Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Moda

En París coincide el terciopelo de Galliano y la pedrería cósmica de Simoëns

El futurismo de Simoëns vino inspirado en la película 'Gravity' y '2001:Odisea en el espacio'.

Mercedes Álvarez. París 02/03/2014 a las 22:24
0 Comentarios
Desfile de Galliano

El terciopelo de los vestidos y las botas con cresta de antílope surgieron de la mente de Bill Gaytten para la colección de John Galliano del próximo otoño-invierno, una temporada en la que también se da cita la pedrería cósmica de Maxime Simoëns.

Si el terciopelo absorbió la luz, el glitter la devolvió en todo su esplendor, en los diseños de John Galliano que se fundieron en una paleta de gris, azul claro, burdeos, rosa, mostaza, marino, crema, chocolate y caramelo.

Si se observan las prendas con detenimiento se aprecia una fuerte presencia del universo animal, ya sea por la imitación del cocodrilo, con neopreno y terciopelo, o por el uso de pieles exóticas como el lagarto o el antílope.

La silueta de Gaytten se ajustó con un cinturón, de tres piedras redondas y talladas del tamaño de un puño, que recubrió los altísimos pantalones capri y las faldas por la rodilla con tablas anchas y bajas.

Los escotes en "V" curva y los abrigos blancos con cremalleras le dieron un ligero toque futurista a una colección fundida en degradados cromáticos que se presentó en el Palacio de Tokio de París.

Entre los detalles, sobresalen las múltiples capas de flecos recortados y ordenados, las pecheras de los jerséis con una banda rectangular de pelo, y los guantes de lana con manguitos a juego.

Sólo blanco y negro para representar el universo. El diseñador francés Maxime Simoëns se limitó a la sobriedad cromática para concentrar todas sus fuerzas en los cortes y detalles que prevé para el próximo otoño-invierno.

"Me he inspirado en la película 'Gravity' y la idea también era '2001: Una odisea del espacio'", aseguró Simoëns en el "backstage" antes de añadir que quería "hacer soñar", pero manteniendo los pies en el prêt-à-porter "porque se tiene que poder vender".

Los trajes de chaqueta se ajustaron al cuerpo, mientras que los "tops" volaron con una vaporosa cola que, como una vela, se llenaba de aire a cada paso, detrás de los pantalones.

Los bordados de pedrería y abalorios, fruto de un "trabajo de precisión, que retoma un poco los motivos de la colección", se apostaron ordenadamente en lugares estratégicos, como puños o cuellos, o dibujaron la lluvia de cuerpos celestes en un caótico cosmos en vestidos o chaquetas.

La piel de zorro, en blanco o negro, recubrió las mangas o se convirtió en pelliza de rayas, en una colección predominantemente simétrica, de pantalones y vestidos ajustados, concebida para la noche, aunque incluyera algunos modelos de día.

Hace más de un año que el gigante del lujo, LVMH, decidió invertir en la firma Maxime Simoëns, un apoyo que permitió a este joven diseñador lanzar el prêt-à-porter de una compañía que sólo había desarrollado hasta el momento su Alta Costura.

El imaginario del cineasta David Lynch se hizo moda. Se encargó de ello el dúo creativo de Kenzo, Humberto León y Carol Lim, que confió al director de 'Mulholland Drive' (2001) el diseño del decorado del desfile y la música.

Junto a una enorme cabeza de una criatura de rostro desfigurado e inmenso cuello, el surrealismo reunió a los especialistas del estampado y a uno de los grandes maestros del cine independiente americano.

Las faldas abultadas, casi como de personaje de dibujos animados, se superpusieron a un traje de chaqueta y pantalón, mientras que las formas y colores lucharon por convivir en el interior de una misma prenda.

Kenzo cruzó las solapas hasta el extremo, a la vez que recortó horizontalmente y sin piedad uno de los lados del abrigo, dejando la tela separada.

Las tachuelas gruesas equidistantes, las mangas transparentes con plumas, los robots en el frente o el Jacquard fueron algunas de las claves de la colección de otoño-invierno de Andrew GN, diseñador de Singapur, que fundó su firma en París en 1996.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual