Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Animales

Los perros fueron domesticados hace 12.000 años en Europa y Asia

Los científicos creen que los primeros perros domésticos aparecieron simultáneamente en dos zonas del Planeta.

Europa Press. Madrid Actualizada 02/06/2016 a las 21:13
El perro fue domesticado a partir del lobo.

La pregunta sobre la procedencia de los perros domésticos ha desconcertado a los investigadores durante mucho tiempo, con argumentos sobre que los seres humanos domesticaron a lobos por primera vez en Europa o que la domesticación sucedió en Asia Central o China. Un nuevo estudio, publicado en 'Science', sugiere que ambas afirmaciones pueden ser correctas y que los perros pueden haber sido domesticados dos veces en lugar de una, como se creía.

Con el apoyo financiero del Consejo de Investigación Europeo y el Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural, un amplio equipo internacional de científicos comparó datos genéticos con la evidencia arqueológica existente y mostraron que el mejor amigo del hombre puede haber surgido de forma independiente a partir de dos (posiblemente ahora extintos) poblaciones de lobos separadas que vivían en lados opuestos del continente euroasiático.

Este importante proyecto de investigación internacional sobre la domesticación del perro, dirigido por la Universidad de Oxford, en Reino Unido, ha reconstruido la historia evolutiva de los perros mediante la secuenciación del genoma (en el Trinity College de Dublín) de un viejo perro de tamaño mediano de 4.800 años a partir de huesos excavados en un pasaje neolítico en Newgrange, Irlanda.

El equipo -entre ellos investigadores franceses con sede en Lyon y en el Museo Nacional de Historia Natural de París-- también obtuvo el ADN mitocondrial de 59 perros antiguos que vivieron hace entre 14.000 y 3.000 años y luego se compararon con las firmas genéticas de más de 2.500 perros modernos estudiados previamente.


Los canes modernos

Los resultados de los análisis demuestran una separación genética entre las poblaciones de perros modernos que actualmente viven en el Este de Asia y Europa. Curiosamente, esta división de la población parece haber tenido lugar después de la primera evidencia arqueológica de perros en Europa.


La nueva evidencia genética muestra también una rotación de población en Europa que parece haber reemplazado a la mayoría de la población más temprana de perro doméstico allí, lo que apoya la evidencia de que hubo una llegada posterior de perros de otros lugares. Por último, una revisión de los registros arqueológicos muestran que los primeros perros aparecen tanto en el este como el oeste, hace más de 12.000 años, pero en Asia Central no antes de hace 8.000 años.


Combinados, estos nuevos hallazgos sugieren que los perros fueron domesticados por primera vez a partir de poblaciones de lobos geográficamente separados en lados opuestos del continente euroasiático. En algún momento después de su domesticación, los perros del este se dispersaron con la migración de los seres humanos en Europa, donde se mezclaron y, en su mayoría, reemplazaron con perros europeos más tempranos.

La mayoría de los perros hoy en día son una mezcla de perros orientales y occidentales, una de las razones por la que los estudios genéticos previos han sido difíciles de interpretar. El proyecto internacional -una combinación de datos genéticos antiguos y modernos con investigación morfológica y arqueológica detallada- está analizando miles de perros y lobos antiguos para probar esta nueva perspectiva e identificar el momento y el lugar de los orígenes la mascota humana más antigua.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual