Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Televisión

Las cuatro mejores series de mafia

El fenómeno de las ficciones televisivas continúa al alza, y así lo demuestran las audiencias que cosechan los potentes estrenos que se lanzan cada mes. Sobornos, tiroteos y traiciones protagonizan las cuatro mejores de este género.

Teller junto a 'Tig', compañero de Sons of Anarchy, en una de sus aventuras.@soafx

Luchas de poder, conflictos de intereses, sobornos, tiroteos, emboscadas, traiciones… A pesar de su carácter violento y del rechazo mayoritario que genera en la vida real, el crimen organizado tiene un innegable atractivo en el terreno de la ficción. Prueba de ello es el enorme éxito que cosechan las series de televisión que tratan sobre este ámbito, uno de los más consumidos en la mayoría de los países.

Los últimos estrenos de este tipo de entregas, que llegan principalmente de Estados Unidos y Reino Unido, están teniendo muy buena aceptación. Sin embargo, no llegan a superar en calidad y audiencia a las cuatro grandes referencias del género, cuyo estilo tratan de emular al tiempo que intentan consolidar su propia esencia, pero el listón está muy alto. Aquí tienes la lista de las mejores ficciones televisivas sobre crimen organizado.

  • Los Soprano: inspirado en las disputas de las familias mafiosas de Nueva York y Nueva Jersey, este proyecto, aclamado por crítica (más de 100 premios) y público y reconocido como el mejor del género, narra la vida de Tony Soprano y las dificultades que afronta diariamente en sus dos familias: la carnal y la organización criminal. El trabajo consigue acercar al espectador a un mundo oscuro, mostrándole sus diferentes caras sin ningún tipo de cortapisas. Una auténtica joya.
  • Sons of Anarchy: esta iniciativa constituye uno de los mejores ejemplos de originalidad e innovación, algo muy difícil en un género tan ampliamente llevado a la pequeña pantalla. Jackson Teller es el protagonista de esta historia, que trata sobre un club de moteros que dirige el pueblo californiano de Charming a la par que rivaliza con otras bandas del estado para dominar el control de las diversas actividades ilegales que practican. Los lazos familiares, las cuentas pendientes y los particulares códigos de honor de los grupos protagonistas otorgan a la serie un halo de brillantez y audacia a la altura de muy pocas competidoras.
  • Boardwalk Empire: el influyente político Nucky Thompson dirige Atlantic City con mucha habilidad, al llevar cuidadosamente equilibrada una ambivalencia que requiere contactos e intercambios de favores con cargos públicos, gánsteres y policías. Se trata de una serie excelente que mezcla realidad (Nucky Johnson protagonizó algunas actividades ilícitas en la ciudad durante varios años) con ficción (no fueron exactamente las que se narran ni el protagonista tuvo todas las relaciones mafiosas que aparecen), todo ello en plena época de la ‘Ley Seca’ estadounidense, cuando muchas de las figuras que años después marcarían la pauta del crimen organizado (Lucky Luciano, Al Capone o Meyer Lanski) empezaban a buscar su sitio.
  • Peaky Blinders: en Birmingham (Inglaterra) y a comienzos del siglo XX, este trabajo cuenta la historia de una familia mafiosa y del meteórico y a la vez tortuoso ascenso de su temible e implacable jefe, Tommy Shelby. Sus acciones ponen en alerta al inspector Chester Campbell, que es enviado desde Belfast para acabar con las actividades de crimen organizado de la ciudad a raíz de un robo de armas. Las escenas de acción, los cuidados diálogos y la banda sonora son algunos de los ingredientes más impactantes de este trabajo.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo