Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Iglesia católica

El Papa insta al Sínodo a buscar, acoger y acompañar al hombre contemporáneo

En la apertura del sínodo sobre la familia, aborda la soledad y el amor entre hombre y mujer.

Efe. Ciudad del Vaticano Actualizada 04/10/2015 a las 12:15
El papa Francisco preside el Sínodo de los Obispos para la Familia.Tiziana Fabi/Afp

El papa Francisco instó este domingo a buscar, acoger, y acompañar al hombre contemporáneo y abogó por hacerlo con fidelidad, con una verdad que no responde a modas y con una caridad que "no señala con el dedo para juzgar a los demás".

"La Iglesia debe buscarlo (al hombre contemporáneo), acogerlo y acompañarlo, porque una Iglesia con las puertas cerradas se traiciona a sí misma y a su misión, y en vez de ser puente se convierte en barrera", dijo durante la misa de apertura del Sínodo Ordinario para la familia, celebrada en la basílica de San Pedro.

Su homilía estuvo centrada en tres aspectos: el drama de la soledad, el amor entre el hombre y la mujer y la familia.

El primer concepto que abordó fue el de la soledad, "el drama que aún aflige a muchos hombres y mujeres", como los ancianos, los viudos y viudas, los abandonados por sus parejas, los inmigrantes o los jóvenes "víctimas de la cultura del consumo, del usar y tirar".

"Son cada vez más las personas que se sienten solas, y las que se encierran en el egoísmo, en la melancolía, en la violencia destructiva y en la esclavitud del placer y del dios dinero", lamentó.

El segundo aspecto que destacó fue el del amor entre hombre y mujer y defendió que "el objetivo de la vida conyugal no es solo vivir juntos, sino también amarse para siempre" porque para Dios "el matrimonio no es una utopía de adolescente, sino un sueño sin el cual su criatura estará destinada a la soledad".

En este sentido denunció la "cada vez menor seriedad en llevar una relación sólida y fecunda de amor" y dijo que "el amor duradero, fiel, recto, estable, fértil es cada vez más objeto de burla y considerado como algo anticuado".

Por último, abordó el tema central del Sínodo, el de la familia, y señaló que "en este contexto social y matrimonial bastante difícil, la Iglesia está llamada a vivir su misión en la fidelidad, la verdad y la caridad".

"Fidelidad (...) para defender la sacralidad de la vida, de toda vida; para defender la unidad y la indisolubilidad del vínculo conyugal como signo de la gracia de Dios y de la capacidad de hombre de amar en serio", afirmó.

La Iglesia, en la opinión del Papa, también tiene que vivir su misión en la verdad "que no cambia según las modas pasajeras o las opiniones dominantes", que "protege al hombre y a la humanidad de las tentaciones de autoreferencialidad y de transformar el amor fecundo en egoísmo estéril, la unión fiel en vínculo temporal".

Asimismo recomendó la caridad "que no señala con el dedo para juzgar a los demás sino que -fiel a su naturaleza como madre- se siente en el deber de buscar y curar a las parejas heridas".

Con esta ceremonia, el papa Francisco inauguró la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que en esta ocasión versará sobre el ámbito familiar y las situaciones que le afectan en el mundo contemporáneo.

En el Sínodo Ordinario participarán un total de 270 padres sinodales, entre obispos, cardenales, arzobispos, patriarcas, párrocos y religiosos y las primeras sesiones comenzarán mañana.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual