Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

​Hemeroteca

Una mujer escucha la radio a través de sus dientes

El oro, sus empastes y la saliva forman un receptor. Suena a locura, pero el dentista que atendió a la mujer que protagoniza esta historia encontró hace 46 años una razón científica para explicar el hecho de que esta ciudadana del sureste de Estados Unidos fuera una radio viviente.

Documentación 02/04/2016 a las 06:00
La noticia fue publicada el 29 de marzo de 1970.

Es medianoche y usted está profundamente dormido y, repentinamente, es despertado por una interpretación del ‘himno de batalla de la República’.
¿Incómodo? Si, y especialmente cuando ninguna radio o tocadiscos está conectada en su casa o en la de sus vecinos.


Un ama de casa de Daytona, que consintió hablar sobre el asunto, solo si su nombre era silenciado, ha estado recibiendo sonidos por sus empastes y coronas dentales desde la noche del 16 de marzo.

Cuando se encontraba sentada con su familia en el salón de su casa, una orquesta comenzó a sonar. Entonces la mujer pidió a uno de sus hijos que apagase la radio, y el niño contestó que estaba apagada. Pero la música continuaba.


Dos días después, su marido se acordó, al leer, de otro caso en que los dientes habían captado ondas de radio. Mandó a su mujer al dentista, el doctor J. H. Long, que les explicó que dos metales como el oro y la pasta de los empastes, más el ácido que tiene la saliva, podrían formar un sistema receptor.


El dentista le cambió una corona de oro y le recetó que usase bicarbonato de sosa para anular esos efectos. El sonido, después de todo, ha bajado dos veces en intensidad.


En cuanto a su descanso cotidiano, la señora tiene que dormir en un motel que está casi a dos kilómetros de distancia de su casa, y que se encuentra fuera del campo de acción de las ondas de radio.

Algunos expertos en electrónica suponen que la señal proviene de alguien que transmite con un tocadiscos a un altavoz en otro punto de la casa de ella, por medio de un sistema de hilos. En vez de alcanzar solamente otras habitaciones, decían ellos, la señal se desplaza más de una milla.

La señora ha dado nombres concretos de más de cuatro canciones que ha sintonizado.

DAYTONA (Florida). AP-EFE

Recopilado por Elena de la Riva y Mapi Rodríguez. Documentación de Heraldo de Aragón.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo