Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Estudio científico

Gladiator era un tirillas

Un estudio revela que la dieta de los luchadores romanos era eminentemente vegetariana y pobre en proteínas animales.

Antonio Paniagua. Madrid 24/10/2014 a las 06:00
6 Comentarios
Fotograma de la película 'Gladiator', protagonizada por Russell Crowe

Cuesta creerlo, pero los gladiadores romanos tenían una dieta que era la alegría de la huerta, compuesta sobre todo de centeno, cebada y verduras con las que se pierde el sentido. Es difícil imaginar a Espartaco disputando el alimento a los pájaros, pero si así lo dice la ciencia habrá que decir amén. El caso es que un estudio, llevado a cabo por científicos de las universidades de Viena (Austria) y Berna (Suiza) y publicado en la revista Plos One, asegura que la carne y pescado eran productos insólitos en el menú de los gladiadores, quienes debían de tener un magnífico tránsito intestinal.

En el caso de Espartaco es doblemente meritorio. No solo lideró una insurrección con coraje sin sufrir trastornos alimenticios, sino que además supo gobernar heroicamente su vientre pese a la acción contumaz de los laxantes naturales. Así pues, los obreros del tridente y la red -al menos esa la imagen que nos ha brindado Hollywood- lo más seguro es que tuvieran unos cuerpos esmirriados. Los manjares, como siempre, se los zampaban los emperadores. 

Después de estudiar los restos de 53 cuerpos -22 de los cuales habían recibido sepultura como gladiadores- los investigadores han llegado a la conclusión de que a los luchadores les privaba Ecocentro. Los científicos han escudriñado restos humanos entre los siglos II y III a. C., procedentes de un cementerio enclavado en la antigua Éfeso, en la actual Turquía. La necrópolis fue descubierta en 1993 y era un terreno estupendamente abonado. 

El propósito del estudio se dirigía a averiguar "la dieta, la estratificación social y los movimientos migratorios de los ciudadanos de Éfeso y de los distintos grupos de gladiadores". Parece mentira, pero todas esas cosas se pueden saber analizando las partículas de un fiambre. 

A partir de un estudio espectroscópico, los científicos midieron la cantidad de colágeno presente en la sangre, así como la proporción de estroncio y calcio en el mineral óseo. De todo ello dedujeron que los colegas de Ben Hur, ya fueran presos o esclavos obligados a combatir, no solo se ceñían coronas de laurel, sino que además se las comían. Los gladiadores, como toda la peña de la época, ingerían lo mismo que la población normal, es decir, alimentos con un déficit notorio de grasas animales. 

Según el artículo, los gladiadores se batían el cobre y después de pelear a muerte bebían un vigorizante condimentado con cenizas de plantas, ricas en estroncio, que les ayudaban a recuperarse de los traumatismos óseos, o al menos así lo creían ellos. 

 Fabian Kanz, director de la investigación, dice que él no se inventa nada. De hecho, algunas fuentes históricas sostienen que a los luchadores romanos se les llamaba 'hordearii' (comedores de centeno). La meca del cine crea iconos que se hunden en el agujero negro de la falacia. De hacer caso a la ciencia, los gladiadores eran unos tirillas y no esos hombres de cuerpos hercúleos que parecen atiborrados de anabolizantes. Sustancias que, por cierto, reducen la fertilidad. 


  • Ogustina24/10/14 22:17
    A mí me ha gustado mucho el estilo del artículo. En otro tipo de noticias me chocaría, pero en esta divulgativa no. Y si encima nos ha salido gratis leerla, pa qué más. Los gladiadores estos me imagino que tendrían veintipocos, y que sus metabolismos eran mucho más eficientes que los nuestros ahora que están acostumbrados a tener exceso de todo.
  • Felsmeg24/10/14 14:44
    Para "Más En Fin" (comentario #2) Tú lo has dicho: "las dietas vegetarianas hechas con cabeza". Los gladiadores eran esclavos de antes de Cristo. No creo que se hicieran analíticas periódicas ni que su domine les diera suplementos de hierro si sufrían una anemia...
  • CIUDADANA24/10/14 14:30
    JO..¡¡¡¡ QUE DESILUSIÓN....¡¡¡¡¡ AHORA RESULTA QUE LOS GLADIADORES NO TENÍAN EL FÍSICO DE RUSSELL CROWE.....
  • APC24/10/14 13:26
    La investigación científica "descubre" una obviedad: que la mayoría de gladiadores comían lo mismo que la mayoría de la población normal. Pero no nos equivoquemos, igual que hay excepciones entre la gente normal, también la hay entre los gladiadores, que ofrecían un espectáculo al pueblo y por tanto también había "Mesis y Ronaldos", que no recibían de sus dueños la misma alimentación vegetariana que el grueso de sus compañeros (los que tenían que morir).
  • Más En Fin24/10/14 12:13
    Las noticias sobre las dietas vegetarianas en la prensa demuestran el desfase con los conocimientos cientificos. Si se busca en PubMed del National Center for Biotechnology Information, U.S. National Library of Medicine, donde está toda la bibliografía biomédica existente, se puede acceder a un sin fin de documentos científicos que muestran las ventajas de las dietas vegetarianas hechas con cabeza. Este artículo, sin embargo, comienza con una expresión que, claramente, indica que el redactor de la noticia sigue muy influido por los tópicos antivegetarianos: "Cuesta creerlo, pero los...". ¿Por qué cuesta creerlo? ¿Acaso los vegetarianos tenemos que ser seres débiles, escuálidos y enfermizos? Hay muchos deportistas de élite que lo son. Yo mismo, que no soy de élite, hago musculación, ciclismo y alpinismo y soy vegetariano, con un bioquímica sanguínea envidiable para mi edad. La prensa podría hacer mucha labor rompiendo tópicos como éste, en lugar de hacerse eco de los mismos, para ésta y otras cuestiones.
  • En fin24/10/14 11:30
    Artículo muy interesante pero su redacción deja mucho que desear: "Parece mentira, pero todas esas cosas se pueden saber analizando las partículas de un fiambre" y " Los gladiadores, como toda la peña de la época,..". No hace falta utilizar el mismo lenguaje que uno puede utilizar con sus amigos a la hora de redactar una noticia. Gracias.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual