Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

El hijo de Don Johnson, tras la pista de mosén Bruno Fierro en Saravillo

El realizador sobrarbés Maxi Campo comenzó a rodar ayer en la localidad un corto sobre el popular personaje

José Luis Solanilla 30/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
Janfri Topera y Jesse Johnson, en una de las escenas del corto 'Descubriendo a Mosén Bruno' que se rodaron ayer en Saravillo.Javi Rush

El actor norteamericano Jesse Johnson, desde ayer, sigue en Saravillo la pista de mosén Bruno Fierro, una figura que goza de gran popularidad en casi toda la comarca del Sobrarbe, especialmente en el valle de Chistau, donde se ubica esa población. Fue allí donde ejerció la mayor parte de su ministerio pastoral, hasta su muerte, acaecida el 10 de febrero de 1890, a la edad de 82 años. Antes, había pasado brevemente por los destinos de Banastón y Badain.

Nacido en pleno centro de Barbastro, en el barrio de San Hipólito, el 6 de octubre de 1808, fue ordenado sacerdote a finales de 1829. Se dice que ya, en su infancia y juventud, era el terror de las aulas. En la primera de sus andanzas que se recogen en el libro ‘Mosén Bruno Fierro’, de José Llampayas –editado en 1924 en la ‘Colección Argensola’ y reeditado en 2000 por La Val de Onsera–, el joven clérigo ya avisaba de los derroteros por los que iba a transcurrir su existencia. Se dice que el obispo lo llamó a capítulo y al despedirse de él le dijo: "¡Cuánto me pena, Bruno, haberte ordenado, cuánto me pena!". A lo que el mosén respondió: "Y lo que te penará ilustrísima, lo que te penará!", insolencia por la que fue castigado.

Está claro que fue todo un personaje durante su tiempo, hasta el punto de que pasó a formar parte de la leyenda popular, acrecentada por los relatos en los que el ya citado José Llampayas noveló algunas de sus andanzas. Representaba a la perfección al baturro pillo y picarón, dotado de una singular astucia y de un insuperable sentido del humor. Las historias de las que fue protagonista se han ido transmitiendo, de generación en generación, a la luz de la lumbre, en las cadieras de las casas del Sobrarbe. 

Hasta hace algo más de dos décadas, los ecos de esa leyenda los contaban gentes que habían conocido, en su más tierna infancia, a mosén Bruno, ya anciano. Como Ángel Bielsa Fierro, descendiente directo de una sobrina del cura, que subió desde Barbastro a cuidar a su tío en los últimos años de su vida y que se casó con un mozo del pueblo.

Precisamente de esa transmisión oral parte el argumento del cortometraje que ayer se comenzó a rodar en los escenarios naturales en los que transcurrió la vida del popular cura, que pasará así de la leyenda al cine, esa mágica dimensión en la que el director de la cinta, Maxi Campo, podrá superponer escenas que trasladen al espectador a los duros años del apostolado de Bruno Fierro, a partir de la llegada al pueblo de un joven norteamericano, interpretado por Jesse Johnson. En la trama del filme, este ha viajado desde el otro lado del Atlántico hasta el Pirineo aragonés porque es sabedor de la vida del mosén gracias a lo que le ha contado su abuela, que es originaria de esta comarca aragonesa.

Todo el pueblo implicado

Junto a Jesse Johnson, hijo de Don Johnson y que ha participado en series como ‘Anatomía de Grey’, ‘¿Para qué sirve un oso?’ o ‘Con el culo al aire’, actúan Janfri Topera (‘El milagro de P. Tinto’, ‘La gran aventura de Mortadelo y Filemón’ o ‘Con el culo al aire’) y los aragoneses Alba Gallego, Irene Alquézar y Kike Lera. 

Janfri Topera encarna el papel de Pedro, un vecino del pueblo que ayudará al recién llegado a tirar del hilo de la historia del cura. Junto a ellos, un gran número de vecinos del pueblo y del resto del valle actuarán como extras en diferentes escenas, que se rodarán durante doda esta semana. Por ejemplo, más de un centenar de personas estarán como figurantes durante la escena de un concierto de música que tendrá lugar en Gistaín, otro pueblo del valle.   

"Todo el pueblo y todo el valle se han implicado en el proyecto, como quedó de manifiesto en el castin que hicimos para reclutar a los extras y prácticamente todos van a aparecer en algún momento u otro del filme, cuya duración final estará en torno a los 20 minutos", señala Maxi Campo. "Son conscientes de que, a fin de cuentas, con la película se va a conseguir también una buena promoción de la zona, lo cual siempre va bien para atraer turismo", añade el realizador, que también es oriundo de la comarca del Sobrarbe y que pasó parte de su infancia por estos parajes. 

En cuanto a los protagonistas, asegura que no fue difícil convencerles de que aceptasen el trabajo. "En cuanto leyeron el guión, la historia les enganchó y se apuntaron enseguida", dice Campo, quien calcula entre 18.000 y 20.000 euros el presupuesto total de la película.

Se estrenará en 2015

Aunque todo el trabajo de producción estará terminado en noviembre, para poder acogerse a las ayudas de las administraciones aragonesas, la película no se estrenará hasta enero o febrero del año que viene.

El director no desvela qué pasajes concretos de la vida de mosén Bruno servirán para desarrollar la trama, con la que se quiere acercar al máximo de público posible la figura de este cura tan singular. Tal vez sus rogativas con el Cristo para ahuyentar la tormenta de pedrisco hacia el pueblo de Plan, quizás sus correrías para arreglar asuntos de estraperlo –para lo que no dudó en encerrar a cuatro guardias en la torre de la iglesia, en donde los invitó a cenar y a jugar a las cartas– o el episodio en el que ayudó a cruzar a Francia al general Prim y a su ayudante, en noviembre de 1867, cuando huían tras el fracaso de una insurrección militar en la que estuvo implicado.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual