Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Gente

El artista Slim Dalí, sobrino nieto de Salvador Dalí, murió por sobredosis

La novia del músico de jazz encontró su cuerpo sin vida en su habitación rodeado de "parafernalia relacionada con las drogas".

Efe. Londres Actualizada 07/03/2016 a las 22:28
Etiquetas

Un juez forense ha determinado que el pintor y músico Slim Dalí, sobrino nieto del pintor surrealista español Salvador Dalí, fallecido el 23 de octubre en Londres, murió por una sobredosis de metanfetamina, informan este lunes los medios británicos.

Dalí, hijo de la actriz francesa Stéphane Audran, había nacido en Túnez hace 49 años, y vivía en la capital británica desde hacía más de dos décadas.

La novia del músico de jazz encontró su cuerpo sin vida en su habitación, rodeado de "parafernalia relacionada con las drogas", señala la investigación judicial, que subraya que la hepatitis B que sufría Dalí influyó en que la dosis de narcóticos resultara letal.

Una de las residentes en Athlone House, edificio donde vivió Dalí los últimos 20 años, en el barrio londinense de Kentish Town, le rinde tributo en un diario local de ese distrito.

"Durante más de una década, Slim ha sido una estrella en auge como intérprete de jazz y como pintor", relata Céline La Franiere en "The Kentishtowner".

"La gente se ha preguntado cómo alguien como Slim Dalí podía vivir en un edificio de viviendas sociales como este. La respuesta, en parte, es sencilla. Slim amaba pertenecer a esta comunidad, a pesar de que su extraña apariencia hacía que los vecinos le miraran de reojo", describe La Franiere.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual