Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pueblos en Fiestas

Calamocha baila a San Roque en el día grande de sus fiestas patronales

Junto a la imagen del santo, más de 300 bailadores peregrinaron por las calles de esta localidad turolense.

Leticia Buendía. Calamocha 17/08/2016 a las 06:00
Procesión llena de baile en Calamocha

El sonido de las castañuelas de los bailadores, animado por la banda de música, peregrinó ayer por las calles de Calamocha junto a la imagen de San Roque, seguido por un gran número de devotos. Esta tradición festiva, que data de 1885, fue declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón en 2012. Más de 300 bailadores, vestidos de blanco, adornados en la cintura con el típico fajín azul y con el cachirulo al cuello, escoltaron al Santo, en una procesión cerrada por la corporación municipal, la reina y las damas de las fiestas.

Divididos en dos filas, por parejas y ordenados en función de su antigüedad como participantes en esta danza centenaria, los bailadores mostraron su devoción por el patrón de este municipio turolense, capital de la comarca del Jiloca. Los bailadores más veteranos se situaron, como marca la tradición, más próximos al santo y los más jóvenes se ocuparon de abrir el camino a la procesión. El recorrido, que transcurrió entre la iglesia parroquial de Santa María la Mayor y la ermita de San Roque y duró unas tres horas, estuvo marcado por los ‘dichos’ –comentarios o peticiones en forma de breves poemas– que los vecinos de esta localidad quisieron lanzarle al santo. Al grito de "¡Viva San Roque! ¡glorioso patrón San Roque!", los habitantes de Calamocha alzaron su voz para anunciar ante los presentes sus reivindicaciones, alabanzas, críticas... en resumen, versos cargados de ironía y cariño por su patrón. Los ‘dicheros’ se atrevieron a recitar el significado del verbo pactar para hacérselo oír a los políticos de la Moncloa, de pedir que la celebración de la Baja Aragón –competición automovilística que se realiza en Teruel– vuelva a pasar por su pueblo o de reclamar prosperidad económica para el municipio y sus habitantes.

"La gente antiguamente aprovechaba este día para expresar libremente sus quejas o críticas, algo que en otros momentos no podía hacer por la ausencia de libertad de expresión", explicó sobre los orígenes de esta tradición Manuel Rando, alcalde de Calamocha. Las calles y los balcones se llenaron de vecinos y visitantes de todas las edades que, vestidos de gala, no quisieron perderse el acto más relevante y reconocido de sus fiestas.

"Llevo bailándolo toda la vida, mi padre ya lo bailaba y a mí me toca seguir la tradición familiar", comentó José María de Jaime, uno de los bailadores. Anabel Pamplona, otra calamochina, forma parte de esta tradición desde hace quince años y recomienda hidratarse bien antes de iniciar el recorrido y mantenerse en forma durante el resto del año. "Es muy pesado y tenemos que estar muy ágiles. Yo siempre he sido bailadora de San Roque, lo llevo en la sangre", explicó Anabel castañuelas en mano. Este baile surgió hace 130 años como una ofrenda al Santo a cambio de protección para los habitantes de la villa, que estaban padeciendo una terrible epidemia de cólera.

Los vecinos y visitantes de esta localidad turolense, de 4.500 habitantes y que triplica su población durante las fiestas, vivieron con mucha emoción y devoción este particular peregrinaje. "Ha salido todo estupendamente y el tiempo nos ha acompañado. Yo voy todos los años a ver la procesión. Mientras pueda acudiré", explicó Encarna, vecina de Calamocha. "Alabamos al patrón, nos quejamos, criticamos lo que no nos gusta... Es algo que como pueblo llevamos dentro", comentó Felicitas.

El alcalde de Calamocha manifestó estar disfrutando mucho de las fiestas y felicitó a sus habitantes por su buena disposición. "Hemos sacado las fiestas a la calle y la gente está participando muchísimo, que es lo que pretendíamos desde el Ayuntamiento. Estamos muy contentos", explicó.
 

San Roquico


Calamocha celebrará hoy el último día de sus fiestas patronales. A las 11.00 tendrá lugar una misa solemne en la iglesia parroquial seguida por una nueva procesión por las calles del casco viejo, denominada San Roquico, con la que los bailadores se despedirán de esta danza popular hasta el año que viene. Los actos festivos se completarán con una comparsa de gigantes y cabezudos que recorrerá las calles del pueblo, actividades acuáticas y varias actuaciones musicales para todos los públicos. De madrugada la traca pondrá el broche a 4 intensos días de celebraciones.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual