Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Música

El ciclo Vagón de Lujo se muda este otoño al Centro Musical y Artístico Las Armas

El cartel ofrece cinco conciertos hasta finales de año y quiere incorporar a su programación documentales y literatura

S. Campo 21/10/2014 a las 06:00
0 Comentarios

Después de dos años de andadura en el zaragozano Teatro de la Estación (donde dio sus primeros pasos en octubre de 2012), el ciclo musical Vagón de Lujo, programación de referencia para los melómanos alejados de los canales comerciales y dispuestos a dejarse sorprender por bandas emergentes, comienza una nueva etapa en el Centro Musical y Artístico (CMA)Las Armas.

"La gestión del CMA Las Armas ha pasado a Fantasma Producciones, una empresa con la que tenemos una muy buena relación y que tiene nuestra misma filosofía a la hora de entender la creación musical". Así habla sobre las razones de esta mudanza Fernando Cuadrado, uno de los ‘padres’ de Vagón de Lujo junto a Tomás López. "El CMA Las Armas es nuestro sitio natural en la ciudad. Se dedica en exclusiva a la música, lo que nos va a permitir crear sinergias, colaborar y poner en marcha nuevos proyectos para ampliar las actividades del ciclo", subraya.

La empresa Fantasma Producciones y la UTE formada por Makugo Hostelera y El Montecito firmaron a finales del pasado julio el acuerdo extrajudicial para el cambio de gestión de las instalaciones de Las Armas. El pacto puso fin al litigio abierto en los tribunales en 2011 a raíz de la demanda presentada por la adjudicación del concurso de gestión y supuso la retirada efectiva de todas las inicitivas judiciales emprendidas.

Vagón de Lujo, que llega a su tercera edición, se mantiene fiel a su doctrina. "Nuestra apuesta pasa siempre por bandas emergentes, poco conocidas y solistas de bandas que comparten el criterio de hacer una música diferente", dice Fernando Cuadrado.

También cine y literatura

Desde este nuevo domicilio, Vagón de Lujo quiere explorar otros territorios artísticos vinculados a su razón de ser. "Nuestra idea es ir incorporando a la programación la proyección de documentales sobre música, que muy pocas veces llegan a las grandes pantallas zaragozanas y también literatura relacionada o que hable de ella. Son ideas con las que estamos trabajando de cara a poder lanzarlas el año que viene", adelanta Cuadrado.

Una de las novedades de este primer otoño en Las Armas es contar con un servicio propio de venta anticipada ‘on line’: www.bit.ly/vagondelujo. El precio de la entrada anticipada se encarece 50 céntimos (de 8 a 8,50 euros), pero como contrapartida "podemos contar con un espacio en el que llegar a conocer a nuestro público y llevar a cabo iniciativas para fidelizarlo". El inicio de los conciertos se retrasa media hora, de 20.30 a 21.00.

Para empezar, Enric Montefusco

El cantante y líder de la banda barcelonesa Standstill, Enric Montefusco, será el encargado de ponerse bajo los focos en la primera cita del 25 de octubre próximo. Lo hará en la Sala López y con un aforo limitado, por exigencias del guión, a 200 personas. A la guitarra acústica y acompañado por un coro de cuatro voces, con su ‘Micro´Cénit’ revisitará los temas de uno de los discos-espectáculo más exitosos del grupo, ‘Cénit’ (2013), en formato íntimo.

En la noche que inaugura noviemebre (el día 5, ya en Las Armas) regresan los madrileños The Chinese Birdwatchers, quienes ya se subieron a este vagón en diciembre de 2012. El 19 de noviembre será el turno de Pau Vallvé, que dejó buen sabor de boca el año pasado, y vuelve con su nuevo trabajo ‘Pels dies bons’, fruto de la autoedición más radical. Las dos actuaciones de diciembre las protagonizarán A Singer of Songs (día 3) y la Barcelona Gipsy Klezmer Orchestra (día 10).








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual