Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Curiosidades

Dos niños rusos se dan a la fuga de una escuela infantil para comprar un Jaguar

Cavaron un túnel en el arenero del recreo y salieron en dirección a un concesionario de coches de lujo.

Heraldo.es 09/09/2015 a las 12:40
Etiquetas

Lo tenían todo bien planeado para alcanzar la libertad, como si se tratara de dos presos planificando su huida. Pero en realidad  son dos niños rusos de cinco años los protagonistas de una fuga casi de película. Ambos lograron escapar de la escuela infantil en la que estaban escolarizados cavando un túnel con las palas de jugar en la arena.

Desde el jardín, en la zona del arenero, durante varios días se dedicaron a sacar tierra hasta lograr abrir el boquete con la suficiente anchura y profundidad como para escapar del recinto escolar, según informa el medio ruso Komsomolskaya Pravda.  

Lo curioso del caso es que lo primero que hicieron los dos pequeños fue caminar un kilómetro para tratar de llegar a un concesionario de coches de lujo, lugar en el que tenían la ilusión de comprar un Jaguar.  En el camino, una conductora se sorprendió al ver a dos pequeños andar solos y les preguntó a dónde se dirigían. Confesaron que iban directos a comprar un Jaguar pero no tenían dinero. La mujer metió a los niños en el coche y los llevó a comisaría. 

Los hechos han ocurrido en la ciudad de Magnitogorsk, en la región de los Urales. En la guardería se dieron cuenta de su ausencia media hora después de la fuga. Los padres de los menores presentaron una queja contra la guardería.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo