Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cine

"Las bombas que cayeron sobre el Pilar estaban mal montadas"

El cineasta Miguel Lobera presenta en el Colegio Mayor Pedro Cerbuna su documental ‘Alas rojas, espíritus del viento’.

Antón Castro. Zaragoza Actualizada 18/09/2013 a las 13:19
23 Comentarios
Fotograma de 'Alas rojas'

Miguel Lobera es cineasta y periodista. Nació en Barcelona en 1977, pero se trasladó de inmediato a Zaragoza. Es autor de cortos y de dos documentales: ‘La Torre Nueva’ y ‘La Sublevación de Jaca: capitanes del frío’.

-¿Qué es, exactamente, su documental ‘Alas rojas’? ¿A qué alude: a los aviones, al campo de aviación de Sariñena, a un episodio específico de la Guerra Civil?
-En ‘Alas rojas, espíritus del viento’ pretendo narrar la historia de la aviación durante la Guerra Civil desde el punto de vista del aeródromo de Sariñena.

-¿Qué le debe al libro de Salvador Trallero, ‘Alas rojas’?

-Es fundamental, no solo como inspiración para adentrarme en el mundo de los aviadores sino que constituye una de las líneas narrativas de la película.

-¿Qué le atrajo de esta historia, por qué ha querido hacer un documental?
-Porque me apasionan los aviones y los aviadores, creo que son personas irrepetibles que viven en un contexto único y que, además, vivieron la guerra desde un punto de vista privilegiado: el aire.


-Explíquenos cómo está montada la película...
-He intentado crear una estructura circular sobre el tema, atacarlo desde todos los puntos de vista posibles. Desde las películas de la época hasta la recreación por ordenador del ataque al aeródromo de Garrapinillos en octubre del 37. Procuro emplear un lenguaje audiovisual muy dinámico para seducir a las personas a las que, a priori, no les interesa la Historia.

-¿Qué aportan los dos testigos de aquellos días, aunque no estuvieran específicamente en Sariñena?
-Para empezar su propia vivencia, ser nonagenarios y haber sobrevivido al frente de guerra, a la dictadura. Y llevar casi 40 años de democracia es como para quedarse admirado. Antoni Vilella, mecánico de aviación, y Gregorio Gutiérrez ‘Guti’, piloto del bombardero ‘Katiuska’ estuvieron en el frente y estuvieron muy cerca de la muerte, vieron morir a muchos de sus compañeros y, además, perdieron la guerra. Lo que más me fascinó fue su ausencia absoluta de rencor, los dos me hablaron de la guerra con una mirada juvenil.

-En la película ha querido tocar qué ocurrió en el bando republicano o en el bando nacional. ¿A qué conclusiones ha llegado?
-A que la II Guerra Mundial no empieza en Polonia sino en España. En el aire el porcentaje de extranjeros fue igual o superior en algún momento al de españoles. Las batallas entre rusos y alemanes o franceses (Malraux sería un ejemplo) e italianos son habituales desde el año 1937 sobre España.

-Si tuviera que resumir la evolución de los aviones, ¿qué nos diría?
-Lo expresa el historiador bajoaragonés José María Maldonado, autor de varias monografías sobre los bombardeos en Aragón y en Alcañiz, de una forma muy gráfica: “Empezamos en el 36 tirando las bombas a mano, literalmente a mano, para acabar ya en el 38 – 39 con los mismos aviones que van a iniciar la II Guerra Mundial”.

-Aborda también la historia de las bombas del Pilar. ¿Qué pasó exactamente: quién arrojó las bombas, por qué no estallaron, qué significó aquel hecho en el curso de la guerra?
-Aun en el año 2013, es un hecho que alberga dudas para los historiadores. Muchas de las cuales serían resueltas si se localizara la cuarta bomba que tiró el Fokker F7 y que se encuentra en el río Ebro a los pies del Pilar. No obstante, la tesis aceptada por la mayoría de los historiadores es que fue un sabotaje de la tripulación. Las bombas estaban mal montadas.

-Había hecho varia películas: la de la Torre Nueva o la de Fermín Galán, entre otras. ¿Qué supone esta película con respecto a ellas, en qué se parece, en qué se aleja?
-Creo que a todas les une el amor por los acontecimientos escondidos, poco conocidos. Me encanta descubrir hechos olvidados y darles algo de relieve. En la Torre Nueva descubría a Anselmo Gascón de Gotor, en la Sublevación de Jaca a Fermín Galán y en los Alas Rojas a Antoni Vilella que, además, está vivo.

-Parece que casi siempre opta por el documental. ¿Qué le da el documental, qué tiene de especial para usted?
-Esencialmente que me permite emplear las herramientas narrativas del largometraje a un coste asumible pero además, y mucho más importante, me apasiona el documental porque me permite entrevistar a personas que de otra manera nunca habría conocido.

-Ha empleado cinco años en la producción y realización de la película. ¿Qué ha pasado, qué dificultades y qué apoyos ha tenido?
-Me quedé sin dinero y, lo que es peor, al año de producirlo me quedé sin ilusión, no lo veía claro. No obstante, poco a poco, como esas relaciones que se cuecen a fuego lento, me fui reconciliando con la historia y me obstiné en que esta aventura no podía quedarse olvidada en un cajón. Trabajando este documental me he descubierto como un artesano multimedia, con herramientas del siglo XXI pero con la paciencia y el mimo de la artesanía tradicional.

-¿Cómo ha sido el proceso de documentación?
-Complejo, complejo, existe muchísima documentación y muy variada. No podría precisarlo porque llevaría mucho tiempo, ahora bien ha sido precioso descubrir algunos hechos como que el avión que bombardeó el Pilar recaló en Sariñena y fue fotografiado en allí para la película ‘Alas Rojas sobre Aragón’ (1937). También he utilizado otra película: ‘Los novios de la muerte’ (1938).

-Penúltima cuestión. ¿Qué queda por contar de la Guerra Civil?
-Difícil cuestión, puedo decir lo que me gustaría contar a mí. Me encantaría hablar de la intervención italiana o de la 9, la Novena compañía, compuesta por excombatientes republicanos, que fue la primera en recuperar París en la II Guerra Mundial.

-Y a partir de ahora, ¿qué? ¿Maneja algún proyecto?
-Siempre he soñado con hacer un documental sobre María de Ávila porque bailar es lo más parecido a volar.


  • Marea roja19/09/13 00:00
    JuasJuas el kirkayu que cachondo.. Los jóvenes de hoy con varias carreras y muchos más conocimientos (incluyendo de historia) que los carcas fachillas, se parten la caja de risa cuando alguien intenta convencerles e de que Franco era muy popular entre catalanes y vascos y que las pruebas están en el nodo.. No insista que la risa se va a oir hasta a traves de Internet. Los jovenes de hoy han hablado con gente que vivió en la época en vez de documentarse en el nodo. Ahora a los que les guste el nodo (a los jovenes seguro que no) que lo disfruten en su casa, que seguramente huele bien a naftalina. En Alemania defender a Hitler es delito, aquí deberá ser lo mismo el defender el fascismo de Franco.. pero todo llegará, con tiempo y legislación.
  • hxc19/09/13 00:00
    Curioso, que durante un conflicto se lancen bombas sobre personas, escuelas, hospitales y casas está aceptado y se comprende, que se lancen bombas sobre templos religiosos, de religiones y líderes religiosos que apoyan ese conflicto, está mal, es mu feo y los convierte en demonios a exterminar. Curioso, sin duda ...
  • kirkayu19/09/13 00:00
    Para los que dicen que Franco es el origen de todos los males actuales, Que vean las fotos que en Internet se pueden ver de cuando iba Franco a Barcelona y verá con alegría y alborozo lo recibían allí, sobre todo cuando iba a los toros en Barcelona. En cuanto a los vascos qué decir, sí hay kilómetros de película viendose a Franco aclamado por miles y miles de vascos en San Sebastian, esta ciudad, en la que Franco pasó durante todo su mandato, todos los veranos allí, era su ciudad preferida, pues en ella todo era aclamaciones para él. Busquen busquen los Jóvenes por Internet y lo verán, los que ya tenemos unos años estamos hartos de verlo en los Nodos que en tiempos de Franco se veían antes de las películas de cine. Y ayudará a entender a los jóvenes aragoneses como son muchos (no todos) vascos y catalanes,
  • kirkayu19/09/13 00:00
    Los Nodos y los que lo han visto con sus propios ojos además de muchos otros documentales de diverso origen. Claro que cualquier dictadorzuelo puede llenar una plaza de toros, Franco además llenaba la plaza de Oriente de Madrid, y si en ella hubieran cabido 5 veces más personas, también la hubiera llenado, como que cualquiera que tenga el poder, también puede organizar una cadeneta de 400KM también. Lo mismo que sí ahora resucitara Franco no menos de un millón de Barceloneses saldría hoy a vitorearle. Ahora bien para adoración a Franco, la que sentían los donostiarras por él, todos los meses de Agosto los pasaba en San Sebastian. Busquen busquen por Internet los jóvenes que hay mucha información fotos y vídeos, y no se dejen manipular por intoxicadores.
  • Marea roja19/09/13 00:00
    Para los que consideran los Nodos un documento fiable.. Ya está todo dicho acerca de su ideología y su neutralidad para discutir la historia del criminal también conocido como Franco. Que otra cosa vas a mostrar en un noticiario propagandistico que lo contrario a la realidad.. Cualquier fantoche puede llenar una plaza de toros de gente aclamando a quien sea.. Hitler con su propagandista Goebbels hizo montonadas de videos parecidos. La propaganda lógicamente no funcionó y a la vista están los resultados. Franco es el azote de España, y quien lo defienda no hace sino empujar un poco más España hacia el abismo. Al paso que vamos, del borde abismo nos caeremos abajo sin remedio.
  • Riscueta18/09/13 00:00
    En la década de los setenta, conocí a un exilado que había regresado de américa y montado una finca con todos los adelantos cerca del aeropuerto de Reus. Vendía material sobrante y con este fin fui allí y en el transcurso de la operación, resulto que el Sr. Picanyol había hecho la guerra como maestro armero en la Aviación Republicana y me conto que pese a ser agnóstico, enterado de vuelo de bombardeo al Pilar desmonto por su cuenta las espoletas, de todas las bombas, por la devoción de su madre al Pilar. Lo cual no deja de ser un camino para obrar el milagro y compaginar la razón con la devoción. 
  • pepito18/09/13 00:00
    Pues ahí precisamente está el milagro. El torpe que las montó, las montó mal por inspiración divina. O ya nació tonto por inspiración divina. El caso que no estallaron. Viva la Virgen del Pilar.
  • Federico Ramírez Mosquetero18/09/13 00:00
    Quiero añadir, de que gracias a dios estas bombas no explotaron, que hubieran hecho un daño patrimonial incalculable, y que por suerte conseguimos ganar esa guerra a las hordas rojas, frenando así el comunismo.
  • Alas Rojas18/09/13 00:00
    Ni el bando nacional,. ni la propia Iglesia reconocieron nunca este acto como un milagro. De hecho, la tesis más aceptada es que fue la propia tripulación la que saboteó el bombardeo.  Bendita y alabada sea siempre!!
  • Monegrino18/09/13 00:00
    Para el 6: No se pueden decir mayor cantidad de tonterías en tan pocas líneas. Algunos como usted tienen esa "virtud".
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual