Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Bioética

Stephen Hawking defiende el derecho al suicidio asistido

El astrofísico se ha mostrado a favor de esta práctica para enfermos terminales, siempre y cuando existan mecanismos de control para asegurar que es una decisión voluntaria.

Agencias. Londres Actualizada 17/09/2013 a las 18:53
5 Comentarios
Stephen Hawking

El científico y cosmólogo británico Stephen Hawking defendió el suicidio asistido para enfermos terminales en una entrevista emitida por la BBC.

Hawking se mostró favorable a que los enfermos terminales puedan elegir acabar con sus vidas y a que no sean perseguidas las personas que les ayuden a llevarlo a cabo. "Si no dejamos que los animales sufran, ¿por qué hacerlo con los seres humanos?", se pregunta el astrofísico.

Al científico le diagnosticaron ELA a los 21 años de edad, y entonces los médicos le dieron entre dos y tres años de vida. Ahora, a sus 71 años, es uno de los científicos más prestigiosos del mundo, especialmente célebre por su trabajo sobre los agujeros negros.

Con motivo del estreno de 'Hawking', un documental sobre su vida que llega a los cines británicos el próximo viernes, el científico ha concedido una entrevista en la que defiende el derecho a morir pero solo si la persona afectada lo elige voluntariamente. El astrofísico ha puesto como ejemplo una experiencia personal ocurrida en 1985, mientras escribía el libro de fama mundial,'Breve historia del tiempo'. Entonces contrajo una fuerte neumonía que le obligó a pasar semanas en cuidados intensivos, conectado a un respirador artificial para garantizar su supervivencia. Su estado era tan precario que los médicos ofrecieron a su primera esposa, Jane, desconectarle y dejarle morir, pero ella se negó porque él nunca le había dado su autorización para tomar semejante decisión.

Por ello, aunque manifiesta su apoyo al suicidio asistido, Hawking considera "deben existir mecanismos de control para asegurar que la persona enferma quiera acabar con su vida y no sea presionada u obligada a tomar esta decisión sin su consentimiento".


  • Elena19/09/13 00:00
    Pienso que el ser humano tiene que morir con dignidad, hay muchas muertes que son totalmente indignas y toda persona que ante una enfermedad terminal, digo terminal si esta lo desea tendriamos que hacer cumplir su voluntad, para mí desde luego no quiero una agonía que no me lleva a ninguna parte, no quiero sufrir ni hacer sufrir a los mios.
  • Mamen19/09/13 00:00
    Total mente de acuerdo
  • viejotango18/09/13 00:00
    #ATEO: decirte que creyendo profundamente en la existencia del espíritu, emanante de un Dios creador, y de su trascendencia mas allá del fin físico, estoy absolutamente de acuerdo contigo y con el gran Hawking. Y lamentablemente me toca decirlo con firme fundamento. 
  • editora17/09/13 00:00
    Tal vez no hay mucha diferencia entre morir y vivir; incluso, quizás lo mejor sería actuar para que no la haya, serenamente. ¿Son la vida y la muerte dos caras de la misma moneda? ¿Pueden sucederse simultáneamente o una excluye a la otra como el ruido al silencio? Si es así, si se excluyen, ¿cúal es el salto cualitativo donde los cuerpos entran y salen de la vida como por arte de magia? Llevado al extremo, ¿poco más que un enlace electromagnético que se forma y se rompe? No obstante, ¿se teme a la muerte del cuerpo, al fin de una configuración física determinada o más bien al olvido completo de uno mismo y de los demás, de lo querido? ¿Algo diferente a perder la memoria? De todos formas, ¿qué ocurre cuando un hecho cotidiano acaba, qué sigue? ¿Existe un fin más alla de los limites de un yo o solamente tiene capacidad para desaparecer el cúmulo de recuerdos que uno es? ¿Y olvidado uno mismo, también difusa la huella de la vida propia, todo sigue imparable y ajeno para siempre? Entretanto, recomendar un libro, para reflexionar sobre la vida y por lo tanto, inevitablemente, también sobre la muerte http://goo.gl/Q6L88d
  • ateo17/09/13 00:00
    Porque tan importante como recibir asistencia médica para sanar, cuando la medicina no tiene tratamiento alguno y solo queda un horizonte de dolor inconmensurable, una muerte digna e indolora es lo más compasivo que se puede hacer por el enfermo terminal que libremente lo solicite. Por supuesto nadie estaría capacitado para ordenar o administrar sin el consentimiento expreso e informado del paciente dicho tratamiento final, y la ley debería ser rigurosa en dicho extremo. Pero lo que tampoco es de recibo es que por las creencias particulares de unos iluminados, que creen en una verdad absoluta totalmente subjetiva, se impida lo que quizás sea el último acto racional de libertad de un ser humano que consiste en escapar de una muerte horrible. Si ellos quieren alargar su agonía atrozmente en el altar de su dios siempre ávido de sangre, nadie les obliga a no terminar sus días como si de una tragedia griega se tratara, pero que dejen que los demás podamos elegir libremente como terminar en paz los nuestros. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/06/documental-eligiendo-morir-y-eutanasia.html





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual