Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Reino Unido

El príncipe Carlos de Inglaterra, ileso tras atropellar un ciervo en Escocia

El hijo de la reina de Inglaterra, Isabel II, iba al volante de un Audi A4 que quedó "grávemente dañado".

Agencias. Reino Unido Actualizada 15/09/2016 a las 18:10
Etiquetas
SERBIA R.UNIDOANDREJ CUKIC

El príncipe Carlos de Inglaterra salió ileso el pasado fin de semana de una colisión con un ciervo cuando conducía por Balmoral, la finca escocesa de la reina Isabel II, según informó el tabloide "Mirror".

Clarence House, residencia oficial del príncipe, ha rehusado dar detalles sobre el incidente, que se produjo cuando Carlos iba al volante de un Audi A4 que quedó "gravemente dañado", según el periódico.

Una fuente citada por el "Mirror" relata que el heredero al trono británico, de 67 años, se encontraba "agitado" tras el choque aunque no sufrió daño alguno, mientras que se desconoce si el ciervo sobrevivió al accidente.
"Carlos es un conductor prudente, pero a veces (los ciervos) se lanzan hacia la carretera y hay poco que puedas hacer. Debió de ser un susto enorme para él", comentó esa fuente.


Según la Asociación de Automovilistas británica (AA), entre 40.000 y 75.000 ciervos mueren cada año en las carreteras del Reino Unido, unos accidentes que causan heridas a más de 450 personas al año y provocan daños en vehículos valorados en 11 millones de libras (13 millones de euros).


Diversos miembros de la familia real británica se reunieron el pasado fin de semana en Balmoral, donde el príncipe Carlos fue visto conduciendo el vehículo con el que más tarde sufrió el percance.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual