Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Entrevista

Félix Zapatero: "Mi trabajo tiene más que ver con el ejército que con el cine"

El realizador y productor ha participado en un coloquio sobre el documental 'Lost in La Mancha' exhibido en ProyectAragón.

P. Zapater. Zaragoza Actualizada 17/12/2015 a las 21:14
Félix ZapateroCamino Ivars

Félix Zapatero (Zaragoza, 1946), realizador y productor de cine, vídeo y televisión, confiesa que “muy pocas veces he acudido al calor de las entrevistas; no me han hecho muchas”. Algo sorprendente al tratarse de uno de los profesionales aragoneses del cine más activo de los últimos treinta años.

Ha trabajo en labores de producción y castin de títulos como 'El imperio del Sol' (Steven Spielberg, 1987), 'Las aventuras del Barón Munchausen' (Terry Gilliam, 1988), '1492, la conquista del paraíso' (Ridley Scott, 1992), entre otros, además de 'El hombre que mató a Don Quijote', una película cuyo rodaje comenzó en tierras navarras y aragonesas en 2000 pero que no llegó a terminarse.

En 1993, editó el libro 'Aragón, un espacio de cine', que promocionaba Aragón como plató cinematográfico, e impulsó los primeros intentos serios de sacar adelante una 'Film Comissión'

En televisión, fundó la productora Lobomedia, responsable de éxitos como 'Que viene el Lobo', 'Vaya Comunidad' y 'Oregón TV', que ahora dirige su hijo Samuel Zapatero.

Sus inicios artísticos se remontan al mundo del teatro...
Empecé con Dionisio Sánchez e Ignacio Mayayo a finales de los 70, en la compañía El Grifo.


¿Y cómo llegó al cine?
Con 12 años tuve mi primer contacto con el mundo del cine cuando se rodó en Zaragoza la película de King Vidor 'Salomón y la reina de Saba'. Filmaron varias escenas en Valdespartera con los soldados del Ejército. Fue mi primera pirola y allí coincidíamos un grupo dispar: jubilados, desocupados y mucha gente viendo cómo rodaban y cómo vestían al ejército de egipcios. Conseguí hacerme con dos flechas que tenían de la utillería de la película y después de ver aquel rodaje me parecía alucinante lo que era el cine. Luego hubo otros rodajes en España como 'Doctor Zhivago', '55 días en Pekín'... y yo creía que el cine era eso hasta que vi rodar una película española.

¿Recuerda el título?
'Operación cabaretera'. Parte de ella se rodó en el hotel Skol de Marbella. Me decían que era lo mismo que había visto en el rodaje de la película de 'Salomón y la reina de Saba' pero no era así. Sigue sin ser la misma cosa. Aquello era una industria y esto... Mientras tanto, seguí con el teatro y la música.

¿También la música?
Viví cinco años entregado a la música, al rocanrol, hasta 1964. Ahora nos hemos vuelto a juntar los mismos músicos que en los 60. Tocaba el bajo en Los Sombras y antes en Los Unkinds, haciendo solo versiones de The Beatles. Íbamos de negro, con botines y esas cosas. Y finalmente me junté con Rocky Kan y con Tele, el batería de Triana. Estuvimos juntos durante más de un año, justo antes de ir a la mili, en 1967.

¿Y después?
Cuando terminé el servicio militar compré una cámara de Súper 8 mm., luego una de 16 mm. y hacía grabaciones de teatro tanto en vídeo como en cine hasta que un buen día conocí a José Luis Escolar, el mejor productor de este país. En estos momentos su productora rueda en Zaragoza un filme norteamericano protagonizado por Kate Mara.

Con José Luis Escolar, trabajó en 'El hombre que mató a Don Quijote'...
Antes habíamos coincidido en varios filmes y en la película que Terry Gilliam rodó en Zaragoza: 'Las aventuras del barón de Munchausen', en 1988, que también fue otro gran fiasco, más a nivel económico que la debacle que representó 'El hombre que mató a Don Quijote.

Se adentró en el mundo del cine y la televisión fundando su propia productora...
La primera que fundé se llamaba Chomón Cinematógrafos. Más tarde, ya en el ámbito televisivo, llegó Lobomedia, con programas como 'Que viene el lobo' y 'Vaya Comunidad', que fueron la simiente de lo que hoy es 'Oregón TV'. Durante años compatibilicé la productora con algunas experiencias en el cine.

Aparte del filme inconcluso de Gilliam, ¿ha trabajado en alguna otra película que no llegase a buen puerto?
Creo que es la única producción de cine que tiene un 'unmaking of' (cómo no se hizo). Dentro del mundo del cine, para los que tuvimos la desgracia o la gran experiencia de estar en ese rodaje, es la cosa más surrealista que puede pasar. Terry es un hombre instalado en el caos, se encuentra cómodo en él. Tenía ganas de hacer el Quijote desde hacía muchos años. Es más, cuando lo conocí, a principios de los 90, vino con José Luis Escolar con la idea de hacerlo con Richard Harris, en el papel de Don Quijote; y Oliver Reed, como Sancho Panza. Pero era muy difícil llevarlo a cabo porque en aquel entonces los grandes estudios norteamericanos no confiaban en su proyecto.

Sin embargo, de una película inacabada salió el documental 'Lost in La Mancha'...
Los directores Keith Fulton y Louis Pepe habían dirigido anteriormente el 'making of' del filme 'Doce monos' titulado 'El factor hámster y otros cuentos sobre 'Doce Monos''. En esta ocasión, asumieron el trabajo de documentar un película que no llegó a su fin: 'Lost in La Mancha', y grabaron 80 horas de material.

¿Qué no pasó en ese rodaje?
Ocurrió de todo. Aviones militares sobrevolando Las Bardenas en pleno rodaje, lluvias torrenciales que se llevaron el equipo por delante... Jean Rochefort, uno de los protagonistas junto a Johnny Depp y Vanessa Paradis, cayó enfermo y le diagnosticaron una prostatitis y el rodaje tuvo que retrasarse. El presupuesto inicial rondaba los 32 millones de dólares, no mucho para un producción de esas características, y los seguros contratados no debían ser los mejores del mundo. Además, en la producción intervenían franceses, ingleses, americanos y españoles... una torre de Babel.

Casi nada...
La película ya llevaba gastada la mitad del presupuesto y por si fuera poco Rochefort, tras la prostatitis, y después de preparar las escenas a caballo, sufrió una hernia discal doble que le obligó a abandonar el rodaje. Yo tenía preparado toda el trabajo de castin, figuración, y la parte onírica del filme a cargo de Els Comediants con marionetas de tamaño natural... pero había otros departamentos que no estaban a punto y el rodaje se detuvo. Vinieron los de los aseguradoras, que era como un tercer grado a todos los departamentos del filme. Y luego las compañías de reaseguros.

¿Y ahí acabo la cosa?
Para colmo, cuando ya creíamos que nos íbamos todos nos dijeron que se tenía que rodar una secuencia en el Monasterio de Piedra. Se pidió a la gente que mantuviera el tipo porque venía un vuelo chárter con financieros alemanes y era necesario filmarla para cobrar los seguros de cancelación de la cinta. Todo el equipo era consciente de que aquello se había terminado. También Johnny Depp, que rodó aquella escena sabiendo que la película no se concluiría.

Y sin embargo Terry Gilliam sigue empeñado en realizar este proyecto...
La aseguradora se quedó los derechos de la película. Para liberarlos, Gilliam tuvo que encontrar el dinero para comprarlos y al final se hizo de nuevo con ellos. Retomó el proyecto con Robert Duvall e Ewan McGregor como protagonistas pero no este no llego a fructificar. Por fin, Adrián Guerra, de la productora Nostromo, se comprometió a hacerla al 50% con el director británico y filmarla en Canarias. El rodaje iba a comenzar el año pasado con John Hurt como Don Quijote, pero el actor tiene cáncer de páncreas y la película sigue estancada de nuevo. Pero Terry sigue empeñado en hacerla.

¿Si le llamara Terry Gilliam se animaría a trabajar de nuevo con él?
Ni por la paz del mundo. Me encanta este medio, me encanta el cine y el género documental, pero meterme en una superproducción... Mi trabajo tiene más que ver con el ejército que con el cine. En películas como 'El imperio del Sol' o '1492, la conquista del paraíso' tenía 40 autobuses a las seis de la mañana con 40 jefes de grupo que a su vez controlaban a 50 figurantes cada uno. En este medio no existe el 'no se puede' y si metes la pata en una superproducción de envergadura enseguida se sabe y no vuelves a trabajar. Qué pasa, que a la gente de este medio nos va la marcha porque después de cada película, o cuando está terminando piensas: “Yo esto no lo hago nunca más”. Y al mes te llaman y vuelves al lío. Pero ahora ya no. Hace tres años tuve dos infartos y ya no estoy para eso.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual