Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Trucos y humor para agradecer un gesto solidario

Un ‘show’ de El Sótano Mágico respalda un proyecto de meriendas infantiles.

Enrique Abenia 12/03/2016 a las 06:00
Etiquetas
Pepín Banzo, Miguel Ortega, Roberto Zarazaga, María José Carrillo, Pepe Lirrojo, María Esteve, David Juan, Enrique Hernández y las pequeñas Lucía e Inés Romeo, antes del 'show' en El sótano mágico.Oliver Duch

La solidaridad tiene algo de magia al basarse en la ayuda sincera, un detalle que se reprodujo de forma literal en el modo de agradecer un gesto en apoyo de quienes lo necesitan. El Sótano Mágico ofreció el jueves un espectáculo a los ciudadanos que trajeron zumos, batidos, galletas y productos de bollería para contribuir al proyecto ‘Ningún niño sin merienda en Zaragoza’ de Solidaria Online, una plataforma de ayuda a la infancia en situación de pobreza cuyo ámbito de actuación comenzó en San Pablo, barrio en el que se ubica el local. El público disfrutó de la comicidad y los trucos de Pepín Banzo y Pepe Lirrojo, responsables del espacio, Roberto Zarazaga y Miguel Ortega con la satisfacción de favorecer la sonrisa de los pequeños.

El hecho de que una mujer pidiera dinero para la merienda de su hijo conmovió al escritor Enrique Hernández y le animó a autoeditar el libro ‘Ordeñando a Davar’ y destinar las ventas a la alimentación de los menores. La iniciativa comenzó en julio de 2014 en las proximidades de la iglesia de San Pablo y después se extendió a las Tenerías, zonas donde se realizan los repartos cada sábado por la tarde. El respaldo a la campaña ha crecido gracias a la fuerza de las redes sociales (el grupo de Facebook en el que informan de su dinámica cuenta con más de 8.000 miembros), aspecto que a su vez ha permitido afrontar el aumento de las solicitudes de ayuda debido al delicado contexto social. A la medida principal se han sumado entregas de ropa de abrigo, material escolar y juguetes, actividades enfocadas a los ancianos en las residencias y respuestas a las llamadas de familias con problemas de fuera de la capital aragonesa.

Hernández estuvo en El Sótano Mágico junto a sus compañeros David Juan, María José Carrillo y María Esteve, quien llevó a sus hijas Lucía e Inés Romeo. El equipo hizo un llamamiento con objeto de que cada vez participen más empresas y recordó que en su local del Actur (en la calle de José Luis Borau, 7) también recogen los alimentos y productos de particulares. Los miembros de Solidaria Online, en proceso de convertirse en asociación, indicaron que la compra de cuentos y las donaciones a través de su web constituyen otra vía de colaboración.

La simpatía y la destreza de los magos sedujo al público de una sesión a la que asistieron la voluntaria Violeta Enciso y Natalia Alcalde, integrante del grupo de Facebook ‘Ayuda a refugiados’. Banzo deleitó a los presentes con sus artilugios chinos (un dado gigante, varitas y aros metálicos) y su socio Lirrojo mostró sus dotes adivinatorias en un juego en el que los espectadores se inventaron candidatos a la presidencia del Gobierno (salió el nombre de Chuck Norris) y en uno sobre el libro ‘El código Da Vinci’ en inglés. Los superpoderes, las monedas, las cucharas que se pegan en el cuerpo y las cartas centraron la actuación de Zarazaga y el joven Ortega, de tan solo 15 años (entregado a la magia desde los seis), demostró su desparpajo en un número de evasión con esposas.

El compromiso de la sala temática se refleja en que la programación incluye actos solidarios de periodicidad mensual en los que intervienen amigos de la Asociación Mágica Aragonesa. De momento Banzo y Lirrojo han organizado tres ‘shows’ de estas características.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual