabajo, que ya habéis visto las cifras en la entrevista, casi el doble cuesta el gasto sanitario, que, por cierto, pagamos entre todos. Muchos ánimos a todos, especialmente a ellos.
  • salomon09/01/11 00:00
    En Inglaterra además del fenómeno smirting existe otro fenómeno según la Asociación Médica británica que admite que 1 de cada 15 médicos abusan del acohol y otras drogas y trabajan mientras están intoxicados.
  • JL09/01/11 00:00
    a pesar de la evidencia médica de los últimos 25 años, los intelectuales y no intelectuales que defienden el tabaco han sido presa de su comercialización por parte de todo tipo de medios y personas durante más de 50 años, esto es como explicar a alguien que la tauromaquia es mala y estúpida, porque no trae nada bueno, y lo bueno es pasajero, como supongo un cigarrillo relaja a un fumador, los toros entretienen, pero si se tiene todo en cuenta deberíamos de dejar la mayoría de las cosas que forman nuestras vidas, y que el gobierno en conjunción con las tabacaleras sostiene.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo