Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cine

El asilo de las estrellas

Un centenar de jubilados rememora a diario la época dorada de Hollywood en su residencia de Los Ángeles.

A. Burgos. Madrid Actualizada 01/06/2016 a las 20:46
Etiquetas
Hollywood no abandona a sus viejas glorias.John G. Magamblo/efe

La llegada del cine sonoro supuso el paro para muchísimos actores y técnicos de Hollywood. Ante aquel drama, Charles Chaplin y otros cuatro miembros de la industria cinematográfica quisieron ayudar a todas las personas que pasaron del mudo al cinemascope y crearon en 1921 el Fondo para la Televisión y el Cine (MPTF, por sus siglas en inglés) en Los Ángeles, un centro que aún pervive y que se ha convertido en residencia de ancianos para quienes han trabajado en el séptimo arte.

Pasar un rato sentado en uno de sus salones y charlando con los residentes supone recibir una auténtica lección de historia. «Las personas que viven aquí han tenido todo tipo de trabajos en el mundo del cine y la televisión», explica Bob Beitcher, responsable del MPTF.

Desde sus inicios, el fondo se ha financiado a través de pequeñas donaciones de artistas que dejaban monedas en las huchas del MPTF, instaladas en los estudios cinematográficos. Casi un siglo después, el Fondo sigue funcionando en base a donaciones, solo que ahora estas son mucho mayores, de artistas como George Clooney, Kirk Douglas o Steven Spielberg. «Ninguna otra industria en el mundo ha hecho algo parecido a lo que hizo la MPTF y eso es lo que convierte a las personas que hacen las donaciones en algo muy importante», asegura Beitcher en declaraciones a AFP. En la actualidad, la mitad de los residentes pagan entre 3.000 y 5.500 euros menusales. El resto se beneficia del Fondo.

Muchos huéspedes aún recuerdan que allí pasó sus últimos días el actor Jhonny Weissmuller, que iba de sala en sala dando su grito de Tarzán. Y es que la mayoría trabajó en superproducciones, como es el caso de Steven Kohler, de 87 años, que participó en 'Doctor Zivago'. Él fue el artífice de buena parte de los decorados de esta película, rodada prácticamente en su totalidad en España. También trabajó en 'Motín a bordo', donde conoció a Marlon Brando, «un caballero con un gran corazón, alguien generoso que con enorme discreción ayudaba a la gente».

Otro de los residentes es Robert Mirisch, de 77 años, que dirigía una de las productoras independientes más grandes de Hollywood en los años 1960, la Mirisch Company. Este hombre tiene una historia increíble: conoció a Marylin Monroe y canceló una cita con ella. Según cuenta, la actriz le pidió que le acompañara a Nueva York al estreno de 'Una Eva y dos Adanes', pero él quería visitar a su padre, enfermo en ese momento, y cortésmente rechazó la invitación. «Así que soy el hombre que canceló una cita con Marilyn», bromea.

Algunos de los residentes, como Connie Sawyer de 103 años, siguen en activo. Esta mujer, quien trabajó con estrellas como Frank Sinatra, apareció el año pasado en el anuncio de la final del campeonato de fútbol americano, la Super Bowl, y recientemente acudió a una audición para obtener un papel en una película de terror.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual