Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

En 2013

La anorexia alcanza en Aragón las cifras más altas de incidencia

​Solo en 2013 se detectaron 109 casos nuevos. Los expertos hablan de un "rebrote" y piden el cierre de páginas Pro-Ana y Pro-Mía.

Paola Berné. Zaragoza 15/09/2014 a las 06:00
2 Comentarios
La modelo Isabelle Caro protagonizó en 2007 la controvertida campaña publicitaria Nolita ('No anorexia').Afp


Estética tipo 'emo', fotos de autoagresiones e imágenes de actrices y modelos extremadamente delgados con lemas y mensajes que invitan a convertirse en "princesas" o alcanzar la "ligereza" de una "mariposa" pueblan sin ningún tipo de control portales, blogs y redes sociales a golpe de búsqueda. Son los rasgos que definen a las denominadas páginas Pro-Ana y Pro-Mía, cuya proliferación se asocia ahora con un "preocupante" incremento de las altas tasas de anorexia y de bulimia.

"Los chavales hoy en día están tan condicionados por el culto al cuerpo, las tallas y las modelos que el volverse tan materialista supone un peligro", advierte el doctor Pedro Manuel Ruiz, jefe de psiquiatría del Hospital Clínico Lozano Blesa.

Solo en 2013, en Aragón se detectaron 109 casos nuevos de anorexia y de bulimia y la tendencia en 2014 augura un nuevo repunte. "Nos vienen entre tres y cinco volantes nuevos cada semana. Al final, terminamos llevando entre 500 y 600 casos en las consultas de la Comunidad", informan desde la Unidad de Psiquiatría Infanto-Juvenil del Hospital Clínico de Zaragoza.

En nueve de cada diez casos el paciente enfermo es adolescente y mujer, si bien cada vez se ven más casos de niños y niñas de entre 8 y 10 años. Detrás de estas historias se esconden auténticas crisis familiares: padres y madres que se castigan a ellos mismos con el divorcio, la soledad y la amargura de tener que convivir con un estado mental que no saben afrontar.

"El sufrimiento es horroroso y los peores casos acaban en suicidio o en problemas físicos y mentales muy graves. No queremos que se penalice al enfermo, sino al contenido que fomenta todo esto y atenta contra la integridad física de la persona", subraya este psiquiatra.


Reforma del Código Penal

La regulación en esta materia en España es laxa y prácticamente inexistente. Así pues, mientras que en países como Francia y Alemania la apología de la anorexia y la bulimia es un delito tipificado en el código penal que alberga incluso penas de cárcel, en España dichos contenidos se tildan de "perjudiciales y perniciosos" sin que por ello se les pueda perseguir ni condenar.


Aragón, por su parte, encabeza desde hace años la lucha contra esta enfermedad mental a través del apoyo a las familias que brinda ARBADA y la puesta en marcha de iniciativas que promueven la regulación de contenidos y el cierre de páginas a nivel estatal. Una lucha que enfrentan a diario cada vez más familias y que al toparse con Internet y las redes sociales entra en conflicto con el derecho a la libertad de expresión tras el que se amparan muchos de los portales denunciados por Consumo.
 

"De nada sirve perseguir el cierre de páginas si nos topamos con la oposición de los distribuidores. Con Internet no hay fronteras, pero tiene que haber un compromiso y la solución a nivel mundial viene de las propias empresas", puntualiza el director de Consumo del Gobierno de Aragón Sergio Larraga, quien puso sobre la mesa esta cuestión en las Cortes logrando el apoyo de los cinco grupos parlamentarios. Tras revisar 200 espacios webs que hacían apología de la anorexia y la bulimia, se logró el cierre de más de 160 portales. Sin embargo –lamentan– por cada clausura de un blog "pernicioso" se abren tres nuevos más.

"Tipificar en el Código Penal estos contenidos es una medida dura, pero creo que la gravedad del tema lo merece porque está totalmente descontrolado", afirma.  Una opinión que también comparte el doctor Pedro Manuel Ruiz, jefe de psiquiatría del Hospital Clínico Lozano Blesa.

"Queremos que se legisle a nivel estatal igual que la pornografía infantil o la apología del terrorismo, porque hoy por hoy se puede denunciar pero solo el dueño o el servidor decide si lo retira o no", apostilla este especialista.

Impedir que los contenidos Pro-Ana y Pro-Mía vean la luz no es una tarea fácil, pues en buena parte de los casos detectados la privacidad puede jugar en contra. "Las madres están asustadas porque no saben cómo cortarlo. Ya no es solo las páginas webs, ahora hay redes sociales con nombres que yo ya me pierdo… Al final no puedes estar todo el día controlándoles el móvil", se lamenta Mari Carmen Galindo, presidenta de ARBADA.
 


Contenidos "peligrosos" para el paciente 

Precisamente en esos grupos cerrados donde ni padres ni especialistas tienen control de lo que se difunde es donde afloran ahora los contenidos más peligrosos para estos pacientes. El doctor Pedro Ruiz explica que a estos se les denomina Pro-SI (del inglés 'self-injury') pues instan a la autolesión y en muchos casos al suicidio. "En los últimos años estamos viendo más casos en todas las Comunidades. Ha habido un rebrote que ha hecho aumentar la incidencia y volvemos a las cifras más altas con casos cada vez más complicados", lamenta el doctor Ruiz en alusión a las autoagresiones.

Según datos del departamento de Salud Pública, un 19% de adolescentes con trastorno alimenticio recurren a esta práctica. Los especialistas aluden al uso "abusivo" de las nuevas tecnologías para explicar este repunte. "Es perverso que algo tan positivo como la privacidad pueda volverse así contra uno mismo y tener efectos tan devastadores paras las familias", valora Larraga.


Cómo educar una mente enferma

Entre tanto, cientos de afectados, con el apoyo de las asociaciones, familiares y especialistas, luchan día a día por ganarle el pulso a la enfermedad. "Primero tenemos que educar, porque una mente enferma es muy difícil de controlar. Nosotros trabajamos fundamentalmente con los padres para ayudarles a entender este trastorno y que puedan a su vez ayudar a sus hijos", añade el doctor Pedro Ruiz. Los especialistas coinciden en que dependiendo de la actitud de la familia se da "un buen o un mal pronóstico" de la enfermedad. Por eso, el apoyo al profesional y el saber estar al quite en todo momento es fundamental para que la cabeza del enfermo no se "desbarate".

"Hoy por hoy tenemos muchos frentes abiertos y cada vez surgen nuevos añadidos, por eso es importante que los padres hablen con los hijos de lo que ven y de lo que leen; no se trata de espiarles porque ni es educativo ni ayuda, pero sí advertirles que hay riesgos, que no todo lo que sale en las pantallas es verdad y que sean escépticos con todo esto", concluyen comprometidos los expertos.  

Ir al suplemento de salud.
Relacionadas


  • Mujer15/09/14 11:52
    En mi humilde opinión, el problema principal no son este tipo de páginas. Pesa más ir a una tienda de ropa y no encontrar talla o ropa que te siente bien porque no está hecha pensando en el cuerpo de la mujer, sino en los dictámenes de la moda, además del hecho de que la imagen está sobrevalorada y muy ligada al éxito social. En una época como la adolescencia, eso te marca mucho. En nuestra cultura, no se enseña a aceptar el cuerpo de la mujer tal y como es.
  • Edu15/09/14 09:41
    Todos a criticar la extrema delgadez en las chicas (lo cual me parece genial que se critique) y venga a poner mensajes de que las chicas de verdad tienen curvas... pero luego a poner me gusta en los chicos marcando tableta eh? que eso sí está bien y es natural y mola mogollón. El problema de la anorexia es algo muy serio, pero mucha hipocresía es lo que hay también.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo