Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Discapacidad

​Una voz para las personas con parálisis cerebral severa

​Científicos españoles desarrollan un sistema que transforma sus pensamientos en sonidos.

Cristian Reino. Barcelona Actualizada 08/07/2015 a las 23:01
Los investigadores Mara Dierssen y Marcos Quevedo, del Centro de Regulación Genómica.Efe

Un equipo científico español trabaja en hacer posible lo que parece imposible: que las personas con parálisis cerebral severa puedan comunicarse a través de sus emociones y pensamientos, sin necesidad de controlar sus propios movimientos.

Actualmente existen sistemas que traducen las señales que emiten pacientes con discapacidad cerebral muy alta, pero la mayoría necesitan control motor, por ejemplo, siguiendo el movimiento de la retina en los ojos. Los pacientes que sufren espasmos o que no consiguen controlar ningún aspecto motor de su cuerpo quedan excluidas y no pueden usar dichos sistemas de comunicación. Otro inconveniente es que muchos de estos dispositivos que ya están en el mercado es que no permiten un análisis en tiempo real, es decir, requieren un procesado de la información pasado un tiempo desde que el usuario ha emitido la señal.

De ahí la gran novedad del proyecto llamado 'Brain Polyphony', que están desarrollando el Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona, Starlab y la Universidad de Barcelona: el dispositivo ya ha dado voz a personas de las que no se sabía ni siquiera si eran capaces de comprender lo que sucede a su alrededor.
Se trata de una aplicación -compuesta por un casco que mide los impulsos y un software que los traduce- que convierte las ondas cerebrales en sonido en tiempo real. Dicho de otra manera, crea sonido a partir de las emociones y sin necesidad de control motor por parte del paciente. Las personas con discapacidad que no pueden comunicarse por si solas ni mediante otras herramientas ya existentes pueden empezar a ver la luz con este sistema.


Está aún en una fase inicial (se ha probado de manera satisfactoria en dos pacientes y serían necesarios unos quince) y de momento permite comunicar solo emociones, como la alegría o la tristeza. Pero en el futuro podría ser muy útil para que las personas con parálisis cerebral pudieran llegar a controlar algunos de los aparatos del hogar (todos los que estén conectados a la red y a un ordenador), como apagar la luz, bajar la persiana, o para intervenir en su propia movilidad con la silla de ruedas. Podría incluso llegar a suplantar al cuidador en algunas de sus funciones, ya que "si el paciente es capaz de controlar respuestas básicas entonces puede llegar a modelar su entorno", según afirmó este miércoles el investigador del Barcelona Research Art & Creation de la UB, Efraín Foglia, durante la presentación del avance científico.


La responsable del proyecto, la científica del CRG, Mara Dierssen, explicó que este nuevo sistema "sonifica las emociones del paciente a través de la actividad eléctrica cerebral, cardíaca, muscular y de acelerometría". Se trata de un casco, que se coloca en la cabeza con neurosensores y medidores cardíacos que transmiten los impulsos eléctricos del cerebro, los latidos y la actividad muscular a un ordenador, que analiza la reacción emocional. Según la intensidad de las ondas cerebrales o el ritmo cardíaco, el aparato puede deducir si esa persona que sufre una parálisis cerebral, y por tanto no puede expresarse ni verbal ni físicamente, siente emociones positivas (felicidad) o negativas (tristeza o enfado) en mayor o menor intensidad. Una primera fase en la comunicación, que a día de hoy se reduce a 25 conceptos muy simples, como "sí, no" o "estoy cansado", pero que suponen un"salto cualitativo en la comunicación" de ese paciente con su cuidador o familiar, según Flogia .







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual