Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Espectáculos

"No dejo de sorprenderme de hasta dónde podemos llegar con Love of Lesbian"

La banda barcelonesa Love of Lesbian ofrece este domingo en la sala Mozart un concierto de reflejo intimista.

Pedro Zapater. Zaragoza Actualizada 26/12/2014 a las 08:54
0 Comentarios
Love of Lesbian

Love of Lesbian cierra un intenso año de conciertos con una propuesta alejada de sus habituales giras. Con ‘Espejos y espejismos’ (sala Mozart, 20.30) concluye en Zaragoza la serie de representaciones que la banda barcelonesa ha dado en diversos auditorios y teatros, un espectáculo en el que interpretan canciones intimistas arropados por una escenografía teatral. Julián Saldarriaga, guitarrista del grupo, descubre qué hay tras el telón de ‘Espejos y espejismos’.

Concluyen gira en Zaragoza tras 18 representaciones de un espectáculo bastante diferente a sus conciertos habituales…

Son una mezcla, un puente entre un concierto al uso y una obra de teatro, salvando que no es ni una obra de teatro ni un concierto. Es más o menos un punto intermedio. Hemos querido reinterpretar de alguna manera varias canciones que son parte de nuestro repertorio, algunas de ellas las más escondidas, las que no entraban en el ‘setlist’ de festivales o en las giras habituales. Les hemos querido otorgar una importancia y hemos buscado una manera de representarlas visualmente. Algunas canciones son casi un videoclip en directo.

¿Y cómo consiguen llevarlo a escena?

Con el arte y saber hacer de unos chicos que conocimos hace unos años en Barcelona y que trabajan en el mundo del teatro y del 'clown'. Han diseñado marionetas, títeres y una serie de escenografías con sombras chinas y han creado un paisaje hecho con cajas de cartón que simula un almacén en el que se van metiendo memorias, canciones, recuerdos… esas cajas de cartón se van abriendo a medida que avanza el concierto.

¿Es su música un espejo o un espejismo donde mirarse?

La verdad es que se ha convertido en un todo. La música es una constante diaria para mí no solo por el tiempo que me ocupa sino porque me permite llenar la nevera y utilizarla un poco a mi antojo. Hay días en que estoy un poquito triste y lo primero que hago, igual que todo el mundo, es ponerme dos o tres canciones que sé que me levantan el ánimo. Otras veces, es inevitable que sea la música la que me condicione el carácter; a lo mejor estoy alegre y escucho una canción triste que me lleva a algunos recuerdos.

Para el recuerdo quedará una gira con la que han arrasado…

Es una gira que arrancó relativamente hace poco y que termina este domingo en Zaragoza. El público se ha incrementado a medida que hemos ido quemando etapas. Eso es normal, porque llevábamos una gira muy extensa en verano. Hasta que la gente no se ha dado cuenta de que es un espectáculo diferente no ha acudido en masa. Los dos primeros conciertos que hicimos en Cataluña tuvimos medio aforo, y ahora vemos el fruto de ese boca a boca y de las redes sociales. Los comentarios han hecho que la gente se haya dado cuenta de que es una gira diferente.

En México también les ha ido muy bien…

Es como una vida paralela que lleva el grupo. No hemos ido con ‘Espejos y Espejismos’, estamos todavía empezando a hacer conciertos y dándonos a conocer. No hace ni dos años que tocamos por allí y sí, la verdad es que está funcionando muy bien. Estamos realmente sorprendidos de la acogida que tienen las canciones.

¿Se imaginaba hace unos años llevando la música de Love of Lesbian a teatros y auditorios?

Bueno, no ha dejado nunca de ser un sueño y una ilusión. Sobre todo con este montaje. Alguna vez echamos la vista atrás, cuando empezamos a idear algo así, allá por 2007. Pero el día a día, el atropello de las giras y el hecho de no haber dado con la persona adecuada con quien dejarte llevar no lo había hecho posible hasta ahora. Nosotros controlamos de alguna manera lo que son los conciertos, pero no la escenografía; el lenguaje del teatro es diferente. Al encontrar a Guillem Albà nos vimos muy capaces porque entendió perfectamente lo que queríamos y fue la puntilla necesaria que necesitábamos. Muchas veces no dejo de sorprenderme y de maravillarme un poquito de hasta dónde podemos llegar y lo que estamos haciendo con el grupo.

¿Y cómo se lleva lo de pasar más tiempo de gira que en casa?

La verdad es que veo la luz al final del túnel. Me gusta mucho girar, no me arrepiento de nada de lo que nos ocurre y del tiempo que pasamos en carretera. Quizás sí que achaco la pérdida de tiempo en los desplazamientos, en los trayectos, en las esperas… pero este año que viene va a ser más tranquilo; no vamos a hacer tantos conciertos y solo tocaremos fuera España. En estos últimos dos meses he echado un poquito el freno de mano y en vez de dejarme llevar y acordarme de los conciertos una vez ya han pasado los estoy viviendo desde el segundo cero. Cuando tienes un montón de conciertos dices “qué ganas tengo de parar” y cuando has parado piensas “mierda, ahora tengo ganas de seguir haciendo conciertos”.

¿Resistirán la tentación de no tocar en España en todo 2015?

Nos lo hemos repetido tanto que es imposible que alguno de nosotros ceda. Incluso le hemos dicho a la oficina de 'management' que cualquier propuesta que llegue ni nos la cuenten.

Entonces, se van a concentrar en su gira por Latinoamérica y en grabar nuevo disco a finales del próximo año…

Tenemos varias ideas, no sabemos muy bien si será a finales o antes. Pero sí, 2015 va a ser un año de grabación de disco y también vamos a componer una banda sonora para una película basada en un libro de Paco Roca.

¿A qué otros países, además de México, les gustaría llevar su música en directo?

La idea es intentar llegar a países como Chile, Colombia o Argentina. A través de las redes sociales recibimos muchos mensajes pidiendo que vayamos por aquellos lugares, donde comienzan a sonar nuestras canciones, y nos gustaría tantear un poquito esas latitudes.

Love of Lesbian no es un grupo al uso. Además de músicos, también cultivan otras facetas. A usted, hasta le hemos visto cocinar...

Cada uno tiene sus moviditas (risas). Cocinar me gusta. Lo hago no solo como ‘hobby’ sino como supervivencia, ya que vivo solo y para comer siempre lo mismo… me gusta ir improvisando. Ramón tiene un bar en Madrid, el Fotomatón; Jordi tiene una tienda con su mujer; Oriol tiene una plataforma de vídeos que se llama ‘Fangazing’; yo tengo otro grupo con el que voy a sacar un disco en enero... La idea es no quedarnos quietos y cumplir esa premisa de que la actividad genera actividad. Si paramos me caigo al suelo y no me puedo levantar.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual