Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Idiomas

Los beneficios de aprender un idioma

Los neurólogos recomiendan aprender una lengua extranjera para mejorar la salud cerebral, retrasar la aparición de enfermedades como el alzhéimer, adquirir mayor capacidad de concentración y rejuvenecer el sistema auditivo.

David Navarro Actualizada 04/09/2013 a las 18:51
2 Comentarios
Aprender una segunda lengua tiene múltiples beneficios


Cada vez es más habitual ver a estudiantes mayores de 30 años en las escuelas de idiomas de Aragón. La demanda de cursos de lengua extranjera ha crecido no solo por la necesidad de hacer constar en el currículum el conocimiento de un idioma extranjero, sino por los beneficios cerebrales que aporta el aprendizaje de otro idioma.

Recientemente, la Asociación de Promotores de Cursos de Idiomas (Aseproce) destacaba el aumento en la media de edad de los estudiantes "porque en cualquier momento en la vida se puede estudiar inglés, por ejemplo, ya que siempre será útil, entretenido y aprovechable".

Aprender otro idioma supone adquirir mayor plasticidad cerebral, ya que mejora la concentración, favorece la capacidad del trabajador y es en conjunto una gimnasia cerebral que retrasa el envejecimiento y el desarrollo de enfermedades como el alzhéimer. "Los idiomas pueden aprenderse a cualquier edad, el principal factor es la motivación", considera Juan Antonio Planas, presidente de la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía. Y en opinión de Planas, la capacidad es "innata", porque todos tenemos el cerebro preparado para aprender otra lengua ."Es cierto que a edades más tempranas resulta más sencillo, pero la edad no ha de ser un obstáuclo para aprender lenguas como el inglés, porque los adultos cuentan con experiencia, conocen las estructuras gramaticales y les resultan más sencillas algunas lecciones".

Los que no conocen el inglés creen que es un idioma difícil, ya que tiene raíces germánicas y no latinas como el francés o el italiano. Sin embargo, los principales idiomas proceden de una raíz común: el indoeuropeo. Eso significa que en idiomas tan diferentes como el ruso, finés, español o inglés se sigue sin embargo la misma estructura mental: sujeto, verbo, predicado... "Y los adultos tienen ya esas estructuras asumidas. Todos esos idiomas tienen un sustrato universal y sin darnos cuenta tenemos la capacidad innata de conjugar sus verbos: todos entendemos que hay pasado, futuro, participio...". Por ello, Planas cree que una premisa importante para aprender un idioma es "dejarse llevar" y recuperar la facilidad que muestran los niños pequeños. "Hay que superar algunos caballos de batalla como la pronunciación, pero la motivación y el esfuerzo serán apoyos suficientes". El psicopedagogo recomienda seguir los cursos de idiomas y utilizarlos cuando escuchamos canciones o vemos alguna película en versión original, "cuando entendemos algo, será un pequeño éxito que nos ayudará a continuar con el aprendizaje", considera.

1.- Encontrar trabajo

A la gimnasia cerebral se une el entrenamiento del sistema auditivo: aprender un idioma nuevo ayuda a diferencia y codificar mejor los sonidos y tonos. El oído aprende a destacar los sonidos lingüísticos de aquellos que no son, lo que ayuda a una mayor flexibilidad.


El conocimiento de un segundo idioma se ha convertido en factor clave para encontrar trabajo. Un estudio de la Fundación Universia destaca que el aspecto más valorado por las empresas (hasta un 96,4%) a la hora de seleccionar al candidato es el dominio del inglés. "El inglés se mantiene como requisito imprescindible en más de un 86% de las ofertas de empleo cualificado. La creciente valoración global de los idiomas en el conjunto de la oferta está contribuyendo también a un aumento general del interés de muchos estudiantes y trabajadores por aprender otras lenguas para tener un mayor número de oportunidades en el mercado laboral", destaca la empresa de trabajo temporal Adecco en último informe de Empleabilidad e Idiomas.


Adecco destaca en su estudio la creciente externalización de las empresas y la importancia de la exportación en los negocios. "La demanda de candidatos que sepan comunicarse en otros idiomas es mayor en aquellas áreas que están en permanente contacto con proveedores, clientes o mercados distintos. Este es el caso del área de exportación, que es el que presenta de nuevo una mayor valoración de idiomas en su oferta de empleo".  Ingeniería Industrial, Economía, Derecho e Ingeniería Técnica Industrial han aumentado el porcentaje de ofertas que exigen una segunda lengua.

2.- Plasticidad cerebral. Más inteligentes

Con un segundo idioma se mejoran "todas las funciones cognitivas, la atención, la percepción, la memoria, la inteligencia y el lenguaje", aseguran científicos del University College de Londres, que realizaron un estudio con cien personas de las cuales 80 eran bilingües. Su conclusión fue que aprender otro dioma altera la estructura cerebral, en concreto el área que procesa información. Desde la Universidad de York, en Canadá, señalan que aprender un nuevo idioma, por ejemplo el inglés, bastaría para conseguir una mayor rapidez cognitiva.

3.- Retraso del Alzhéimer. Más Jóvenes

 Los que aprenden un segundo idioma pueden retrasar los síntomas del alzhéimer hasta cinco años, según revela un estudio publicado en la revista Neurology. El estudio se realizó en Toronto, Canadá, por el Instituto de Investigación Rotman. Unos 200 pacientes diagnosticados con alzhéimer presentaban distinta evolución: los que habían aprendido un segundo idioma (la mitad de los pacientes) lograban retrasar hasta cinco años síntomas como la pérdida de memoria, la dificultad para planificar, la confusión o las dificultades para resolver problemas.

4.- Más concentación. Mejores trabajadores

En el aprendizaje de un idioma se fortalece la capacidad de concentración. Desde el Centro de Ciencia del Lenguaje de la Universidad Penn State, en Estados Unidos, explican que los que hablan una segunda lengua realizan mejor y más rápido las funciones de multitarea. Los expertos coinciden en que los trabajadores que muestran en sus currículums que hablan el inglés u otra lengua están más capacitados para el trabajo en equipo y asumen mejor las responsabilidades.

5.- Gimnasia neuronal. Mejor preparados

El cerebro se puede mantener activo a través de ejercicios de gimnasia. Los neurólogos coinciden en que cuanto más se utiliza el cerebro menos frecuentes son los fallos en sus funciones. Aprender un idioma es una de las gimnasias más completas, porque se activa la memoria y se crean nuevas conexiones al cambiar de un idioma a otro. Así, funciones como el lenguaje quedan activas, al igual que otras como el raciocinio, el juicio,la abstracción o la capacidad de cálculo. La gimnasia comienza desde la primera lección.




  • Juan05/09/13 00:00
    Solución para enseñar y aprender e intercambios, lingodb. Incluso gratis.
  • bea05/09/13 00:00
    Yo empecé a estudiar inglés con más de 40 años y creo que ha potenciado mucho mi memoria, capacidad de concentración.... Recibo clases de profesores nativos en http://www.bspelling.com/ Además de que te ayuda a conocer a gente nueva y sentirte mas libre para viajar. Se lo recomiendo a todo el mundo casi como si fuera un hobbie. 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo