Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

La Iglesia Evangélica pide mayores facilidades para abrir sus espacios de culto

Solo en Zaragoza hay más de 70 centros de culto de esta iglesia, la que más ha crecido en los últimos años.

V. Millán. Zaragoza 24/04/2014 a las 06:00
17 Comentarios
Una de las sedes que se encuentran en Zaragoza

'''
“Nos ponen menos trabas para abrir una zapatería que para abrir una iglesia”, exclama Marcos Hernández, secretario del Consejo Evangélico de Aragón, órgano que representa en la comunidad aragonesa a la mayoría de grupos cristianos evangélicos que se radican en Zaragoza, Huesca y Teruel. En las últimas dos décadas, esta fe protestante que se caracteriza por otorgar preeminencia máxima a los evangelios ha sido la que más ha crecido en Aragón, algo que, según denuncian, no ha sido acompañado de igual forma por las administraciones.

Según informes del Observatorio Nacional del Pluralismo Religioso, en Aragón hay en la actualidad un total de 116 sedes de esta iglesia. Por provincias, Zaragoza cuenta cuenta con 86 -unas 70 en la capital-, seguida de Huesca con 16 y Teruel con 14, muchos en locales alquilados. Y tienen previsto abrir varias más próximamente, aunque recalcan que esperan que a partir de ahora “las puedan poner en marcha sin tantos problemas”.

En concreto, el Consejo Evangélico denuncia que para abrir un lugar de culto la administración municipal les requiere los mismos requisitos que si fueran un local comercial, algo que ahora están negociando en bloque con el Ministerio de Justicia para que se les permita comenzar a hacer uso de estas sedes únicamente bajo comunicación previa.

“Es una problemática que se viene arrastrando desde hace décadas, y que no se ha solventado ni con la llegada de la democracia, pero que ahora ha arreciado debido al gran aumento en el número de fieles”, comenta Hernández, quien estima que cada año las tres comunidades evangélicas más grandes que hay en la comunidad pueden captar entre 100 y 150 fieles cada una.

Y es que, según datos del Observatorio del Pluralismo Religioso, la fe evangélica ha ido creciendo a un ritmo exponencial en los últimos años, en particular gracias a la llegada de la inmigración. Solo en 2012 se crearon 575 sedes nuevas en todo el país hasta computar 3.466 centros de culto, lo que representa el 60% de todas las religiones ajenas a la católica que hay en España, seguido muy de lejos por la fe musulmana (21%).

Una casilla en la declaración de la renta


Entre las múltiples denominaciones que reciben cada grupo de las iglesias Evangélicas, las más numerosas en Aragón son la Asamblea de Dios, Betel y la Iglesia Evangélica de Filadelfia, todas ellas integradas bajo el paraguas institucional de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), que la semana pasada mantuvo una reunión con representantes del Ministerio de Justicia para explicarles sus reclamas. Entre ellas, se encuentra el reconocimiento a una pensión de los Pastores que no estaban reconocidos durante el régimen, o la introducción de una casilla en la declaración de la renta.

“Es una vieja aspiración de la comunidad”, explica Hernández, que lamenta que pese a que España esté declarado como un país aconfesional se sigan arrastrando “diferencias tan importantes” a favor de la fe mayoritaria.
'''
$(html_text)
'''“Nos ponen menos trabas para abrir una zapatería que para abrir una iglesia”, exclama Marcos Hernández, secretario del Consejo Evangélico de Aragón, órgano que representa en la comunidad aragonesa a la mayoría de grupos cristianos evangélicos que se radican en Zaragoza, Huesca y Teruel. En las últimas dos décadas, esta fe protestante que se caracteriza por otorgar preeminencia máxima a los evangelios ha sido la que más ha crecido en Aragón, algo que, según denuncian, no ha sido acompañado de igual forma por las administraciones.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''“Nos ponen menos trabas para abrir una zapatería que para abrir una iglesia”, exclama Marcos Hernández, secretario del Consejo Evangélico de Aragón, órgano que representa en la comunidad aragonesa a la mayoría de grupos cristianos evangélicos que se radican en Zaragoza, Huesca y Teruel. En las últimas dos décadas, esta fe protestante que se caracteriza por otorgar preeminencia máxima a los evangelios ha sido la que más ha crecido en Aragón, algo que, según denuncian, no ha sido acompañado de igual forma por las administraciones.
'''
$(html_text)
  


  • Josué10/09/14 21:55
    Cuanto poco informado hay aca... primero... Es una profesion vocacional que tiene todo el derecho al igual que lo tenian y siguen teniendo los curas hoy en día, con la diferencia de que ellos cobran del estado y los pastores de los fieles... Ahora bien, la mayoría de las iglesias en aquellas epocas no sobrepasaban los 20 fieles y muchas simplemente eran diez, y apenas podían pagar los gastos de un simple alquiler de local. Y estos Pastores que dedicaron su vida a trabajar y que injustamente no se les reconoció mientras que otros cobraban del estado no tienen ningun derecho??. Y ahora vamos a los locales... Es muy fuerte que no haya en ningun ayuntamiento una legislacion especifica para la apertura de Igleisas... claro... luego oyes que molestamos... hacemos ruido y que la iglesia Catolica se les pide lo mismo... JAJAJA... A ellos se les regala los terrenos para que construyan y no se les pide nada sino que lo dan todo por hecho... aun no he visto ninguna iglesia catolica que se le haya negado la apertura... sin embargo al resto de confesiones se nos trata y se nos requiere un aislamiento tipo Pub o tipo sala de conciertos... total para estar abiertas 3 o 4 veces a la semana durante 2 horas mas o menos. Pero molestan asi que se impide su apertura. Resuminedo: ni ayudas del estado, ni sueldos, ni terrenos, ni permiso para abrir, y menos aun igualdad... ahh excepto a la Iglesia catolica.
  • garcía26/04/14 00:00
    De acuerdo contigo, Iñaki. En Alemania, por ejemplo, el Estado recauda el dinero de los fieles para las confesiones religiosas, pero es un dinero aparte de la declaración de la renta, al contrario que aquí. Es decir, que todos los alemanes tienen que cumplir obligatoriamente como ciudadanos, y algunos además, de forma voluntaria, cumplen como miembros de una  iglesia determinada.
  • Patatón25/04/14 00:00
    Si aquí creen que tienen dificultades para abrir espacios de culto que pruebe a hacerlo en países como Egipto, Arabia, Irán o Marruecos y se dará cuenta de las grandes facilidades que se le brindan en España. Verá la botella medio llena
  • Ramon24/04/14 00:00
    Las normas deben ser iguales para todos, aunque sean negocios encubiertos, como bien dice Eva
  • Antonio24/04/14 00:00
    Que se suprima la casilla de la iglesia y se acabo el problema
  • Mucho morro24/04/14 00:00
    Digo yo que para recibir una pensión tendrán que cotizar a la Seguridad Social como cualquier hijo de vecino, porque al final va a resultar que el hecho de ser Pastor evangélico es una enfermedad o una pensión de viudedad o vete tú a saber. En las iglesias ha existido toda la vida el cepillo, esa cajita donde los feligreses depositaban sus donaciones. Pues que se cobren de ahí que para eso los que acuden a la iglesia son devotos ¿no? ya está bien de sangrar al Estado. Tenemos poco con las sanguijuelas de los otros como para cortar más tajadas con los demás. Abrir un espacio dedicado al culto no es cualquier cosa. Tiene que tener una buena insonorización, salidas de emergencia, uso de materiales ignífugos, ventilación correcta, sanidad e higiene y un montón de papeles que deben pasar por sus correspondientes inspecciones. Nada que no se le solicite a cualquier persona que quiera abrir un "negocio"
  • Lezday24/04/14 00:00
    Sera tío listo el secretario del Consejo Evangélico de Aragón. Pues claro que es más complicado abrir un recinto para el culto que una zapatería. Para empezar, la zapatería es un pequeño comercio que no tendrá más de 5 ocupantes, pero una iglesia es un lugar de pública concurrencia, que reúne a más de 100 personas en su interior. Le debe escocer acondicionar un local acústicamente, con recorridos de evacuación, una instalación eléctrica en condiciones y pagar un proyecto y las tasas de urbanismo. ¡¡Yo tambien quiero abrir una discoteca más facilmente que una zapateria!!
  • iñaki24/04/14 00:00
    Me parece bien lo de esta iglesia.Ahora bien, que no molesten a nadie y mucho menos que quieran que los pastores sean pensionistas.Igualmente, creo que la iglesia católica no debería recibir ninguna asignacion de un estado teoricamente aconfesional.Y que todas las iglesias paguen el IBI.Lo demás, para mí son cuentos.
  • hxc24/04/14 00:00
    #3 #4 Como las procesiones no molestan a nadie, o cuando cierran el centro para que acampen los del día mundial de la juventud, o las campanas que suenan a horas intempestivas tampoco afectan a nadie ...
  • Increíble24/04/14 00:00
    Si ya teníamos poco con las inmatriculaciones, derechos adquiridos, casillas de la iglesia? Y ahora vienen estos, con que también quieren casilla y que se les pague una pensión a sus "sacerdotes"? Separación total de iglesia y estado ya! El que quiera un templo que se lo pague, y si van a meter 150 personas en una sala, bien tendrá esa sala que cumplir con unos mínimos de seguridad y una legislación. 
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo