Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

BLOGS

La UE debate cómo ponerle puertas al campo <br />

Un informe de la Eurocámara sobre medios de comunicación incluye por primera vez las bitácoras. Los internautas consideran que el "carnet de bloguero" es "innecesario" y los intentos de control sobre la red, "preocupantes".

ISABEL CEBRIÁN Actualizada 12/10/2008 a las 21:11
0 Comentarios

La Eurocámara ha levantado la polémica en torno a los blogs, las publicaciones en Internet creadas por todo tipo de usuarios que permiten escribir artículos, incluir en ellos enlaces a otras páginas y recoger comentarios de los lectores. La chispa ha sido un informe sobre la concentración y el pluralismo en los medios de comunicación, que incluía en uno de sus puntos una referencia a las bitácoras. Los parlamentarios europeos han decidido debatir todas las cuestiones relacionadas con el estatuto de los weblogs, con propuestas tan polémicas como la creación de un registro voluntario de blogueros activos. La resolución aprobada el pasado 22 de septiembre daba marcha atrás en el punto más controvertido del informe original de la eurodiputada estona Marianne Mikko, que pedía "clarificar el estatuto de los blogs y otros sitios informativos generados por usuarios para aplicarles las mismas normas que se les exigen a las demás formas de expresión pública".

Es este punto el que los blogueros encuentran "innecesario" y "peligroso". "Escribir en Internet no es muy diferente de escribirles una carta a tus amigos, y un blog no es más que una herramienta. Hay quien lo usa para poner fotos de sus críos, para compartir recetas o para contar cuentos. Regular herramientas es pensar que pueden ser malas de por sí, cuando lo malo son los usos que se les dan. Sería como prohibirte tener un martillo porque puedes hacer daño con él, o prohibirte usar un boli porque te permite escribir calumnias", opina Fernando Tricas, de la empresa aragonesa Blogia, pionera en ofrecer a los usuarios una plataforma desde la que crear sus bitácoras.

Otros miembros activos de la blogosfera aragonesa ven el peligro de que una directiva de este tipo sea un intento de "controlar la libertad de expresión". "Sería contraproducente ponerle cortapisas a algo que permite crear un punto de vista múltiple y variado de la realidad", apunta el periodista y bloguero Jorge Romance. "Es cierto que desde un blog se puede difundir información no veraz o capciosa, pero también los medios tradicionales pueden usar su poder para difundir informaciones con un determinado enfoque. Además, no vale la excusa de los delitos, ya que hay tecnología suficiente como para rastrear el paradero de quien lo ha cometido".

Perseguir delitos en la red


Este aspecto lo conoce bien Pedro J. Canut, abogado experto en derecho en Internet, que corrobora que "la policía científica está de sobra preparada para perseguir delitos informáticos". Él, que tiene una visión menos idealista que Romance respecto a los blogs como "periodismo ciudadano" ("los blogs no son un medio de comunicación sino un medio de comunicarse", le gusta decir) cree que son precisamente los adalides de una nueva era de la información los que "han pedido a gritos" esta regulación. "Los blogs no han nacido para suplantar al periodismo. La mayoría de las bitácoras responden a intereses personales. Pero hay muchos blogueros que empiezan a ver su actividad como un negocio. Y si es un negocio, tienen la obligación de cumplir con la ley de servicios de la sociedad de la información, de pagar sus impuestos", dice el jurista.


Con todo, aunque es evidente la proliferación de empresas con ánimo de lucro o de usuarios que emplean los blogs con fines comerciales -desde los que colocan publicidad en su página para costear el alojamiento, hasta los que llegan a cobrar por escribir &apos;posts de encargo&apos; recomendando productos o servicios-, el propio sistema de blogs se autorregula. "A la larga, si tú publicas algo sobre un servicio o producto de forma lucrativa y tu opinión está rodeada de otras muchas que dicen lo contrario, eso va a ir contra tí", opina Gabriel del Molino, de la empresa aragonesa CAMYNA. "En Internet es más fácil contrastar la veracidad de una información, y los canales que avisan de esa falsedad son más eficaces", opina este bloguero. Por su parte, Canut define la blogosfera como una "meritocracia": "Bloguespierre -el alias del abogado en la red- no necesita una regulación; la obligación de la información veraz ha de pedirse a quienes se consideren un medio de comunicación".


Mil nuevos blogs al día

Esta propuesta de debate de la UE, que por un lado asusta a los blogueros pero por otro lado alegra a los usuarios -"a lo mejor si debaten sobre los blogs, los políticos se enteran de una vez de qué va la cosa", comenta Tricas-, tiene, según los entrevistados, difícil aplicación. "Sería como ponerle puertas al campo", dice Del Molino. "Cada hora se crean aproximadamente mil blogs en toda Europa, así que controlarlos no parece factible", cree Romance. "Además de que va a ser muy difícil controlarlos a todos, un registro de blogs iría en detrimento de las empresas españolas que se dedican a dar soporte a las nuevas tecnologías. Lo ejemplifica Tricas, de Blogia: "No recibimos "spam"; -envíos masivos de publicidad por correo electrónico- de empresas españolas, porque es delito. Pero sí lo recibimos de empresas de otros países. Si hubiera un control sobre los blogs, la gente terminaría llevándose sus blogs a empresas de fuera de Europa para esquivar esos controles".

Por parte de los blogueros, está claro hacia qué lado se inclina la balanza del debate. Mientras, los blogs seguirán siendo una herramienta que pone en contacto a gente con intereses similares y que genera corrientes de opinión sin cortapisas ni barreras de acceso.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo