Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Caza ilegal

Cuarenta elefantes mueren envenenados con cianuro en el parque donde mataron al león Cecil

China prohíbe importar marfil como trofeo de caza durante un año para evitar su comercio ilegal.

Actualizada 15/10/2015 a las 14:07
Etiquetas
Un elefante envenenado en Aceh Jaya, en Indonesia, otro de los lugares donde suelen aparecer paquidermos muertos víctimas del comercio ilegal de marfil.AFP

Guardabosques del Parque Nacional Hwange de Zimbabue, el mismo en el que un cazador furtivo mató al león Cecil, descubrieron este martes los cadáveres de 26 elefantes que fueron envenenados con cianuro. La organización Bhejane Trust y la Autoridad de Parques y Administración de la Vida Silvestre lo hicieron público este miércoles, una semana después de que otros 14 elefantes aparecieran muertos por cazadores furtivos para traficar con el marfil.

De acuerdo con la autoridad y Bhejane Trust, que realizan un seguimiento de los animales en conjunto, los 26 animales muertos fueron hallados el martes. Catorce colmillos fueron recuperados de estos elefantes y otros también fueron desprendidos, pero no recuperados.  "Los cazadores furtivos fueron probablemente perturbado por los guardaparques que patrullan la zona, puesto que algunos de los colmillos fueron recuperados", ha destacado Trevor Lane, fundador de Bhejani Trust, a Associated Press. "Pero es evidente que la intoxicación por cianuro se está convirtiendo en un gran problema en el parque y se debe incrementar la vigilancia".

Según informó una de las responsables del parque, Caroline Washaya Moyo, los guardabosques encontraron a 16 elefantes en una zona conocida como Lupande antes de toparse con otros 10 en Chakabvi.

Washaya Moyo agregó que no se han hecho detenciones y las investigaciones están en proceso.

Se calcula que 300 elefantes murieron en el mismo lugar, mediante el mismo procedimiento, en el año 2014.
 

China prohibe durante un año importar marfil como trofeo de caza 


Precisamente este jueves, el Gobierno chino ha prohibido durante un año las importaciones de marfil adquirido como trofeo de caza en el último intento por luchar contra el comercio ilegal de colmillos de elefante en el país, lo que está poniendo a la especie en peligro de extinción.

Según un comunicado, la Administración Estatal Forestal de China dejará de aprobar este tipo de importaciones desde este jueves hasta el 15 de octubre de 2016.

En un año de duras críticas contra China, centro mundial de comercio ilegal de colmillos de elefantes y cuya demanda está amenazando la especie, el Gobierno está demostrando su "determinación" con la protección de los paquidermos, según destacó un representante del organismo.

El anuncio se produce después de que las autoridades impusieran en febrero la prohibición de la importación de marfil esculpido durante un año, una medida que se sumó al aumento de los procesos contra contrabandistas y las incautaciones de este material en la frontera.

Ahora, las autoridades están revisando el impacto de esa medida tomada a principios de año de cara a extenderla.

El comercio y venta de marfil es legal en China desde que la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) le otorgó un permiso para comprar este material de cuatro países de África y venderlo dentro de sus fronteras, siempre conforme a una regulación adecuada del mercado.

Cada una de las tiendas en territorio chino (actualmente existen unas 200, según datos oficiales) debe mostrar un certificado que supuestamente permite "rastrear" el producto hasta su origen, si bien en numerosas ocasiones estas identificaciones están falsificadas.

Según los naturalistas, esta situación evidencia que el mercado legal en China ayuda a blanquear el marfil obtenido ilegalmente. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual