Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Espacio

Halloween cósmico

El telescopio Hubble de la NASA capta luces fantasma en estrellas muertas.

Europa Press. Madrid Actualizada 31/10/2014 a las 19:33
0 Comentarios
Imagen captada por el HubbleNASA

El Telescopio Hubble de la NASA ha recogido el débil resplandor fantasmal de estrellas expulsadas de viejas galaxias, gravitacionalmente destrozadas hace miles de millones de años. 

Este caos se desencadenó a 4.000 millones de años-luz de distancia, en el interior de una inmensa colección de cerca de 500 galaxias apodada 'Cúmulo de Pandora', también conocido como Abell 2744.

Las estrellas dispersas ya no están ligadas a ninguna galaxia, y deambulan libremente entre las galaxias en el cúmulo. Mediante la observación de la luz de las estrellas que han quedado huérfanas, los astrónomos del Hubble han reunido pruebas forenses que indican hasta seis galaxias fueron despedazadas en el interior del grupo a lo largo de un periodo de 6.000 millones de años. 

El modelado por ordenador de la dinámica gravitatoria entre las galaxias en un cúmulo sugiere que las galaxias tan grandes como nuestra Vía Láctea son los candidatos probables como la fuente de las estrellas. 

Las galaxias condenadas habrían sido retiradas aparte como chicle si se desplomaron por el centro de un cúmulo de galaxias, donde las fuerzas de marea gravitacionales son más fuertes. Los astrónomos han planteado la hipótesis de que la luz de las estrellas dispersas debe ser detectable después de que tales galaxias queden desmotadas. Sin embargo, el resplandor es muy débil y por lo tanto era un desafío identificarlo. 

"Los datos del Hubble que revelan la luz fantasma son pasos importantes hacia adelante en la comprensión de la evolución de los cúmulos de galaxias", dijo Ignacio Trujillo, del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

"También es increíblemente hermoso que encontramos el brillo delator mediante la utilización de las capacidades únicas del Hubble."

200.000 millones de estrellas vagabundas


El equipo estima que la luz combinada de cerca de 200.000 millones de estrellas vagabundas aporta aproximadamente el 10 por ciento de la luminosidad del cúmulo. 

"Los resultados están en buen acuerdo con lo que se ha predicho que suceda dentro de los cúmulos de galaxias masivas", dijo Mireia Montes, también del IAC, autora principal del artículo publicado en Astrophysical Journal. 

Debido a que estas estrellas extremadamente débiles son más brillante en longitudes de onda del infrarrojo cercano de la luz, el equipo destacó que este tipo de observación sólo podría llevarse a cabo con sensibilidad infrarroja del Hubble a la luz extraordinariamente tenue. 

Mediciones del Hubble determinan que las estrellas fantasmas son ricas en elementos más pesados como el oxígeno, el carbono y el nitrógeno. Esto significa que las estrellas dispersas deben ser estrellas de segunda o tercera generación enriquecidas con los elementos forjados en los corazones de las estrellas de la primera generación del universo.

Las galaxias espirales - como las que se cree que han sido destruídas - pueden sostener la formación estelar creando estrellas químicamente enriquecidas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual