Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cine

​Ben Stiller: "Ahora somos más Zoolander que hace 15 años"

Con el paso de los años, el filme se ha convertido en una de las comedias más populares de las últimas décadas, casi una cinta de culto.

Europa Press. Madrid Actualizada 01/02/2016 a las 23:53
Etiquetas
Preestreno de 'Zoolander 2' en Madrid

El próximo 12 de febrero Hansel, Derek y su mirada 'Acero Azul' vuelven a la carga 15 años después con 'Zoolander 2'. Durante la presentación de la película en Madrid, Stiller y su inseparable Owen Wilson reflexionan sobre la evolución entre el primer al segundo Zoolander y cómo ha influido, en la película en particular y en la sociedad en general, la irrupción de Internet, las redes sociales y el mejor aliado del ego en el siglo XXI: el selfie.

La aparición de herramientas como Instagram, Twitter o Facebook "ha tenido un efecto enorme en nuestra sociedad, especialmente en el mundo de la moda", dice Stiller que subraya que mientras que en la primera parte "no había nada de esto" en 'Zoolander 2' era necesario "meter a Derek y Hansel en este mundo y ver cómo interactúan". "Ha sido muy divertido", asegura.

En este sentido, el actor, director, guionista y productor no duda en contestar afirmativamente a la pregunta de si ahora todos somos un poco más Derek Zoolander y el reflejo está en "esta obsesión que hay por uno mismo, por documentar cada minuto del día en las redes sociales". Una obsesión que ha ido 'in crescendo' pero que, según Owen Wilson, forma parte "la naturaleza humana".

"Ha aumentado la vanidad en general en el mundo. Estamos todo el día haciéndonos fotos y, por tanto, nos preocupamos del aspecto que tenemos todo el tiempo. Y es curioso, porque personajes como Hansel y Derek hacen que la gente se sienta algo mejor con ellos mismos porque piensan que al menos no son tan vanidosos como ellos", afirma el actor que vuelve a dar vida al supermodelo Hansel en la secuela de una película que, en su momento no fue muy bien recibida ni por la crítica ni por el público.

Pero con el paso de los años se ha convertido en una de las comedias más populares de las últimas décadas, casi una cinta de culto. "Era inimaginable pensar que iba a llegar a esto. Cuando haces un filme no sueñas con que se convierta en una película de culto, solo quieres que le guste a la gente en ese momento", reconoce Stiller que si bien no es capaz de explicar muy bien el porqué de este fenómeno, sí califica como "una experiencia muy gratificante" ver cómo el público sigue acordándose de Hansel y Derek después de tanto tiempo.

"Retomar un proyecto después de 15 años es una experiencia única, vuelves a la primera e intentas volver a conectar con el espíritu de aquella película", señala el protagonista y director que, a pesar de armar de nuevo una ácida sátira del mundo de la moda, ha contado con la colaboración de muchas de sus estrellas, que incluso se ofrecieron para participar en la secuela.

Y es que, señala Stiller, en el mundo de las pasarelas "hay mucho más sentido del humor de lo que pensamos". "La primera película le gustó a muchos ellos, especialmente Anna Wintour (editora de 'Vogue') y cuando pensé en hacer la película lo primero que hice fue llamarla y ella participó encantada", recuerda.
 

Penélope Cruz... y Justin Bieber

En esta secuela, además de Will Ferrell que repite en el papel del estridente villano Mugatu, Stiller quiso contar con Penélope Cruz en el papel de Valentina, una agente de la división de moda de la Interpol. "Siempre la tuve en mente para el papel, me recuerda un poco a aquellos personajes de las películas de los cincuenta o los sesenta, como Sophia Loren, y quería tener en la película este tipo perfil y aunque no sea italiana, no se me ocurría a nadie como ella", señala Stiller para, acto seguido deshacerse en elogios hacia la actriz española: "Es guapa tiene mucho talento es formal pero también es divertida. Ella es Valentina y solo podía ser ella. Tuvimos mucha suerte de que aceptara".

Más prosaico, pero igual de entusiasta a la hora de referirse a Cruz, fue Wilson, que no dudó en afirmar que con ella el rodaje "era mucho más estimulante y divertido". "Me encanta Ben, es un gran amigo y todo eso... pero cuando ella estaba rodando no sé por qué me hacía estar más motivado que si volviera a verle otra vez la cara a Ben", afirma entre risas.

En cuanto a la escena inicial, en la que está implicado el ídolo adolescente Justin Bieber, Stiller señala que fue una elección "y en la comedia hay que arriesgarse", pero también revela que en el primer borrador del guión, escrito hace cinco años, ya estaba presente Justin Bieber que por aquel entonces "no era ni la mitad" de lo que es ahora como estrella. "Era parte de la historia y como icono de la cultura pop refleja muy bien su espíritu. Es interesante cómo ha ido cambiando su peso en nuestra cultura y las reacciones a lo que le sucede en la película", apunta Stiller.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual