Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Feria Taurina del Pilar

Enrique Ponce y López Simón quieren, veremos si pueden

Ambos toreros trabajan a contrarreloj para estar presentes en la Feria del Pilar.

Javier Clavero. Zaragoza Actualizada 06/10/2015 a las 10:24
Enrique Ponce trabaja junto a su fisioterapeuta.Twitter

Enrique Ponce y Alberto López Simón luchan a contrarreloj para superar sus lesiones y formar parte de la Feria del Pilar. Por bien distintos motivos, la temporada española que toca a su fin ha sido especial para ambos y pretenden despedirla por todo lo alto en plaza de primera categoría. 

El maestro de Chiva -que celebra el 25º aniversario de alternativa- se recupera de la rotura muscular de aductor que sufrió el pasado 19 de septiembre en Nimes. Fue herido cuando entraba a matar un ejemplar de Juan Pedro Domecq y, a pesar de lograr acabar con él y salir por la Puerta de los Cónsules junto al resto de la terna (Roca Rey y Juan Bautista), su doctor Ángel Villamor le diagnosticó un mes de baja al evaluar la zona dañada.

Desde entonces, se somete a sesiones de infiltración de Plasma Rico en Factores de Crecimiento -plaquetas beneficiosas para los tejidos- y, tal y como indican fuentes cercanas al diestro, trata de acelerar la recuperación por todos los medios: "Contra todo consejo de su médico, está forzando la máquina para intentar llegar al Pilar. Este martes, se volverá a infiltrar y trabaja diariamente con su fisioterapeuta".

Sin embargo, el propio Ponce lanzó recientemente un mensaje prudente a través de Twitter: "Cada día, un poco mejor. Pero aún veo difícil llegar a Zaragoza". En su contra juega que la tarde firmada es la que abre el ciclo pilarista, el domingo 11 de octubre, junto a Morante y Diego Urdiales. A favor, las "ganas" de formar parte de un cartel que ha levantado mucha expectación y la importancia de esta cita en el calendario.

Por su parte, López Simón, la gran sensación del momento, tiene más factible recortar los plazos. El de Barajas resultó cogido el viernes pasado en su primer toro de la Feria de Otoño de Las Ventas, y sufrió una cornada de 12 centímetros en la cara posterior del muslo izquierdo que le alcanzó el pubis. A pesar de ello, pospuso la operación y salió por la Puerta Grande, para convertirse en el único torero en activo que ostenta tres salidas a hombros en Madrid en una misma temporada. 

El doctor García Padrós -cirujano jefe de Las Ventas- le entregó en la mañana de este lunes el alta médica al comprobar que evoluciona favorablemente, y abandonó el hospital San Francisco de Asís. "No creo que tenga problemas para estar en Zaragoza. Ya se sabe cómo son los toreros", adelantó el galeno. 

López Simón proseguirá con la recuperación en casa y, tan pronto como sea posible, se pondrá en manos de su fisioterapeuta, Zani Monreal, para acelerar la puesta a punto. A diferencia de Ponce, está acartelado en la recta final de la feria, en un mano a mano con Alejandro Talavante. Dispondrá de más tiempo para ultimar su recuperación.



















 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual