Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Ayuda humanitaria

“Cada año cuesta un poco más encontrar familias de acogida, pero siempre se acaba consiguiendo”

La iniciativa 'Vacaciones en Paz', que cada año trae a Aragón unos 150 niños saharauis, se mantiene ante las dificultades de la crisis.

V. M. Zaragoza Actualizada 23/04/2015 a las 08:30
0 Comentarios
Niños saharauis en Zaragoza el verano pasadoGuillermo Mestre

De finales de marzo a mediados de mayo. Ese es el escueto plazo que se marcan cada año las organizaciones involucradas en el programa 'Vacaciones en Paz' para encontrar familias de acogida en Aragón que saquen de la rutina y del asfixiante calor de los campos de refugiados de Tinduf, en Argelia, a unos 140 niños saharauis de entre 9 y 12 años.

Este programa, que lleva ya más de quince años funcionando con normalidad, ha conseguido mantenerse a flote en Aragón gracias a la solidaridad de las familias y al apoyo de las instituciones, que han preservado la subvención a los vuelos para que se sigan manteniendo con una capacidad similar a la de otros años, mientras, en el conjunto del país el número de niños acogidos ha caído en más de un 50%, pasando de más de 10.000 en los años anteriores a la crisis, a poco más de 5.000 los últimos veranos.

Sin embargo, este año, como en las últimas dos campañas, las organizaciones involucradas están encontrando problemas para cubrir el cupo de familias. “Hace unos años para estas alturas ya teníamos a todos los niños asignados e incluso había lista de espera. Los últimos años está costando cada vez un poco más, pero siempre se acaba sacando adelante”, señala Oriol Gavín, promotor del programa en Arapaz, una de las organizaciones que lo impulsan en la provincia de Zaragoza.

El objetivo marcado por las cinco ONGs que sirven de vínculo entre los niños y las familias de acogida -Arapaz y Um Draiga en Zaragoza, Alouda en Huesca, y en Teruel, Asaps, en el Bajo Aragón, y Lestifta, en la capital- es el mismo cada verano: intentar llenar un avión completo. El año pasado lograron traer a 146 chavales, este año el objetivo es idéntico, y por eso hacen un llamamiento a cualquier familia interesada.

“En las últimas tres campañas no ha sido tan sencillo debido a las circunstancias de las propias familias. La inestabilidad laboral ha mermado mucho la decisión de algunas familias que no se sienten del todo seguras económicamente”, explica Jesús Maestro, representante de Um Draiga, la plataforma de Amigos del Pueblo Saharaui de Aragón, quien señala que los trámites, una vez dada la confirmación por parte de las familias, son más que sencillos. Las organizaciones e instituciones son los que se encargan del visado y los permisos. “Lo único que hace falta es tiempo para dedicar a los niños, que se integran siempre muy bien. Cada año colaboran desde solteros a parejas jóvenes y jubilados que superan los 65 años, y muchos repiten cada verano”, señala.

En la actualidad, solo se han conseguido encontrar entre un 60 y un 70% de las familias, la mayoría son casas que vuelven a acoger a los mismos menores que otros veranos, y el plazo que manejan las ONGs pasa por poder iniciar todos los trámites a mediados de mayo. Los menores llegarán como cada verano en torno al 20 de junio, y estarán con sus familias aragonesas hasta finales de agosto o comienzos de septiembre.

“Es una experiencia que recomiendo a todo el mundo. A los chicos y a la comunidad saharaui le aporta mucho que sus pequeños puedan salir de los campos de refugiados, donde las perspectivas son nulas en materia laboral y de formación, y que aunque sea durante tres meses vean mundo, puedan ser mejor alimentados y solucionen en parte las carencias que puedan tener”, explica Carmen Aznar, miembro de Alouda, la asociación que traerá a unos 50 niños a la provincia de Huesca, repartidos por todas las comarcas, y a otros cinco menores discapacitados, que serán acogidos por fundaciones especializadas.

Una generación que no ha visto el Sáhara Occidental


Los niños que llegarán este verano a Aragón son ya la tercera generación que ha nacido y vivido en la provincia argelina de Tinduf, alejados del lugar de origen de sus abuelos debido al conflicto del Sáhara Occidental, anquilosado desde hace más de tres décadas.

El pasado día 26 de marzo las Cortes de Aragón aprobaron una declaración institucional en la que se apoya una iniciativa marcada anteriormente por el parlamento Navarro, requiriendo “la inmediata liberación de los presos políticos saharauis” y apostando por “un referéndum libre como paso final al proceso de descolonización inacabado”. Una declaración a la que se sumó también el Ayuntamiento de Zaragoza en pleno y que también recoge por asentimiento de todas las formaciones el reconocimiento del Sáhara como “territorio no autónomo sometido al Derecho Internacional que nunca ha pertenecido al Reino de Marruecos”. Ante esta situación, “se le exige que cese la ocupación ilegal del Sáhara Occidental y el ejercicio del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación”.

Vías de contacto:Las familias interesadas en acoger a uno de los niños pueden ponerse en contacto con las siguientes asociaciones:

En Zaragoza provincia:


- Arapaz: Tlfn: 676 58 41 28 o en sensibilización@arapaz.org

- Um Draiga: Tlfn: 620 03 82 04 o en sede@umdraiga.com

En Huesca provincia:


- Alouda: Teléfono 648 15 53 60 o a través de correo electrónicoasociacionalouda@hotmail.com.

En Teruel provincia:


- En las Cuencas Mineras y el Bajo Aragón, Asaps: Teléfonos 619 31 27 51 y 665 56 43 60

- En Teruel capital, Lestifta: Teléfono 665 91 32 82 o a través de lestifta@yahoo.es







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual