Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Urkullu pide a ETA su fin definitivo y a la UE ayuda para pasar esta "página negra"

Dice que ETA "nunca debió existir" ya que nada justifica "el asesinato" y que el final de la violencia no puede ser la desmemoria.

EUROPA PRESS. SAN SEBASTIÁN Actualizada 17/10/2011 a las 19:11
0 Comentarios
Iñigo Urkullo, en la Conferencia de San SebastiánJAVIER ETXEZARRETA

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha pedido a ETA que "decida y comunique cuanto antes su definitiva desaparición" y ha afirmado, ante los representantes internacionales congregados en San Sebastián con motivo de la Conferencia de Paz, que Euskadi necesita la ayuda de las instituciones europeas "para pasar esta página negra". A su juicio, son necesarios "ojos y oídos que verifiquen la veracidad de un desarme, manos y pies que aproximen distancias, sellen compromisos y que rubriquen un devenir de respeto, derechos humanos y convivencia".

Según ha asegurado, ETA "nunca debió existir porque el crimen es siempre crimen y no hay patria ni religión ni ideal que justifique un asesinato, la coacción, la extorsión o la persecución". De esta forma, ha asegurado que "el final de un proceso de violencia no puede ser un ejercicio de desmemoria". "Es el momento de la memoria y también de la reconciliación", ha dicho.

En el interior de la Casa de la Paz, y ante los asistentes a la denominada 'Conferencia Internacional para promover la resolución del conflicto en el País Vasco', Urkullu ha iniciado la lectura de un texto redactado en ingles, francés, euskera y castellano, agradeciendo a los presentes su "compromiso con la causa de la paz en Euskadi y el esfuerzo que vienen haciendo desde hace tiempo".

A su juicio, "es mucho" lo que se ha sufrido como para "perder una oportunidad como la que se presenta, la oportunidad de conquistar la paz en nuestro pueblo". "Si estamos hoy donde estamos es, en gran medida, gracias a la convicción y la resistencia de la sociedad vasca. Es mucho lo que tenemos que ganar como para quedarnos de brazos cruzados, como para estar pensando en los costes particulares que tendrán las decisiones que tengamos que adoptar", ha defendido.

Para Urkullu, es "tiempo de arriesgar, nuevamente, desde la experiencia de procesos frustrados anteriormente, si no queremos que nuestros hijos hereden un conflicto que deshumaniza su porvenir". Por contra, ha animado a "mirar adelante" pero "con el recuerdo permanente de las víctimas, del sufrimiento y del dolor causado".

"Mirar adelante sí, porque en ese horizonte de paz está el mejor homenaje que les podemos hacer a las víctimas, sabedoras de que mañana no hay más damnificados", ha agregado.

Desmemoria

Sin embargo, el líder del PNV ha advertido de que el final del terrorismo "no puede ser un ejercicio de desmemoria, de memoria selectiva o de falsa simetría". "El reconocimiento a las víctimas es nuestro deber, nuestra deuda y nuestra obligación", ha señalado.

Urkullu, quien ha apuntado que ETA "nunca debió existir", ha recordado que la banda nació "invocando la causa vasca y la libertad". "Pero -ha puntualizado- el crimen es siempre crimen, auque se le revista de supuestos ideales de justicia. No hay mal que del bien provenga. No hay patria ni religión, ni ideal que justifique un asesinato, la coacción, la extorsión o la persecución".

En este punto, ha aludido a la trayectoria del PNV que "ha centrado su quehacer en la búsqueda de caminos que conduzcan a una paz duradera" para Euskadi y sus ciudadanos. Ha recordado que lo ha intentado "en numerosas ocasiones" propiciando "diálogos, encuentros y puntos de partida para posibilitar el desarme y la convivencia".

"No nos arrepentimos de nuestros fracasos -ha asegurado- porque detrás de todas y cada una de las iniciativas llevadas a cabo siempre ha estado el objetivo y la meta de alcanzar el fin superior de la paz, como bien supremo, condición básica que sustente el principio prepolítico de respetar todos los derechos para todas las personas".

El presidente del EBB ha aludido a la "paz por paz, sin contrapartidas políticas de ningún tipo", auque ha advertido de que los representantes de su formación no son "ingenuos" y saben que "la paz tiene un precio o muchos precios que generan intereses contrapuestos".

Sin embargo, ha aclarado que su mirada "no está puesta en los réditos o costes particulares que acompañan el fin de la violencia", sino que su interés es "el bien supremo de la paz". "Estamos dispuestos a aplicar la altura de miras y la generosidad que este bien supremo nos demanda".

A su juicio, el actual momento exige "grandeza política y visión de futuro" y acometer avances entre las fuerzas políticas, "compartir diagnósticos y pactar con lealtad los ritmos de las medidas que debamos acordar".

"Nos exige ampliar la bases que sustenten un gran compromiso por un nuevo futuro para Euskadi, que resulte habilitado institucional y socialmente", ha apuntado.

'Último reducto'

Urkullu ha recordado que Euskadi es "un pequeño pueblo", el último "reducto" de la UE en el que "pervive un fenómeno violento de intencionalidad política". En este punto, ha dicho necesitar "toda la ayuda que nos puedan prestar para pasar esta página negra". "Ojos y oídos que verifiquen, que certifiquen la veracidad de un desarme, manos y pies que aproximen distancias, que sellen compromisos, que rubriquen un devenir de respeto, de derechos humanos, de convivencia".

También ha dicho ser "consciente" de que la paz "no es sinónimo de concordia" pero ha añadido que "para lograr la concordia" se deberá lograr una paz "duradera" que "alumbre un nuevo tiempo" en el que las nuevas generaciones "sepan construir una paz alejada del sufrimiento".

"El final de un proceso de violencia no puede ser un ejercicio de desmemoria, es el momento de la memoria y también de la reconciliación y, en este objetivo, vamos a necesitar su ayuda, la ayuda de las instituciones europeas, la ayuda de un 'Plan Peace Euskadi' para contribuir a cimentar la paz y la reconciliación en nuestro país", ha agregado.

Urkullu ha manifestado el "pleno compromiso" del PNV con la paz en Euskadi y ha instado a ETA a que "decida y comunique cuanto antes sus definitiva desaparición". "Paz ahora y para siempre", ha dicho.

El presidente de la formación jeltzale se ha dirigido a los organizadores y representantes institucionales reunidos en el Palacio de Aiete para asegurarles que los integrantes del PNV son "su colaborador más leal en aras de la resolución del contencioso". "No escatimamos medios ni ímpetu. No lo hicimos en el pasado y no lo haremos hoy ni en el futuro. No necesitamos que nos emplacen a colaborar. Nuestro compromiso es el suyo", ha asegurado.

Por último, ha recordado que el país con el que "sueña" el PNV "no es de exclusiones sino un espacio de convivencia y libertad para todos". "El PNV no les va a fallar. Contamos con ustedes. Su compromiso evidenciado hoy forma parte ya de nuestra esperanza", ha concluido.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual