Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pirineos Sur

Bunbury vence a los elementos y a un fuerte catarro en el anfiteatro de Pirineos Sur

El zaragozano estuvo a punto de cortar el recital, pero finalmente hizo el repertorio previsto. El público, que se quedó helado tras un amago de espantada, acabó rendido al esfuerzo del artista.

Pablo Ferrer. Sallent de Gállego Actualizada 31/07/2016 a las 13:15
Enrique Bunbury en Pirineos Sur

Llegó, vio y venció, pero el matiz llegó sin avisar. Al César lo que es del César. Bunbury está acostumbrado a las lisonjas de sus públicos, pero las de casa saben distinto: mejor, por aquello del calor fraternal. Cuando las muestras de cariño alcanzan cierto calibre son capaces de superar el talante somarda del aragonés, siempre presto a una colleja cuando pintan calva la ocasión. Lo que ocurre es que no se puede mandar a la armada a luchar contra los elementos: el artista arrastraba desde principios de semana un catarrazo de impresión, y lo que era un mero cuchicheo en los primeros temas trocó en mazazo tres canciones antes del final. La garganta, los pulmones y la nariz de Bunbury habían dicho basta.



Se le notaba la voz tomada en los parlamentos entre canciones, aunque daba la impresión de que una vez metido en harina, la cosa había mejorado... pero no. Tras 'Mar adentro', Bunbury confesó a la concurrencia que no podía más. "Ha sido un error salir a cantar", dijo. El respetable se quedó helado. A Bunbury le quedaron arrestos para dos últimos temas: 'Maldito duende', para el que pidió ayuda a los presentes en los coros, y 'Lady blue', que sonó algo bronca. Fin.

Comprensión, aplausos tras la última nota.. pero también abucheos: había mosqueo general pero, sobre todo, ganas de que no se fuera.

Y entonces, la sorpresa. Bunbury salió de nuevo al escenario. Tras pedir de nuevo perdón por la circunstancia, dijo que iba a seguir hasta que el cuerpo aguantara, y se puso de nuevo en acción con 'Más alto que nosotros solo el cielo', y siguió con 'El rescate', dos temas previstos inicialmente para abrir los bises. Con 'La chispa adecuada' al ralentí, la emoción ganó definitivamente el pulso al mal cuerpo. Ahí se desató el hombre."Si no han quedado en un bar de Sallent, si no tienen que ir con sus madres, si sus hijos tienen 'nanny', acompáñenos un rato más". 'Los habitantes', 'De todo el mundo' más bajita de tono, pero recia en los estribillos, y 'Y al final' para echar el telón. Sombrerazo.

"Por aquí no se pasa"

El concierto empezó un poco tarde: se quiso dar un rato extra a la gente que hacía fila para acceder a pie al recinto. Con los vehículos, la cosa fue más complicada. El exceso de celo de un agente de la guardia civil bloqueó el acceso por la presa de Lanuza al propio Bunbury, conminando al vehículo a que llegase al anfiteatro por el camino que va desde Sallent. Más tarde hizo lo propio con otros dos vehículos de la organización, y negó momentáneamente el paso a la directora ejecutiva del festival, Begoña Puértolas, al director artístico Luis Lles y un vehículo oficial de Pirineos Sur que transportaba a la prensa, sin atenerse a razones. Por fortuna, la contraorden necesaria llegó, y el problema se solucionó antes del primer guitarrazo.

Se rozó el lleno: en la preventa ya se habían superado las 3.000 entradas, y el goteo de última hora elevó la cifra a las 5.000 almas. La música aragonesa estaba bien representada en el graderío: MC Momo y el Dj Gordo del Funk, que habían impartido un taller de rap para la chavalería por la tarde en Sallent, se quedaron a ver el concierto. También estaba Óscar Valiente, Antílope, que ultima los detalles de su largamente esperado debut en solitario. DJ Positive, que estuvo en la cabina del Café del Mar de Barbastro en la inauguración del local el viernes por la noche, también se acercó.

"A todos, muchas gracias, hasta siempre". Bunbury salió del escenario y se subió a un a furgoneta mientras los Santos Inocentes aún remataban el tema en el escenario. Le escoltó la Benemérita. Seguro que para salir no tuvo problemas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual