Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Espacio

Los astronautas que viajaron a la Luna describen su olor

Quienes la han pisado, coinciden en que es un olor similar al de la pólvora quemada.

E. P. Madrid Actualizada 25/08/2014 a las 21:43
0 Comentarios
Efe

"La Luna tiene un olor distintivo", así han definido el aroma del satélite algunos de los astronautas, tripulantes de las misiones Apolo, que han viajado hasta allí. Todos ellos coinciden en que es difícil de describir, aunque la mayoría lo relaciona con el olor a pólvora quemada. 

  Un total de 12 astronautas de la NASA consiguieron alunizar a lo largo de la historia y sentir la suciedad de polvo de la luna. Son un grupo de élite que en Estados Unidos conocido como 'la docena polvorienta'. Muchos de ellos trabajan ahora con científicos lunares para tratar de comprender exactamente lo que el aroma de la Luna lleva hasta la nariz del astronauta. 

  "Todo lo que puedo decir es que la impresión instantánea de todos los que hemos pasado por allí, cuando nos quitamos el casco, es que el polvo 'fresco' que se olía en la cabina era una especie de olor a la pólvora quemada", ha explicado el exastronauta del Apolo 17 Harrison 'Jack' Schmitt, un científico-astronauta que caminó por la superficie del satélite en 1972. 

  Uno de los tripulantes del Apolo 11, Buzz Aldrin, también recuerda el olor de la Luna. Señala que cuando Armstrong regresó al módulo, lo presurizó, y sus trajes y equipos estaban sucias por el polvo lunar. "Ese polvo tiene un olor definido. A carbón quemado o similar a la ceniza de una chimenea, especialmente si se espolvorea agua sobre ellas", ha indicado. 

  Aldrin y Armstrong recogieron de sus trajes polvo lunar "al azar" con el fin de que fuera estudiado a su vuelta. 

  El polvo lunar 50 por ciento óxido de silicio cristalizado, generado por los impactos de a asteroides contra el satélite. La otra mitad se compone de minerales como hierro, calcio, magnesio, olivino o piroxeno y aglutinados que no existen en la Tierra, que el cuerpo humano no puede expulsar eficientemente por no estar acostumbrado a ellos. De hecho, Schmitt, y el astronauta del Apolo 16 Charlie Ducke, presentaron síntomas febriles después de aspirar polvo lunar en sus misiones. 

  Todavía no se ha dado con ninguna teoría que explique de donde viene el olor a pólvora quemada, pero una pista de lo que puede estar pasando, es que en la Tierra, ni el polvo ni las rocas lunares presentan ningún tipo de olor. 

  El director del Instituto de Geociencias Planetarias en la Universidad de Tennessee, Larry Taylor, ha explicado que lo que siente la membrana mucosa de los astronautas en esos momentos es una activación por lo que se conoce como 'enlaces colgantes'. Taylor ha explicado que, por ejemplo, cuando un geólogo rompe una roca en la Tierra, lo que huele es el aroma generado por el aplastamiento de minerales, eso es lo que se llama 'enlaces colgantes'. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual