Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Subasta

Los aviones privados de Elvis Presley, a subasta

El cantante gasto más de 300.000 dólares en decorar uno de los aviones, el ​'Lisa Marie', nombre dedicado a su hija.

Reuters/EP. Nueva York Actualizada 03/01/2015 a las 13:39
0 Comentarios
Los aviones privados de Elvis Presley, a subasta

Dos aviones privados de Elvis Presley, uno de ellos equipado con un lavabo de oro y un lujoso dormitorio, se venderán en una subasta a sobre cerrado, según ha anunciado este viernes la casa Julien's Auctions.

Los jets 'Lisa Marie' y 'Hound Dog II', que el difunto 'Rey del Rock & Roll' diseñó, se ofrecerán conjuntamente a los interesados y podrían alcanzar un valor de entre 10 y 15 millones de dólares, según esta firma de subastas de Beverly Hills, en California.

Los aviones no están en condiciones de volar, pero los turistas han podido verlos en Graceland, la mansión-museo de Presley en Memphis, en el estado de Tennessee, durante las tres últimas décadas.

Presley compró el avión Convair 880 a Delta Air Lines en 1975, dos años antes de morir, a los 42 años, por 250.000 dólares y le puso el nombre 'Lisa Marie', en honor a su hija.

El cantante gastó más de 300.000 dólares en amueblar el avión con un dormitorio, una sala de conferencias, una barra y un sistema de reproducción de vídeo conectado a cuatro pantallas de televisión.

El mismo año compró el 'Hound Dog II', un Lockheed Jetstar que puede transportar entre 8 y 10 pasajeros, por unos 900.000 dólares mientras el "Lisa Marie" estaba en pleno proceso de redecoración.

El comprador también tiene la opción de adquirir unos terrenos adyacentes a Graceland para exponer los aviones.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual