Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Literatura

"Juan Rulfo es mi modelo"

Javier Sebastián publica ‘Puente de Vauxhall’, una novela de espías centrada en Lady Diana Spencer.

Antón Castro Actualizada 14/03/2014 a las 17:36
Etiquetas
0 Comentarios
Javier Sebastián

Javier Sebastián (Zaragoza, 1962) es un escritor metódico, paciente, que arriesga en cada uno de sus libros. Le interesan los grandes temas: el amor, el poder, la ocultación, la verdad y la mentira, la política... Y casi siempre el viaje: la escritura es una forma de viaje. Javier Sebastián, músico en su juventud en la banda Alta Sociedad, viaja cuando escribe y escribe para viajar. Lo ha hecho en casi todos sus libros, desde 'La casa del calor'; lo hacía en su exitoso 'El ciclista de Chernóbil', que ha sido traducido a varias lenguas europeas y ha tenido un gran éxito en Francia, y vuelve a hacerlo ahora, con 'Puente de Vauxhall' (Destino, 2014), una novela de espionaje, de identidades, de política y conjura, que transcurre en Londres hacia 1997, antes y después de la muerte de Lady Diana Spencer.

Sebastián quería alejarse de Pripyat, "el escenario de 'El ciclista de Chernóbil' (DVD, 2011), una ciudad devastada y gris, para sustituirlo por otro completamente distinto, casi contrario, como es un Londres luminoso y de espías. Luego, como es lógico, la transformación no es tan grande y los temas vuelven: la ocultación, la miseria, la lealtad, la identidad. Distinto contorno para hablar de lo que me interesa de veras desde mi primera novela".

No es el único personaje, pero Lady Diana Spencer (1961-1997) es una de las criaturas decisivas del libro. Explica el autor: "Fue imaginármela aburrida en el palacio de Kensington un sábado por la tarde, en pijama, viendo la televisión. Pensar en lo pequeña que es una persona tan grande, en su insignificancia, que es la misma que la mía y la de todos. Y despojarla de todas las capas de juicios y prejuicios que cada uno de nosotros tenemos sobre ella para acabar demostrando que lo que parece intrascendente define nuestra posición en el mundo ?señala-. Diana representa para mí tres cosas: un insoportable dolor de vivir, una completa falta de gobierno sobre la propia vida y la encarnación pop de una época".

La novela arranca con una monja. Javier Sebastián lo explica así: "La hermana Loretta María Semposki participa en un experimento sobre las grandes memorias del mundo. Junto a los ventanales del colegio de Shaftesbury, una ayudante del coronel Dolado va recogiendo en cuadernos los recuerdos de la monja, en apariencia inocentes. Una vez estudiados, esos cuadernos se destruyen. Salvo unos pocos, que van a parar a una casa de Dunstable, al noroeste de Londres. Pero ahora han desaparecido. Y en sus páginas no solo se lee el relato de una vida, sino algo muy comprometedor".

La monja era el puente de acceso a la princesa Diana y ella infiltró a una niña de quince años, Fabiola, "una espía perfecta, en palabras de John Le Carré". Javier Sebastián insiste: "¿Qué es lo que resulta tan peligroso de las palabras de la hermana Loretta? La hermana Loretta era amiga y consejera de la princesa Diana y su narración podría iluminar las zonas oscuras que rodearon su muerte. Esta es la historia de cómo la gente del coronel Dolado infiltró en Highgrove House a una niña de 15 años".

'Puente de Vauxhall' es y no es una novela de género. Una novela de espías y de intrigas: "No soy novelista de género. Al recurrir con 'Puente de Vauxhall' a la novela de espías quería encontrar estrategias para armar una historia en cierto modo pop, pues las novelas de espías lo son. Tuvieron su edad dorada en los años 60 y 70, pero ahora han vuelto y, además, en forma de realidad, como lo demuestran Snowden, Assange y muchos otros casos de novelas de espías en directo", declara Javier Sebastián.

La ciencia y la medicina son importantes en el análisis de asuntos como la memoria o el olvido, que están muy presentes en la novela e incluso en otros libros del escritor aragonés, afincado en Barcelona desde hace más de un cuarto de siglo. Resume Javier Sebastián: "En 'Puente de Vauxhall' hablo del ZIP, un inhibidor de una enzima del cerebro conocida como PKM zeta y que en el laboratorio se ha demostrado eficaz para borrar un recuerdo elegido entre otros. El resto permanece".

Como permanece una escritura cada vez más fluida y nítida que alienta en una novela de estructura compleja, con varias voces. "Para levantar una novela así, necesitaba un estilo lo más limpio posible. Es, por otra parte, la enseñanza de los maestros, pues quizás el barroquismo pretende ocultar una ineptitud. Desescribir es tan importante como escribir. Como siempre, Juan Rulfo es el modelo".

La ficha
'Puente de Vauxhall'. Javier Sebastián. Destino. Barcelona, 2014. 227 páginas. [La novela se presenta este viernes, 14 de marzo, en la librería Cálamo con María Ángeles Naval.]








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual