Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Desenfreno en Salou

Diversión al estilo británico con "daños colaterales"

Un total de 9.500 universitarios británicos acuden al llamado festival Saloufest ávidos de diversión desenfrenada por poco más de 200 euros.

Rafa Quílez. Salou Actualizada 04/04/2013 a las 20:42
4 Comentarios
Saloufest: diversión al estilo británico con "daños colaterales"

Son unos 9.500 universitarios británicos que durante unas semanas acuden al llamado festival Saloufest ávidos de diversión desenfrenada por poco más de 200 euros, un desembarco que suele causar "daños colaterales" entre los vecinos y turistas tradicionales de Salou, además de entre los propios participantes del evento.

El accidente de un estudiante que se precipitó desde un balcón o la aparente agresión sexual a una joven que se despertó semidesnuda en una playa han vuelto a poner en el punto de mira el Saloufest, un acontecimiento que se vincula al disfrute del alcohol, la playa, la fiesta, el sexo y el deporte al estilo británico.

El desenfreno tiene sus consecuencias y ayer Liam Joseph T., de 21 años, cayó al intentar acceder, en estado ebrio, al balcón del apartamento donde residía, escalando por la fachada, ya que había perdido las llaves, en uno de los accidentes más graves registrados en los últimos años en el Saloufest.

El festival, que ya va por su decimotercera edición, pasaba desapercibido fuera de Salou hasta que en 2010 una de sus participantes denunció haber sido violada, extremo que resultó falso.

El evento generó mucha polémica entonces, al publicitarse como una "meca de sexo y alcohol", pero después ha evitado cualquier mención al turismo de borrachera y se exhorta a los participantes a no infringir la ordenanza local de civismo. De hecho, en la primera tanda del Saloufest solo se han impuesto dos multas, de 300 euros cada una, por consumir alcohol en la calle.

Los jóvenes llegan desde el Reino Unido en autobuses, se alojan en hoteles y apartamentos de la zona -Salou y el barrio de Vilafortuny, en Cambrils, principalmente- y más allá de su sus ganas de diversión y fiesta por la noche, durante el día también tienen programadas diversas actividades deportivas.

En este sentido, este año se han añadido dos nuevas modalidades, "el balonmano y la equitación", según explica Doreen Straatman, responsable de Sol Active Tours, la agencia que los recibe en Salou.

Por la noche, llenan los bares de la Avenida Carles Buigas, habitualmente disfrazados de hawaianos, superhéroes, conejitas Playboy, cheerleaders o simplemente en ropa interior, siempre con la intención de "pasarlo bien", como confiesa uno de los participantes, John, que deja claro que ha venido para "salir de noche e ir a la playa".

Controlados de cerca por la organización y por la Policía Local, pendiente de que no orinen en la calle o de que, como sucedió ayer al mediodía, no se bañen desnudos en la playa, los visitantes de toda la vida, principalmente aragoneses y vascos, llevan años quejándose del ruido que originan por las noches.

Así, una visitante de la zona, procedente de Burgos, señala  que el Saloufest da "una mala imagen que no beneficia en absoluto" a Salou. "Los comerciantes estarán contentos, pero hacen muchos desperfectos. Dejarán dinero al comercio, pero destruyen la imagen que se proyecta fuera", agrega.

Y aunque el sector turístico y el Ayuntamiento de Salou siempre han mantenido que el festival "ayuda a desestacionalizar la temporada turística, pues se celebra justo antes y después de Semana Santa y anima la actividad turística", el consistorio ha empezado a desmarcarse del evento.

No en vano, Salou recibe más de 2 millones de turistas cada año, un 78% de los cuales procede del turismo familiar. "Por tanto, el Saloufest no define nuestro modelo de turismo. Es un paquete turístico entre empresas privadas que representa tan sólo un 0,5% del total de los visitantes del municipio y que no se organiza ni se promociona desde el Ayuntamiento", indican desde el consistorio.

Y es que la Generalitat a punto estuvo de retirar el sello de Destino de Turismo Familiar a Salou tras las críticas recibidas por los reclamos que anunciaba la organización.

Sea como sea, la llegada de estos 9.500 estudiantes británicos a Salou supone un impacto económico de unos 5 millones de euros y unos 1.500 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, según resalta la Asociación Hotelera de Salou-Cambrils-La Pineda. 


  • Francisco08/04/13 00:00
    Hola. Yo he estado en Salou en los últimos años con mi familia en Semana Santa (coincidiendo con el Saloufest) y mi opinión, salvo casos aislados, es que no es para tanto. Son unos miles de jóvenes ingleses que vienen aquí de fiesta (y a consumir y dejar aquí sus libras, lo cual viene muy bien al comercio y hostelería de la zona). Yo vivo cerca de C. Buigas y a mi no me han molestado para nada, sino todo lo contrario. Estos jóvenes ingleses forman parte ya del ambiente de Salou en estas fechas y dan alegría y ambiente a la ciudad. Su educación es similar a la de los jóvenes de aquí y, en general, no dan problemas. (Lo que yo no sabía es que, como se dice en la noticia, vengan en autobús. Vaya paliza de viaje). Claro que sería mejor que viniesen turistas de alto standing de visita cultural y dejase cada uno miles de euros. Pero, es lo que hay y bienvenidos sean los ingresos que nos reportan y que España necesita.
  • garcía07/04/13 00:00
    A la vista de casos como éstos, por favor, que no nos sigan diciendo eso de que los españoles somos todos muy maleducados, y todos los extranjeros son muy educados. En todos los sitios hay de todo.
  • lg06/04/13 00:00
    cutre-salou
  • Luis Jiménez Jiménez05/04/13 00:00
    Yo he estado en Salou coincidiendo con el primer turno de estos jóvenes británicos. Y resido en la zona más conflictiva de marcha nocturna. Este año creo que se han comportado con bastante corrección, salvo alguna excepción. Ya me gustaría a mí poder decir lo mismo de la temporada de verano, que comienza cuando se acaba la selectividad. Y entonces no son todos extranjeros, ni mucho menos. Esa época sí que es de desenfreno, de gamberrismo insoportable. ¿No hay entonces vigilancia?





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual