Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aventura

La historia de Andoni y Alice: siete años, cinco continentes, dos hijos y sus bicicletas

Esta pareja acaba de recoger su aventura en un libro, 'El viajero y su mundo en bicicleta'.

Víctor Iturregui. Bilbao Actualizada 21/03/2015 a las 16:30
Etiquetas
14 Comentarios
Andoni y Alice, con sus hijos, en ChileEfe

El de Alice y Andoni es un viaje de cifras y letras. Los números: 75.000 kilómetros, siete años, cinco continentes, dos hijos y dos bicicletas. Las letras: Andoni Rodelgo relata en su libro una aventura de sensaciones y descubrimientos donde el viajero es el rey. 'El viajero y su mundo en bicicleta'.

El viaje comenzó en 1997, cuando un joven de Ermua, estudiante de ingeniería, se marchó a Escocia y conoció a la que sería su mujer, Alice, una antropóloga belga. Apasionados por recorrer el mundo como mochileros, su siguiente meta sería romper la frustración de tener que volver a casa y decidieron salir sin fecha de vuelta.

"En un principio pensamos en viajar en transporte público o en coche, pero son una burbuja mecánica que presenta muchos impedimentos, no tienes libertad, no conoces bien los lugares que visitas y es muy caro" comenta Andoni sobre la primera etapa del periplo; una vez terminados los estudios y haber ahorrado, partieron en bicicleta en 2004.

Encontrar una nueva forma de vida y a uno mismo, un estilo en el que "el tiempo es más importante que lo material". Alice y Andoni se encontraron con un nuevo camino en el que podían ser felices sin tener tantos lujos, en el que no era necesario trabajar tanto, perder momentos con sus hijos, por satisfacer lo más superficial con dinero.

"Al volver a casa en 2007 no era el mismo, el viaje me cambió mucho; ese mismo año nació nuestra primera hija y el contraste que vimos aquí con lo que habíamos vivido durante tres años fue muy fuerte". Andoni y Alice no se lo pensaron dos veces y regresaron a la carretera para enseñar a su hija Maia "el mundo tan maravilloso" que habían encontrado.

Atravesar el Tíbet, días con clima infernal, lluvia y temperaturas de -20 grados, nunca les frenó ni les planteó tirar la toalla. "Han sido momentos puntuales que los veíamos como una recompensa al final del camino. Después de una subida siempre había bajada y en ningún momento pensamos en retirarnos", explica Andoni.

En este sentido, tampoco tuvieron la tentación de quedarse definitivamente en un lugar concreto. "Hay sitios en los que sería increíble vivir allí, pero a nosotros lo que nos llamaba era la ruta, conocer rincones y estar siempre en movimiento". Además, el hogar y la familia siempre se echan en falta. Después de dos vueltas a casa, Andoni no descarta una tercera.

Contra viento y marea, en ningún momento el manillar de la bicicleta tocó el suelo. Estuvieron un mes descansando en Katmandú, sin dar pedales, y pronto despertaron las ganas de subirse a las dos ruedas y seguir adelante.

Cuando escuchamos que Alice y Andoni han empleado siete años de su vida en recorrer el mundo pensamos en la dificultad de planificar una aventura de tal calibre. Sin embargo, tal y como cuenta Andoni, es muy difícil seguir a rajatabla un itinerario. El hecho de ponerse metas y fechas que no se alcanzan, puede convertir el viaje en una frustración.

Maia y Unai. 2007 y 2011. Bélgica y Bolivia. Dos nombres, dos fechas y dos lugares con un peso importantísimo en esta singladura a dos ruedas. Sus dos hijos se han adaptado perfectamente a la vida de los padres, desde pequeños han estado en muchas de las experiencias en la carretera.
"Te cambian un poco el ritmo y ya no te metes en sitios a los que irías en pareja pero los niños, mientras estén con sus padres, acaban por querer ir a cualquier lado", afirma Andoni. Dos pequeños que no conocen otro mundo fuera de la bicicleta, que ya forma parte de su vida de libertad descubrir todo lo que les rodea.

La región del Turquestán, la antigua ruta de la seda, un pedazo de mundo en el que el viajero es el rey, donde existe una espiritualidad solidaria y un respeto que en otros países no tienen hacia los aventureros en bicicleta, es el lugar que más tocó a Andoni, al contrario que países como Noruega o la India, "muy decepcionantes".

"Al viajar en bicicleta te ven con otros ojos. Es un pasaporte para entrar en las casas de la gente". Más allá del paisaje, el contacto con la gente es primordial, el entendimiento que hay en muchos países hacia el viajero.

Sería una tarea hercúlea condensar en un libro toda esta amalgama de sensaciones y experiencias en los 75.000 kilómetros recorridos, pero Andoni ha logrado crear un trabajo que resume a la perfección en más de 400 páginas ilustradas una aventura única.

"El libro no existiría ahora mismo si no fuese por toda la gente que me ha animado a hacerlo y los seguidores que me han motivado con sus historias", palabras de Andoni, que espera y desea que su testimonio anime a muchos cicloviajeros a emprender sus propias andanzas, tal y como le impulsaron a él en su día.

En el 97 dijo que volvería a casa y ya han pasado casi veinte años desde entonces. "Cada vez que veo un mapa me vuelvo loco, es algo hechicero. Las ganas de marcharnos todos juntos de nuevo no se agotan nunca". Andoni y Alice llevan un año sin viajar a lo grande. Quién sabe si mañana cogen la bicicleta y corren hasta una meta infinita.


  • Coherencia23/03/15 08:57
    Muy internacionalista, muy ciudadano del mundo, muy viajero pero... los dos hijos con nombres euskaldunes. Ni una sola concesión a su mujer belga en el nombre de uno de sus vástagos.
  • Antonio22/03/15 10:07
    Pinocho, te cuento una historia real. La semana pasada conocí a un alemán de unos 30 años que había estado pidiendo por la calle en Zaragoza. Gracias a su trabajo de varios años en una empresa de Alemania consiguió unos ahorros y se pidió un año sabático para viajar por Europa en bici. Viajó por Alemania, Francia, cuando estaba en España le robaron la bici, la documentación y el dinero. Estuvo manteniéndose en Zaragoza gracias a Cáritas. Por la calle consiguió algunas limosnas y pudo llamar a algunos “amigos” de Alemania para que le dejaran algo de dinero y poder volver, pero le dieron la espalda. Por suerte encontró a unos misioneros mormones, pudo entenderse en inglés, le pusieron en contacto con miembros de la iglesia alemanes y gracias a una ayudita ahora está en el tren camino de Alemania. Como ves en todos los sitios se cuecen habas.
  • Haver22/03/15 09:52
    Yo presto atención a lo que te machacan incesantemente y a todas horas pero tambien a lo que te  intentan ocultar,  y es muy significativo que haya partidos como UPYD o CIUDADANOS que tan apenas se les nombra en la TV y en la radio, partidos que tienen en comun que son limpios, que no llevan en sus filas corruptelas .  Y al hilo del articulo que me digan como un obrero coje a sus hijos en bicicleta y se va a dar la vuelta al mundo sin dinero ni financiación alguna, que me lo expliquen toda la vida trabajando para después de haber pagado el piso , disfrutar una semana en salou y las fiestas del pueblo.  
  • CARLOS22/03/15 07:41
    Pues, yo tengo una mezcla de sentimientos leyendo esto, por una lado admiración a la aventura, coraje para hacer esto con dos niños, envidia de las vivencias tan chulas que habrán tenido, pero por otro lado también pienso en el relativo grado de irresponsabilidad de llevar a esto a dos niños pequeños , y por otro lado también es cierto , que sin ser del grado de inteligencia de fascista, está muy bien hacer esto y volver a un país a disfrutar de tus ventajas y comodidades pagadas por el resto de personas ... ( aquí tiene su grado de razón), en fin, que envidia e irresponsabilidad, pero que les quiten lo bailao !
  • pinocho presidente de España21/03/15 21:00
    Si Noruega y la India los decepciono, esperaros que España no es moco de pavo.  Simplemente hay que leer los comentarios de algunos cuyo coeficiente intelectual, no es que sea bajo, sino nulo.
  • Marta21/03/15 17:35
    Admirable en todos los sentidos, como ellos han demostrado SI SE PUEDE
  • JAVI21/03/15 17:27
    No os molestéis con el fascista, todo lo que podríaIs decirle se resume en una sola palabra: ENVIDIA
  • sigfrido21/03/15 17:08
    ¡Qué odio y mala baba destilan tus palabras, fascista nº2.
  • La bici, tiene mas talento que el dueño.21/03/15 13:38
    Totalmente respetable. Pero meter a los crios en semejante huerto, no se yo...
  • Santi21/03/15 13:27
    Mira "FASCISTA"...TÚ MISMO TE RETRATAS CALIFICÁNDOTE COMO LO HACES CON TU NICK,...ES MUY MALO GENERALIZAR...YA QUISIERAS TENER UNA CUARTA PARTE DE LA INTELIGENCIA QUE TIENEN LOS VOTANTES DE PODEMOS (Ya sean universitarios, autónomos, funcionarios, empresarios, jubilados...etc)..MUCHO MIEDO VEO EN TUS PENSAMIENTOS INCITANDO A LA PROPAGANDA DEL MIEDO A PODEMOS...SÓLO TE DIGO UNA COSA: "TIC-TAC-TIC-TAC..." Ya te queda menos..jeje
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo