Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Elecciones generales 2015

De momento no hay pactos, solo líneas rojas

Desde el PSOE afirman que es muy pronto para pensar en formar Gobierno, consideran que es el momento de Rajoy. Podemos se lo pone difícil a Sánchez.

Agencias. Madrid Actualizada 22/12/2015 a las 18:35

Tras el impacto de los resultados electorales nadie se atreve a dar un paso adelante y los partidos se limitan a dibujar sus líneas rojas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha prometido "generosidad" para pactar con otros partidos y buscar un gobierno "estable" siempre que se defienda, eso sí, "el orden constitucional" y la unidad de España, pero no lo va a tener nada fácil.

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha reiterado que su partido no le apoyará y no ha querido situarse en cualquier otro escenario. Así, ha evitado pronunciarse sobre la posibilidad de que los socialistas intenten formar un gobierno alternativo de izquierdas.

En una rueda de prensa en la sede socialista de Ferraz, mientras seguía reunida la Ejecutiva Federal del partido, Luena ha insistido en llamar a "la prudencia y la responsabilidad".

Esto es, ha dicho, no ir más allá de "la primera fase" que se abre tras las elecciones, en la que ha apuntado que sólo ve al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, como "líder de la oposición". "Estamos en la primera fase y vamos a opinar de la primera fase, donde Rajoy tiene que intentar (formar gobierno) y después ya veremos", ha señalado.

Luena ha insistido en que quien debe intentar "tomar la iniciativa" tras los resultados electorales de este domingo es el PP, que es el que tiene votos y escaños para hacerlo, y ésa es la fase en la que el PSOE está y estará "durante semanas, hasta que se constituyan las Cortes". "Estamos en esa fase y en ninguna otra", ha apostillado.

Preguntado sobre si el PSOE se plantea facilitar con su abstención la investidura de Rajoy, el dirigente socialista ha negado una vez más la mayor -"El PSOE va a votar no a Rajoy", ha dicho-. Sobre la posibilidad de que el PSOE acepte un Gobierno del PP si el aspirante a La Moncloa fuera otro distinto a Rajoy, ha respondido que quedan "muchos días" por delante y que no conviene actuar "con aceleración", máxime cuando "no es necesario". "Que yo sepa el PP va a presentar a Rajoy y el PSOE le va a votar no a los dos. Eso es lo que sabemos", ha remachado.

El socialista riojano considera que es "muy pronto" para que el PSOE piense en formar Gobierno en caso de que los 'populares' no consigan la mayoría parlamentaria necesaria para hacerlo. "Solo estamos en la fase en la que estamos, es decir, en la de la constitución de las Cortes y en la que de que Rajoy intente formar Gobierno", ha reiterado el 'número dos' del partido quien, en todo caso, ha apuntado que al PSOE le va a guiar la "prudencia y la responsabilidad" también en el caso de que hubiera "otras" fases.

Frente a las voces de algunos barones territoriales que advierten contra un pacto con Podemos, debido a su defensa de un Estado plurinacional, el dirigente socialista tan sólo se ha limitado a señalar que, "al margen" de cualquier pacto de investidura, hay cuestiones que son "indiscutibles", y una de ellas es el artículo 2 de la Constitución, que es el que hace referencia a la indisoluble unidad de la nación española.

Sobre esto, Mariano Rajoy subrayaba que sólo buscará el acuerdo con aquellos partidos que, como el PP, defienden el orden constitucional, la unidad de España y la soberanía nacional, así como el papel de España en la UE y la lucha contra el terrorismo.

Podemos


Desde el otro lado del hemiciclo, el secretario general de Podemos y candidato a la Moncloa, Pablo Iglesias, ha explicado que su formación "no permitirá un gobierno del PP ni por activa ni por pasiva, ni con votos a favor ni con abstención", aunque al mismo tiempo ha asegurado que el PSOE no podrá contar con su apoyo "si no entiende la plurinacionalidad" y no acepta el derecho a decidir, uno de los puntos incluidos en la "hoja de ruta" de Podemos para las negociaciones.

"No entender la plurinacionalidad es entregar el gobierno a Mariano Rajoy. Que el PSOE no cuente con nosotros para entregar el gobierno al PP", ha asegurado en la rueda de prensa que ha ofrecido este lunes para valorar los resultados de las elecciones generales y el escenario que se abre ahora para formar gobierno, una comparecencia en la que ha evitado hablar de "líneas rojas", pero sí ha dicho que sus cinco garantías constitucionales son "imprescindibles" para afrontar la "nueva transición" que se abre en España.

De este modo, Iglesias ha dejado caer en el PSOE toda la responsabilidad de que haya "cuatro años más de Rajoy" y no ha querido siquiera valorar un escenario de investidura de Sánchez, en el que su voto junto al de otras fuerzas sería necesario para que salga a adelante. "Los que mandan en el PSOE están diciendo que hay que entregar el gobierno al PP", ha insistido, en relación a las declaraciones de algunos barones socialistas.

En este sentido, ha ahondado en que "si el PSOE no entiende que España es diversa", está apostando por una "gran coalición". "Con nosotros no van a contar para permitir que Rajoy vuelva a ser presidente. Ni por activa ni por pasiva lo permitiremos. Los que no reconocen la plurinacionalidad están diciendo: Cuatro años más del PP", ha reafirmado.

Preguntado sobre hasta qué punto Podemos tiene fuerza para presionar al PSOE, teniendo en cuenta que ha quedado por detrás en número de escaños y votos a nivel nacional, Iglesias ha defendido que su formación y sus marcas territoriales han superado a los socialistas en ocho Comunidades Autónomas e incluso en Cataluña y País Vasco han sido primeros -en este último caso, sólo en votos-.

"Si las fuerzas están a la altura de los derechos sociales y los cambios constitucionales llegaremos a un nuevo espacio en el que se podrá hablar de muchas cosas. Pero ahora no es momento de hablar de investiduras. Tenemos un mandato que es nuestra hoja de ruta. A partir de ahí se podrá hablar", ha afirmado, para añadir que tiene previsto iniciar una ronda de contactos con todas las fuerzas políticas que han obtenido representación parlamentaria para plantearles sus cinco garantías.

Estos cinco ejes pasan por reformar la ley electoral para hacerla más proporcional y permitir la irrevocabilidad del presidente del Gobierno si incumple su programa; por blindar los derechos sociales; por garantizar la independencia judicial; por reforzar la lucha contra la corrupción; y por reconocer el derecho a decidir. "Estos ejes no son una propuesta de máximos sino que responden a un consenso que ya existe en nuestro país", ha afirmado. 

"Estamos en una nueva transición. No es el momento de hablar de investiduras ni de líneas rojas. Estas garantías son un pegamento para un nuevo acuerdo de país para que podamos construir un nuevo proyecto todos juntos", ha defendido, aunque anteriormente, preguntado sobre si el derecho a decidir es una línea roja, ha respondido tajante: "Absolutamente".

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido al PSOE que diga "si está por empezar la legislatura" o si tiene intención de "bloquearla" y conducir de nuevo a elecciones anticipadas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual