Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Iglesia católica

​Veto vaticano a un embajador gay

El diplomático francés Laurent Stefanini no es bien recibido en la Santa Sede, según la prensa francesa.

Colpisa. París Actualizada 10/04/2015 a las 21:21
Etiquetas
0 Comentarios

Tensión diplomática entre el papa Francisco y el presidente François. El cargo de embajador de Francia ante la Santa Sede lleva vacante tres meses. Laurent Stefanini, el candidato designado por París, todavía no ha recibido el plácet vaticano, un prolongado silencio equivalente a negativa en el codificado lenguaje pontificio.  Un perfil que no sería bienvenido en Roma, donde todavía escuece la legalización de las bodas gay por la izquierda gala.

Bruno Joubert, el anterior embajador francés, regresó a París en marzo tras un mandato de tres años. Debía sucederle Stefanini, nombrado por el Consejo de Ministros del 5 de enero. Fue un deseo personal del presidente francés, el socialista François Hollande. El elegido ejerce como jefe de protocolo en el palacio del Elíseo, donde preparó la visita de Estado de los Reyes Felipe y Letizia suspendida a la postre por la catástrofe aérea de los Alpes.

Cuenta el semanario 'Le Canard Enchaîné' que la víspera el primer ministro, Manuel Valls, advirtió a Hollande acerca del "interés de una provocación". El jefe del Gobierno guardaba el recuerdo del precedente de 2008. El Vaticano rechazó entonces el nombramiento del también homosexual Jean Loup Kuhn-Delforge, actual embajador de Francia en Grecia. En París mandaba el conservador Sarkozy y en Roma, Benedicto XVI. Tras diez meses de silencio catedralicio, los franceses se rindieron a la evidencia de que el diplomático gay era 'vaticano-incompatible'.

A diferencia de aquel colega vetado, Stefanini no está casado ni acogido a la ley de parejas de hecho entonces vigente como solución única para las parejas del mismo sexo. Soltero y sin hijos, es católico practicante y dice ser devoto de las virtudes cristianas de la templanza y la caridad. Nunca ha ocultado su homosexualidad. Tampoco cuando fue el número 2 entre 2001 y 2005 de la Villa Bonaparte, sede de la embajada francesa ante la Santa Sede. Entonces dejó un grato recuerdo en Roma donde se ocupaba de las relaciones con la Curia. De regreso a París pasó a ser consejero para asuntos religiosos en el Quai de Orsay, el palacete del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Alguna alma poco caritativa se ha encargado de propalar la inconveniencia de su orientación sexual para el puesto que ambiciona. Los tiros apuntan a Ludovine de la Rochère, portavoz de 'La Manifa para Todos', plataforma de la oposición católica al matrimonio gay. Pero ha desmentido tajantemente haber intervenido ante el nuncio apostólico contra el nombramiento.

El diario católico 'La Croix' asegura que el cardenal Jean-Louis Vingt-Trois, arzobispo de París, ha mediado a favor de Stefanini. El periódico afirma que Hollande no cambiará de opinión. En una conversación privada, el presidente dijo que su elegido es "uno de nuestros mejores diplomáticos y tiene todas las cualidades requeridas para el puesto". Pero Valls ya promueve otras candidaturas alternativas ante el 'obstat' del Vaticano.

Según el 'Canard', Hollande no oculta que le gustaría contar con la participación del papa Francisco en la próxima cumbre mundial del clima que tendrá lugar en diciembre en París. El diario 'Le Monde' apunta que el Pontífice ha decidido congelar el asunto irritado por la agitación que lo rodea. No olvida citar la frase papal pronunciada en julio de 2013: "Si una persona es gay y busca al Señor, ¿quién soy yo para juzgarla?".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual