Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Premios Príncipe de Asturias

El Rey reclama un "impulso moral" para una España "alejada de la división y la discordia"

La situación de Cataluña y la lucha contra el ébola protagonizaron el discurso del Rey en la entrega de los Premios Príncipe de Asturias.

Efe. Oviedo Actualizada 24/10/2014 a las 21:38
Etiquetas
0 Comentarios
El Rey en los Prícipes de Asturias

Felipe VI, en su primer discurso como rey en una ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias, ha reclamado un "impulso moral colectivo" en una España que permanezca "alejada de la división y la discordia" tras haber conseguido que sus ciudadanos no sean ya "rivales unos de otros".

Para conseguirlo, ha recordado que el respeto al marco constitucional "es la garantía de nuestra convivencia en libertad", y ha instado a mirar "a nuestra historia" con "serenidad, objetividad y sabiduría".

"Somos protagonistas de un mismo camino", ha proclamado el Rey en la ceremonia de entrega de estos galardones, que ha convocado para 2015 ya como Premios Princesa de Asturias, con lo que se acomoda su denominación a la actual heredera de la Corona, Leonor de Borbón y Ortiz.

Ante 1.600 invitados entre los que se encontraban la reina Sofía, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría y los ministros de Fomento, Educación y Exteriores, Ana Pastor, José Ignacio Wert, José Manuel García-Margallo, respectivamente, el Rey ha pedido cuidar la vida en común de los españoles sin repetir errores del pasado.

Acompañado por la reina Letizia, don Felipe ha lanzado mensajes sobre la conveniencia de que los españoles reconozcan sus "intereses y valores comunes", el "caudal de progreso" conseguido "con el empuje de todos" y preserven la "comprensión", el "afecto" y el "respeto" mutuos.

La democracia española, ha enfatizado, "no es fruto de la improvisación, sino de la voluntad decidida del pueblo español de constituir España en un Estado social y democrático de derecho" donde todos, "ciudadanos e instituciones", ha recalcado, "estamos sometidos por igual al mandato de la ley".

Junto a este mensaje, ha tenido palabras de reconocimiento para todos los galardonados en esta XXXIV edición, entre ellos para la periodista congoleña Caddy Adzuba, Premio de la Concordia, que ha hecho un encendido alegato para evitar la impunidad de la aún no terminada guerra de su país, que ha costado la vida a seis millones de personas y la violación de medio millón de mujeres.

También han tomado la palabra el hispanista francés Joseph Pérez (Ciencias Sociales), que ha ensalzado la contribución de España en defensa de la justicia, y el escritor irlandés John Banville (Letras), que ha asegurado que la frase es la invención más trascendental de la humanidad.

Por su parte, el químico Avelino Corma (Investigación) ha reivindicado el papel que deben jugar los científicos para conseguir una sociedad más justa y respetuosa con un planeta que debe transmitirse a futuras generaciones en las mejores condiciones.

Junto a ellos, los también químicos Mark David y Galen Stucky, el arquitecto Frank Gehry (Artes) el dibujante Quino (Comunicación y Humanidades), los representantes del Maratón de Nueva York (Deportes) y del programa Fulbright (Cooperación Internacional) han escuchado las palabras de reconocimiento que ha tenido el Rey hacia los premiados por su "entrega, generosidad y profesionalidad".

Para don Felipe, los premios siguen siendo útiles como "estímulo e inspiración en estos tiempos cruciales, tiempos intensos de renovación, porque a su juicio "la sociedad necesita referencias morales a las que admirar y respetar; principios éticos que reconocer y observar; valores cívicos que preservar y fomentar".

En este sentido, ha apostado por "fortalecer nuestra vida en común" con "esa conciencia social" porque "es con ese necesario impulso moral colectivo con el que se puede y se debe hacer de España una nación ilusionada, llena de vida y de pensamiento".

Mientras se desarrollaba esta ceremonia, cientos de personas se han manifestado junto al Teatro Campoamor en respuesta a la convocatoria de las Marchas por la Dignidad para protestar contra la entrega de los premios y por la situación económica y social del país, concentración que provocó gritos y silbidos contra los asistentes.

Los Reyes concluirán su estancia en el Principado este sábado con la entrega al movimiento vecinal de la localidad de Boal del Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual