Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Elecciones generales 2015

Rajoy reprocha a Sánchez su "ataque" y duda de que el PSOE vaya a ser segundo

El presidente del gobierno aseguró no haber visto un comportamiento similar en sus treinta años en la política.

Efe. Santander Actualizada 16/12/2015 a las 00:52
Rajoy reprocha a Sánchez su "ataque" y duda de que el PSOE vaya a ser segundo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reprochado al líder socialista, Pedro Sánchez, su "ataque" en el 'cara a cara' de ayer, un comportamiento que ha asegurado no haber visto en sus treinta años en política, y ha puesto en duda que el PSOE vaya a ser la segunda fuerza política tras el 20D.

A cinco días de las elecciones y un día después de su debate con Sánchez, Rajoy ha admitido también, en una conversación con los periodistas que siguen su campaña, que tras los comicios será necesario "algún tipo de acuerdo de gobierno" que no puede limitarse a la investidura, para garantizar la estabilidad y la gobernabilidad y poder hacer reformas o aprobar leyes como los presupuestos.

Rajoy ha vivido una jornada de campaña interrumpida momentáneamente esta tarde para asistir al funeral de los dos policías muertos en el ataque a la embajada española en Kabul. Un día de campaña que le ha llevado por la mañana a La Rioja y por la tarde a Santander, donde el presidente ha pasado unos minutos en el autobús de la caravana de los informadores que cubren su campaña.

Allí ha señalado que en el debate de ayer ganó "la buena educación, la mesura y la sensatez" y ha justificado haber llamado "ruin, mezquino y miserable" a Sánchez porque le salió "del alma" tras el "ataque" que recibió por parte del líder socialista cuando dudó de su decencia y honestidad.

Rajoy, que no cree que este debate vaya a cambiar "mucho las cosas" en intención de voto salvo por lo excepcional del comportamiento de Sánchez, ha insistido en que no tiene "por qué aguantar" las afirmaciones que hizo el líder socialista. "Aunque a alguno le vayan mal las cosas, se tiene que actuar con mesura", ha añadido.

Y ha recordado que años atrás debatió con otros dos socialistas, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba, y en ambos casos los 'cara a cara' se llevaron a cabo con 'respeto' y no como ahora. "No hay color", ha concluido.

No ha querido Rajoy especular sobre cuáles serán los resultados del domingo porque, como ha dicho, él no debe hacer "ni quinielas ni porras". Ha admitido, eso sí, que si el ganador de los comicios no tiene mayoría será necesario "algún tipo de acuerdo" de gobierno, aunque no ha querido "adelantar acontecimientos" sobre si será Ciudadanos el partido con el que el PP tendría que negociar.

Mariano Rajoy no ha desaprovechado la ocasión en el mitin de Santander y ha lanzado numerosos reproches al PSOE, en un discurso mucho más contundente que el de los últimos días de campaña. "No hemos venido como otros a insultar, a dividir y a pelear, hemos venido a coger el país hundido que nos dejaron los socialistas y ponerlo de nuevo en pie y funcionando a toda máquina", ha señalado.

Además, en este "sprint final" hasta las elecciones, Rajoy ha pedido a los suyos "apretar" en un último esfuerzo para conseguir apoyos, y tras advertir de que estos comicios no son "ni una ruleta rusa ni una cita a ciegas", ha subrayado que el único partido que "ofrece seguridad" es el PP.

"No hay un punto muerto en la política, no hay margen para bajar los brazos, todo lo que no sea seguir avanzando será retroceder, todo lo que no sean reformas será parálisis", ha advertido el jefe del Ejecutivo, que ha concluido que "todo lo que no sea apostar por el empleo será volver al paro de los socialistas".

También ha dicho que "ya cansa oír a algunos pintando Españas tenebrosas que no existen" y "torturándonos con cifras con intereses partidistas". España, ha continuado, no es la "España negra" que pretenden pintar quienes "quieren llegar al Gobierno de cualquier manera".

Rajoy ha insistido en distinguirse de sus rivales y ha subrayado que "sólo el voto para el PP" es el voto para el empleo, porque "los demás tienen otras prioridades", y "solo el voto para el PP" servirá para "bajar impuestos" que otros "quieren subir" o ya están subiendo en muchas comunidades autónomas en las que gobiernan. Incluso ha señalado que "sólo el voto para el PP garantiza la seguridad de las pensiones", además de la "estabilidad" y el "optimismo".

"Cada voto al PP es un empujón a la recuperación, un lazo para la unión de los españoles y es una papeleta por el futuro, por el gran futuro de nuestra gran nación que se llama España", ha concluido Rajoy en este discurso en el que también ha hecho una referencia al terrorismo, horas después del funeral de los policías asesinados en Kabul.

Así, tras señalar que "mucha gente" ha "pagado con su vida" la defensa de los derechos, la seguridad y la libertad de todos ha señalado: "Estaremos ahí, al frente con nuestros aliados para defender lo más importante, que es nuestra vida nuestros derechos y nuestra libertad".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual