Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Información comercial

Playa en otoño: qué hacer en Tenerife

Es conocida como la isla de la eterna primavera debido a su clima estable y suave a lo largo del año.

06/10/2014 a las 06:00
0 Comentarios
Tenerife

La llegada del otoño no tiene porque traer consigo el adiós a las playas. En Canarias, la buena meteorología la convierte en un destino ideal durante todas las estaciones para disfrutar del sol y del mar. Tenerife con una gran diversidad de oferta, entre la que se incluyen 13 playas galardonadas con la Bandera Azul, es un buen lugar para alargar la temporada.

Al oeste, se ubica Puerto de la Cruz, uno de los principales puntos turísticos debido a sus playas y a la cercanía al Teide. El volcán provocó que la arena de su litoral sea negra. Aquí se encuentra una mezcla de naturaleza y arte que se deja ver en lugares como Playa Jardín o el Complejo Martiánez. Ambos son una obra de ingeniería de César Manrique. El Complejo Martiánez se extiende a lo largo de 5.000 metros cuadrados donde se combinan piscinas artificiales con agua del mar con jardines, bares, restaurantes y un casino. Justo al lado, se encuentra la playa Martiánez, con dos zonas diferenciadas: una óptima para un baño tranquilo y otra ideal para realizar surf.

Al sur, Costa Adeje se erige como otro polo de atracción turística gracias a su extensa oferta para realizar deportes de aventura. En este punto hay hasta 17 playas diferentes, siendo las más conocidas la de Fañabé, Torviscas y la Troya. Adeje significa también lujo y así se deja sentir en sus hoteles, la mayoría de 4 y 5 estrellas. Aquí hay numerosas empresas que ofrecen excursiones por los alrededores para ver delfines y ballenas, así como los fondos marinos. También se encuentra en Costa Adeje uno de los mejores parques acuáticos del Mundo: el Siam Park, donde se puede soltar adrenalina en atracciones como el Tower of Power, un tobogán para quien no sufre de vértigo.

También al sur se sitúa Playa de las Américas, un centro vacacional que no descansa ni de día ni de noche. Durante las horas de sol, las playas de Las Américas I, Las Américas II, El Bobo y Tierra Negra atraen el protagonismo. Su ocupación es alta en verano, aunque en otoño es menor. Tampoco deja de llamar la atención la denominada Milla de Oro, un área de tiendas exclusivas, donde se han instalado las mejores marcas nacionales e internacionales. Completan la oferta de lujo un casino y un campo de golf (en la isla hay 9 campos de golf). Por la noche, el ambiente invita a conocer sus bares, terrazas y discotecas, siendo uno de los puntos de la isla con más movida nocturna.

El Médano se levanta como un enclave óptimo para practicar surf y windsurf durante todo el año. La situación invita a disfrutar de vientos constantes que garantizan una experiencia segura y de un ambiente surfero en sus bares y tiendas. Allí, hay una gran cantidad de empresas que dan clases y alquilan el material necesario para lanzarse sobre las olas.

Santa Cruz de Tenerife es la capital de la isla. El otoño se anuncia en sus calles gracias a la floración de los palos borrachos, unos árboles que cambian sus hojas en estos meses y otorgan a las calles de la ciudad un color especial. En Santa Cruz, además del núcleo urbano, también hay cabida para el sol y el agua con playas como la de Las Teresitas, de arena fina. César Manrique dejó aquí también su impronta en el Parque Marítimo César Manrique, más de 22.000 metros cuadrados con piscinas y otras ofertas de ocio. La naturaleza se deja sentir en el cercano Macizo de Anaga, un rincón de rica vegetación, ideal para hacer senderismo.

No obstante, la isla está llena de rincones por descubrir. Conoce su oferta hotelera en Centraldereservas.com


 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual