Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fenómeno en la red

La última lección de los sabios sorianos que arrasa en internet

Ha fallecido Moisés Ciriano, uno de los dos ancianos sorianos que protagonizan el vídeo 'Se veía venir'. En 2007 pronosticaron la crisis económica desde el pueblo de Valdegeña.

Nuria Casas Actualizada 14/10/2015 a las 21:02
31 Comentarios
La última lección de los sabios sorianos que arrasa en internet

Moisés Ciriano, de 85 años, ha disfrutado de la fama en los últimos días de su vida. Uno de los dos hermanos de Valdegeña (Soria) que protagoniza el vídeo 'Se veía venir', falleció a las seis de la mañana de este sábado en la residencia de ancianos en la que ingresó el 1 de noviembre.

Junto a su hermano Isidro, aparece en la pieza documental rodada en 2007 y rescatada recientemente por sus autores, Juan Zarza y Olga Latorre, en la que los hermanos Ciriano vaticinaban la crisis que nos azota con una peculiar sabiduría natural. Sus autores lo colgaron en Vimeo hace unos meses y el vídeo ha calado tanto en internet que se ha convertido en lo que se denomina un fenómeno viral por la cantidad de reproducciones alcanzada: el pasado viernes llevaba ya millón y medio.

El delicado estado de salud de Moisés desde que sufrió una neumonía fue uno de los motivos que les obligaron a abandonar su pueblo en la falda de la sierra del Madero, a 25 kilómetros de Soria, para ingresar en la residencia.

El propio Moisés lo explicaba el pasado domingo a su paisano de Valdegeña César Gonzalo, que acudió a visitarlos a la residencia junto a quien esto suscribe: «Nos encanta el pueblo, hemos estado solos los dos 45 años y muy bien, pero ahora ya no valemos». Moisés se mostraba encantado de recibir la visita de caras conocidas -«me habéis dado un alegrón»-, y también estaba contento por la repentina popularidad y por todas las felicitaciones y comentarios positivos que recibían, tanto en persona como a través de las redes sociales. 

Pero a un hombre que solía recorrer a diario varios kilómetros del término de Valdegeña le resultaba duro no poder salir a dar un paseo por Soria. «No llego ni de aquí al comedor, conque como para salir a pasear», se quejaba Moisés en la sala de estar. Su amigo Lorenzo García negaba ayer que la presión mediática hubiera tenido algo que ver con su fatal desenlace: «Estaba ya muy delicado, aunque con una tremenda lucidez». De hecho, había recibido hace poco una transfusión sanguínea y también tenía dolencias cardíacas.

Juan Zarza valoraba así la clave del éxito del vídeo: «Son personas que lo han pasado peor que nosotros, no van dando lecciones por la vida, pero sabían que había un desfase en esa forma de vivir y te lo cuentan como si fuera tu abuelo, de una forma tan natural que ha calado en la gente».

Cinco años después de la grabación, los hermanos asumían los aciertos en sus vaticinios sobre la economía con naturalidad. Y no advertían ni brotes verdes ni señales de recuperación a la vista. «Se ha gastado más de lo que había», insistía el mayor de los hermanos.

Isidro trabajó en Bilbao y en Madrid antes de decidir volver al pueblo hace casi medio siglo. «No me gustaba vivir allí -contaba el pasado domingo-. Un obrero, si tiene conocimiento, no puede vivir en una ciudad, porque si debe recorrer muchos kilómetros para ir a trabajar, se gasta en transporte la mitad del sueldo que gana. Mao Tse Tung decía que ninguna ciudad del mundo debía tener más de 250.000 habitantes, eso es un atraso». Y arremetía contra los 'genios' que decidieron «meter a toda España en cuatro ciudades». «Eso es un fracaso, cuanto más repartida esté la población por el territorio, mejor». Moisés intervino con el natural desparpajo del que hizo gala hasta los últimos días de su vida: «Toda la comida viene del campo. Que en la Gran Vía no se crían manzanas, ¿eh?».

Isidro insistía en este sentido: «Lo que hay que hacer es proteger al campo, porque si fracasa, vienen la miseria y el hambre. Hay 25 millones de pisos hechos que no se pueden vender ni se venderán. ¿Para qué?». El retorno masivo al medio rural lo veían difícil. Así lo razonaba Moisés: «¿Los jóvenes a los pueblos? ¡No vuelven! Antes prefieren robar. No compares la vida del campo a la de la capital». «El campo no es rentable», apostillaba Isidro. «¿Tú crees que es rentable sembrar una pieza y tener que esperar un año a saber si tienes beneficio? Y si viene bueno sacas, pero si no... a verlas venir».

Al despedirse, ofrecían un último consejo: «Educad bien a vuestros hijos. ¡Y no les deis mucho vicio!». La muerte de Moisés Ciriano deja otra gran lección : escuchemos a nuestros viejos antes de que sea demasiado tarde.


«Sus razonamientos estaban en la cabeza de mucha gente»


La muerte de Moisés Ciriano ha provocado honda tristeza tanto en los autores del vídeo como en el alcalde de Valdegeña y hermano de Avelino, Ricardo Hernández, quien no salía de su asombro ante la proyección que estaba alcanzando este pequeño pueblo de 45 habitantes gracias a la lección de sentido común de dos de sus habitantes más peculiares.

Cuenta Olga Latorre, coautora del vídeo 'Se veía venir' junto a Juan Zarza, que cuando hicieron el trabajo, en 2007, le cautivaron todas las personas a las que conoció en Valdegeña de la mano de Amado Gonzalo, natural de la localidad.

«Valdegeña es una maravilla. No solo por Isidro y Moisés, me encantó conocer a cada uno de sus habitantes. Pero los protagonistas del vídeo son muy singulares, tienen un gracejo añadido, llama la atención esa forma de expresarse propia de los pueblos y el gran contraste entre el uno y el otro», apunta Olga. Se refiere a la contraposición entre el desparpajo de Moisés 'casi nadie', como se autorretrata en el vídeo, y los más elaborados razonamientos de Isidro.

Esta soriana, realizadora y escritora que trabaja en Londres, se considera una afortunada al ser lo que denomina «una generación bisagra» con el pasado. Porque los hermanos Ciriano pertenecen a una sociedad que ha sido así durante cientos y cientos de años, ha vivido estancada sin sufrir grandes cambios, mientras que la actual ha entrado en una dimensión completamente diferente debido, principalmente, a las nuevas tecnologías. «Esa es una de las razones del éxito, -explica Latorre-. Además, sus planteamientos son también los que estaban en la cabeza de mucha gente, no deja de ser una lucidez natural muy común».

Otra razón del éxito de 'Se veía venir' es la cantidad de lecturas contenidas en los cinco minutos que duran las reflexiones de Isidro y Moisés. Según Olga Latorre, «el vídeo le encanta a gentes de diferente perfil ideológico, tanto de derechas como de izquierdas». Y ha caído en un momento de crisis, con la sensibilidad a flor de piel hacia todo aquello que suponga reflexionar sobre las causas que nos han traído hasta aquí.

No obstante, a la joven realizadora le preocupa el impacto del vídeo en quienes lo están pasando mal económicamente y puedan sentirse culpables por no haber caído antes en la cuenta de que podían acabar de esta forma. «Es importante enviar un mensaje de apoyo a quienes puedan sentir el peso de la culpa», apunta Olga.

La masiva difusión de 'Se veía venir' ha sorprendido a la realizadora en Soria, donde se encontraba de vacaciones para presentar su libro 'Nuane', de la editorial Edebe. Precisamente fue Avelino Hernández (Valdegeña, 1944-Mallorca, 2003), gran amigo de su padre, Josete Latorre, quien impulsó su faceta literaria.

El escritor de Valdegeña le dedicó de niña uno de sus libros más entrañables: 'Silvestrito', una obra que acerca a un tiempo y un lugar muy presentes en la vida de Isidro y de Moisés y que no debería caer en el olvido.

Retazos del vídeo

 
Isidro y Moisés Ciriano expusieron en 2007 ante las cámaras en Valdegeña su peculiar tratado sobre la vida. Fue en el marco de un trabajo que encargó la Asociación de Amigos de Avelino Hernández a Juan Zarza y Olga Latorre y no llegó a ver la luz.

Isidro: "Economía no hace falta estudiar... el hombre que gane cinco duros, que se gaste uno. Esa es la economía verdadera" Moisés: "¿Al colegio yo? Año y medio iría. No es como ahora, que se cascan 20 o 30 años estudiando. Antes era una vergüenza".

Moisés: "Le digo a unos obreros: ¡Vaya cochazo que lleváis! Y ellos me respondieron que no era suyo. Toma, ¿pues de quién es? Del banco. Yo te digo la verdad, si no lo tengo no lo compro, me quedo sin él".

Isidro: "Un cubalibre, ya vale 700 pesetas. ¡Pero hombre, señor mío! Échese un trago de agua y 700 pesetas que se ahorra. ¡Si medio lomo vale 700 pesetas y tienes para comer media semana!".

Moisés: «Se vive bien, lo que pasa es que no se conforma la gente. Yo ahora gano en un mes lo que no he ganado en toda la vida». Isidro: «La gente pide 40 millones al banco y se creen que salen de la gorra. Esto va a terminar mal, muy mal».

Isidro: «Si el hombre que gana cinco duros se gasta seis ¡ya se ha jodido la economía! La economía tiene que venir por uno mismo» «De lo malo a lo bueno se va bien, pero de lo bueno a lo malo... ¡Ay qué mal se va ahí! Y eso es lo que va a venir».



La boina que acabó posada sobre el verdadero Aquilinón


Isidro y Moisés Ciriano ya eran dos personajes, en el sentido más entrañable de la palabra, antes de que el trabajo de Juan Zarza y Olga Latorre los expusiera a la vista de miles de ojos y oídos. Al menos para sus paisanos y para personas de la sensibilidad del desaparecido escritor soriano Avelino Hernández.

Isidro es el depositario de uno de los símbolos de Avelino Hernández: su boina. Se la regaló Teresa Ordinas, viuda del escritor afincado en Mallorca, poco después de que éste falleciera a consecuencia de un cáncer. De esta forma, aquella boina que inspiró relatos al autor, posada sobre la cabeza de su amigo Isidro, ha seguido paseando entre encinas y robles centenarios y divisando el Moncayo en el entorno que vio nacer al escritor.

Cuando supo que su final estaba cerca, el autor de 'La boina asesina' hizo una visita de despedida a Valdegeña, en la primavera de 2003, y fue a ver a Isidro. «Siempre que íbamos a Valdegeña nos acercábamos a saludarle. Tuvo una relación muy especial con él, porque ya se veía que era un personaje. Comentaban muchas cosas de la vida, pero especialmente sobre política, ya que Isidro ha sido muy de izquierdas y además nada convencional», explica ahora Teresa Ordinas desde su residencia en Mallorca.

«Bonachón, listo y pragmático»


Isidro sirvió también de inspiración a alguno de los personajes de los libros del escritor de Valdegeña, según confirma su viuda. Por ejemplo, se atisba en su obra humorística 'El Aquilinón', que lleva por subtítulo 'La existencia singular de Aquilino Periáñez, por mal nombre Aquilinón'. Se trata de un compendio de sucesos varios, exponente de la socarronería de la gente común, en palabras de su autor. Su protagonista es «un mozo soltero viejo, grande y corpulento, ingenuo, bonachón y tierno, pero vivo y vividor y listo y pragmático, iconoclasta y heterodoxo». Una descripción que encaja como un guante en Isidro.

Los hermanos Ciriano también han inspirado a artistas como el fotógrafo soriano César Sanz, que ha incluido en sus exposiciones y libros retratos donde destacan los vivaces ojos de Moisés y ese rostro enjuto surcado por el tiempo.

La viuda de Avelino fue una de las primeras en felicitar a Juan Zarza y Olga Latorre por su trabajo en cuanto recibió el vídeo 'Se veía venir', hace casi un mes. Sabía que la Asociación de Amigos de Avelino había proyectado sacar un documental que finalmente no vio la luz. Pero desconocía este material que ha recuperado ahora Zarza y se ha convertido en un fenómeno en internet.

También Amado Gonzalo, el último en nacer en Valdegeña hace 40 años, muestra su sorpresa por el eco que ha tenido aquella conversación de hace cinco años con los perspicaces hermanos Ciriano. A Amado no les sorprenden sus lecciones porque lleva toda su vida siguiendo la sugerencia del refrán: «Si quieres un buen consejo escucha a los viejos».

 


  • para 2520/11/12 00:00
    Qué atrevida es la ignorancia!!!! Alfabetizate un poco, mira los datos del INE sobre emigración en España, o sinmplemente haces una lectura "comprensiva" del reportaje de El Heraldo del domingo pasado; luego , opina y no insultes con tus palabras, si sabes y puedes
  • Nala20/11/12 00:00
    #25#, no tengas tan poca vergüenza, aprende a vivir como han vivido estas personas, que son bastante más sabias que tú, y te puedo asegurar que tendrás una vejez más digna de lo que con tu comentario manifiesta, seguramente a sus sucesores les dejarás mejor porvenir. mi pésame a la familia de este sabio.
  • pal 2519/11/12 00:00
    Deduzco que ,ademas de joven, eres bastante ignorante .
  • F. M.19/11/12 00:00
    Indignante el comentario 25, así va el país con gente como tu que no sabe reconocer el sacrificio y el esfuerzo de las personas mayores no viejos como despectivamente les llamas. Ellos se encontraron con un país mucho peor del que tu te encuentras, recién salidos de una guerra y en plena posguerra por todo por hacer. A ver que país dejas tu a tus descendientes con esa forma de ser y de pensar.
  • q19/11/12 00:00
    25- ¿Tú tienes vergüenza o es que no tienes familia mayor que haya trabajado como la mayor parte de la gente han trabajado?. Sin entrar en otros apartados, te diré que pienso que la mayor parte de la gente que hoy está cobrando esos chollos que dices se lo han ganado con creces. Si gana mas que los que ahora estamos en edad de trabajar, también está justificado, pues trabajaban muchas horas y con pocos medios, además de cotizar lo que se les demandara. Otra cosa será que en este país haya muchas pagas no contributivas, que a veces y comparando con que no han cotizado nada o casi nada, son excesivas.
  • Cierzo19/11/12 00:00
    Nº 25, ¿de que vas?, estas personas que dices tú que viven del morro, trabajaban 15 horas al día para llevar comida a casa, lo que están disfrutando ahora según dices, es con el tiempo que han dedicado ellos al trabajo, no con tu trabajo. Deberíamos aprender mucho de ellos. El futuro de los jovenes que dices, es el futuro que ganasteis con perdiendo el tiempo con la play-station y el señor de los anillos, si en vez de dedicar tanto tiempo a esa pijada lo hubieras dedicado a formarte en la vida ( no una carrera, que con dinero panderetas) ahora estarías más tranquilo.
  • Oscar18/11/12 00:00
    No se puede decir más claro kirkayu. Me gustaría saber cuantos de los que dicen que ellos no han creado la crisis, votaron a ZP. Los que no le votamos si que estamos sufriendo una crisis que a la que no hemos contribuido de ninguna manera. Hala!, a disfrutar de las consecuencias de lo votado. Durante cuento tiempo tendremos que recordar el ya famoso debate entre el mentiroso Solves y el Sr. Pizarro.
  • Mikel18/11/12 00:00
    Ya estamos como siempre. La culpa es nuestra, de los de a pie, que somos tan borregos que votamos a unos y a otros, protestamos en la barra del bar pero les hemos permitido en los últimos 37 años convertirse en una casta intocable y con poder para hacer y deshacer a su antojo sin dar explicaciones a nadie.... y los borregos seguimos pagando sus desmanes. Me estaba refiriendo a los políticos y a todos los estamentos paralelos que han creado para mejorar su impunidad y también, por supuesto, a los bancos pero solo en segundo lugar pues son lo que son por que los primeros se lo han permitido.
  • Martina18/11/12 00:00
    Pero si han contribuido los dos partidos a crear la crisis!!!!por eso los peperos echan la culpa a los ZP y los ZP a los peperos.
  • ejeano18/11/12 00:00
    Pasa de diez años lo que hace que un señor bastante mayor y con pocos estudios, ninguno, me comento que no entendía como era que le habían contado que en Ejea había mas de 400 viviendas en construcción. Al poco tiempo falleció y no llegó a ver el incremento de esta cantidad. Tenía pocos estudios, repito que ninguno, pero mucha razón.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual