Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CIENCIA

Los niños podrán patentar, convertir en prototipos y comercializar sus ideas

El proyecto se llama 'mini' MIBA y busca activar la imaginación de los chicos de entre 5 y 12 años. Tiene lugar en el Museo de las Ideas y los Inventos de Barcelona.

SERGIO ANDREU (EFE). BARCELONA Actualizada 14/01/2012 a las 20:02
0 Comentarios

De la idea bosquejada por un niño en un papel puede surgir un gran invento. El Museo de las Ideas de Barcelona ha puesto en marcha un concurso para no desaprovechar ninguno de estos bocetos y que las mejores ocurrencias se traduzcan en un prototipo, se patenten e incluso puedan salir al mercado.

El proyecto se llama 'mini' MIBA (siglas con las que se conoce a este Museo de las Ideas y los Inventos de Barcelona) y busca activar la imaginación de los chicos de entre 5 y 12 años, a quienes, tras la visita a este museo donde se exhiben prototipos de sorprendentes ingenios, se les invita a pensar un objeto o una herramienta que les gustaría que existiera, y a dibujarla.

La iniciativa, que se puso en marcha el pasado octubre, se prolongará durante diez meses. De todos los bocetos elaborados, cada mes, un jurado formado por profesionales del diseñado industrial y creativos elegirá las tres ideas más ingeniosas y con mayores posibilidades, y a sus pequeños 'pensadores' se les premiará con la gestión de la patente gratuita.

De acuerdo con los padres de los 'inventores', éstos ayudarán a definir un poco más el "esqueleto del concepto" a los creativos del taller BERMAC -entidad colaboradora del proyecto-, que serán los responsables de construir el prototipo y que tendrá la patente concedida por el despacho J. Isern -el otro socio del 'mini MIBA'- para evitar que algún listo "le quite el caramelo al niño".

A los inventores se les informará además sobre cómo es el proceso de construcción, así como lo que supone e implica una patente.

El director del museo, Pep Torres, ha explicado que se ha pensado incluso en poner en el mercado aquellos inventos que puedan tener una vida comercial. Torres recuerda que la idea del concurso surgió del propio taller que hay en el MIBA dedicado a los más jóvenes, en donde éstos pueden dibujar sus inventos tras la visita.

"Nos dimos cuenta de que entre los dibujos que se hacían en unos minutos había ideas muy buenas, de mucha calidad, que podían ser patentadas con un poco de ayuda", explica este emprendedor, impulsor del museo.

El aluvión de propuestas que se han presentado son realmente curiosas, y entre las que no han prosperado por demasiado fantasiosas está el "robot que lo hace todo", incluido los deberes de la escuela, u otros que a priori parecen tener demasiadas complicaciones tecnológicas, como un secador de pelo sin conexión eléctrica por cable.

Torres recalca que hasta que no se hayan logrado cerrar las patentes no se puede adelantar cuáles han sido las primeras ideas premiadas por el concurso en estos primeros meses, ya que cualquier filtración puede "inspirar" a otros inventores.

No obstante, señala que varias de estas ideas están dirigidas a hacer la vida más fácil y cómoda, desde mobiliario del hogar a objetos para la cocina. !Habrá que esperar!.

Los responsables del MIBA prevén que los prototipos de los mini inventos seleccionados se puedan exhibir durante 2012 en las diversas ferias internacionales a las que el museo barcelonés tiene previsto acudir, entre ellas las de Londres, Pittsburg, Zagreb o Las Vegas.

En el proyecto también se contará con la colaboración de estudiantes del ciclo de grado superior de diseño de joyería artística de la Escuela de Trabajo que se encargarán de realizar los prototipos de los inventos que encajen con su especialidad.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual