Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Estudio

El 44% de los aragoneses no cree en Dios pero sí en "energías"

Esta es la percepción de la generación "Milennial", la mejor preparada y asidua a las redes sociales.

Efe. Madrid Actualizada 25/04/2015 a las 23:42
4 Comentarios

Los asturianos, cántabros y gallegos son los jóvenes, entre 16 y 24 años, que en mayor número opinan que no existe Dios "en absoluto", mientras que el 44% de los aragoneses creen en "energías" que nos influyen y navarros, castellanomanchegos y murcianos se declaran más creyentes, en concreto católicos.

Este es el perfil de la conocida como generación "Millennial", la mejor preparada, con mayor nivel de inglés y asidua a las redes sociales.

La mayoría de estos jóvenes vive en casa de sus padres, estudia y no trabaja y, al ser preguntado por sus creencias religiosas, el 31% asegura que no cree en dios, aunque sí en que hay "energías que nos influyen"; el 29% considera que "no existe dios en absoluto"; un 16% sí cree que hay dios, pero no el que presentan las religiones; y el 14% afirma creer en el Dios de los católicos.

Además, la mayoría, un 49% piensa que no hay vida después de la muerte, frente a un26 % que sí lo cree y un 25% que duda. Así lo concluye el tercer barómetro "Cambridge Monitor", publicado por Cambridge University Press (editorial de la universidad inglesa del mismo nombre).

La creencia u opinión sobre religión de estos jóvenes -que en un porcentaje del 84% asegura que tendrá que abandonar España para encontrar trabajo- también muestra diferencias según la clase social a la que pertenecen.

Entre los de clase alta, el 16% es católico o cree que hay un dios diferente al que presentan las religiones, un 29% no es creyente y un 28% piensa que hay energías que nos influyen.

Respecto a la clase media, el mayor porcentaje (32%) no cree, y el menor (13%) es católico.

El 38% de los jóvenes de clase baja cree en la influencia de "energías", frente a un 13% que es católico y un 24% que no cree.

Además, hay diferencias entre mujeres y hombres pues, por ejemplo, el 32% de los hombres cree que no existe dios, frente a un 27 % de mujeres, mientras que el 34% de ellas piensa que hay "energías" que nos influyen, frente al 27% de ellos.

El 15% de las mujeres y el 14% de los hombres se declaran católicos.

En cuanto a los estudios, el 19% de los jóvenes que optan por la rama de las letras se considera católico, mientras que este porcentaje desciende al 12% entre los que estudian ciencias.

El 33% de los estudiantes de ciencias no cree en ningún dios, frente al 28% de los de letras.


  • yyyyy28/04/15 19:37
    porque el 44% son rojos 
  • Pedro26/04/15 19:46
    Las noticias que no queréis no salen ni en portada, ¿eh? Hay que caer bajo...
  • Carlos26/04/15 12:26
    Sólo hay que ver las iglesias. #1 Jesús G, por mucho que lo repitáis, para tener valores no hace falta seguir una religión (y menos una que intenta imponer unas actitudes que dan bastante vergüenza ajena), ni los más listos son los creyentes... Sólo hace falta un entorno que sepa educar, y a ti revisar esos datos porque no has dado una. La superioridad moral e intelectual de algunos creyentes es bastante pedante.
  • Jesus G26/04/15 08:50
    Qué cierto es ese dicho popular que señala que cuando el hombre deja de creer en Dios, se convierte a sí mismo en uno. Se ve bien cómo las nuevas generaciones se comportan con mayor soberbia, desprecio a sus mayores y pasotismo. En buena parte, son fruto de las políticas de sus padres que nunca les han orientado a formar criterio; les han dejado analfabetos espiritual y moralmente. Y, según los datos educativos comparados, no muy bien preparados académicamente.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual