Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Elecciones generales 2015

La corrupción y los recortes avivan un debate entre Rajoy y Sánchez con pocas propuestas

Sánchez mantuvo un discurso más agresivo y dijo que Rajoy no es "decente". El popular calificó la afirmación de "ruin, mezquina y miserable".

A. M. B. / Agencias Actualizada 15/12/2015 a las 17:32
Debate entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Pedro Sánchez, protagonizaron este lunes un cara a cara con pocas propuestas, con recuerdos a las dos últimas legislaturas y que, según las encuestas, se saldó sin un claro ganador. El debate giró en torno a dos temas clave: la situación económica, centrándose especialmente en los recortes, y la corrupción. Precisamente este último asunto hizo elevar la intensidad de las alocuciones cuando Sánchez, al hablar del caso Bárcenas y de la trama Gürtel, dijo de Rajoy que no era una persona decente. En ese instante, el líder del PP se soliviantó y calificó la afirmación de "ruin, mezquina y miserable".

"Yo soy un político honrado, como mínimo tan honrado como usted. He sido concejal, presidente de Diputación, vicepresidente de la Xunta, cinco veces ministro, vicepresidente y presidente del Gobierno, y jamás me ha citado nadie en ningún juzgado ni jamás nadie le ha acusado de apropiarse de nada", añadió el gallego. Fue, quizá, el momento cumbre de un careo que no pasará a la historia como el más emocionante. 

Recortes y Estado del Bienestar

Los recortes y el rescate (o el no debate) capitalizaron el debate económico. Sánchez acusó a su oponente de "recortar" el derecho de las mujeres a decidir cuando ser madres, una afirmación que el jefe del Ejecutivo ha calificado de "intolerable" y por la que le ha exigido explicaciones. "Usted durante estos últimos cuatro años lo que ha hecho ha sido precisamente recortar el derecho a decidir de las mujeres de cuándo ser madres y cuando no", declaró.

Rajoy, visiblemente molesto, le pidió que aclarara esa afirmación: "Explíqueme por qué impido yo a las mujeres ser madres, señor Sánchez. No me ha explicado su afirmación de que he recortado el derecho a las mujeres a ser madres. Me parece intolerable", ha enfatizado.

El líder del PSOE acusó también al presidente del Gobierno de "recortar" en pensiones y dependencia. "Usted lo que ha hecho es recortar todo menos la corrupción", aseveró, para sacar después una tabla para demostrar que el Ejecutivo del PP ha "congelado" las pensiones y aumentado los copagos farmacéuticos. Sánchez también leyó la carta de una vecina de Valladolid que ganaba 381 euros al mes por una prestación de dependencia y en agosto de 2012 pasó a ser de 31 euros, un 90% menos. "Ha convertido una prestación del Estado en una limosna de su Gobierno y me parece inaceptable", ha manifestado.

Mariano Rajoy rechazó que su Gobierno haya realizado recortes. Según apuntó, el Ejecutivo socialista dejó "todo en ruina" y hubo que ordenar las cuentas pero al final han colocado al país en una situación mejor". Y en materia de pensiones concluyó que el PP ha subido las pensiones "todos los años" que han estado en el Gobierno y no ha dado crédito a la tabla hecha que ha mostrado Sánchez. También se ha defendido ante los recortes sobre dependencia subrayando que han reducido las listas de espera a más de la mitad y el grado de cobertura de los dependientes severos es del 87%. "Le digo que diga la verdad", ha espetado a Sánchez.

En materia educativa, Sánchez dijo que, entre otras cosas, universalizará la Educación "hasta los 18 años" y "recuperará las becas que se han recortado". Rajoy le recordó entonces que en estos años "se ha reducido la tasa de abandono escolar".

Economía y empleo

El bloque de economía y empleo lo inició el presidente del Gobierno. Rajoy: "Hemos logrado crear más de un millón de empleos y en los próximos años se crearán dos millones más". El popular hizo hincapié en que "ya nadie habla de la prima de riesgo" ni de "la amenaza del rescate". Sánchez le echó en cara que escucha "lo mismo que hace cuatro años, cuando dijo que no se iba a tocar los impuestos ni a recortar". La reforma laboral y la precarización del empleo.

Los contrincantes pasaron a enzarzarse con la política fiscal. Rajoy aseguró que su partido había bajado los impuestos, algo que negó Sánchez. En cuanto a salarios, Sánchez propuso mayor estabilidad laboral y un salario mínimo de mil euros. Rajoy recordó "el castañazo" a los sueldos públicos y la "subida" que su partido había hecho en los salarios de los funcionarios. El popular indicó que van a "continuar con las reformas" en ámbitos como el fiscal o laboral, facilitando la firma de contratos indefinidos.

El líder socialista puso sobre la mesa el "rescate del sector financiero", algo que "fue de libro", aseguró. Rajoy rechazó de plano que aquello fuera un rescate. "Yo no hice un rescate, porque nos hubiera pasado como a otros países en los que se obligó a bajar las pensiones". Sánchez sacó entonces portadas de la prensa española en las que se aludía de manera directa al rescate. "Ustedes han dejado el mayor déficit en la historia de España", subrayó Rajoy, mientras Sánchez propuso "negociarlo" con Europa.

Reformas institucionales y Cataluña

Otro de los apartados del cara a cara versó sobre Cataluña. Rajoy reprochó a Sánchez no ofrecer soluciones para Cataluña y limitarse a dar "eslóganes" electorales. Llegaron a este asunto tras un primer intento fallido del moderador, Manuel Campo Vidal, de cortar la disputa entre Sánchez y Rajoy sobre corrupción para hablar de Cataluña. "El señor Sánchez prefiere hablar de otras cosas", dijo el presidente del Gobierno, a lo que el líder del PSOE respondió recordando que la corrupción es el segundo asunto que más preocupa a los españoles, según las encuestas del CIS.

Cuando finalmente abordaron el desafío independentista de Cataluña, Pedro Sánchez sostuvo que, a su juicio, la solución no pasa "ni por el inmovilismo ni por el rupturismo" e insistió en su propuesta de reforma de la Constitución. "Debería plantearse por qué el PSOE ha perdido tantos votos en Cataluña", respondió Rajoy aludiendo a la caída en las urnas del PSC. "Es el viejo truco de siempre. Ni Rajoy ni Mas, reforma constitucional... Como tantas veces, Sánchez es eslógan", ha insistido.

Pese a esto, Pedro Sánchez reiteró la necesidad de "recuperar consensos rotos" y, aunque reconoció que la Constitución de 1978 ha sido "la mejor de la historia de España", sostuvo que ahora debe ser reformada para convertirla en una Carta Magna "del siglo XXI". "Entiendo que a usted esto le suene a chino porque a lo mejor es un político del siglo pasado", atacó entonces a Rajoy. 

El candidato popular respondió entonces aceptando que no sabe de qué siglo es pero ha recordado que Pedro Sánchez "no ha sido ni siquiera concejal" durante su trayectoria política. Entonces, reivindicó a España "como una gran nación" y lamentó que el candidato socialista "esté todo el día diciendo lo mal que está todo". "Hemos tenido problemas, los hemos superado. Somos un gran país y a veces atacamos a nuestro propio país", ha censurado aludiendo a datos como el sistema del bienestar, las infraestructuras ferroviarias, la cifra de turistas o las empresas españolas que trabajan en el exterior.

España en el mundo

La política internacional centró el último bloque. El líder del PSOE aseguró que "España ha perdido voz" en el ámbito europeo y mundial y habló de la política del PP en materia de cooperación y de acogimiento de refugiados. Su rival inició su turno hablando de las "falsedades" del socialista. Negó que rechazase recibir refugiados, el "austericidio", que pidiera la salida de Grecia del Euro o que vinculase a los sirios con terroristas. "España va a colaborar con nuestros aliados", indicó.

Después, a pesar de no corresponder con el bloque, los candidatos decidieron regresar a los recortes y a las políticas económicas. Sánchez aseguró que Rajoy ha recortado "un 15%" las prestaciones por desempleo. "Yo le digo que no", le replicó el popular.

Ya de vuelta a la política exterior, Rajoy apuntó la "importancia" del polémico tratado de libre comercio, que quiere potenciar con Estados Unidos y extender a Latinoamérica, y también las buenas cifras en materia de turismo. 

Últimas intervenciones

Sánchez se despidió pidiendo un cambio para "combatir la desigualdad y recuperar el Estado del bienestar y acabar con la corrupción". Rajoy se retrotrajo a la situación de 2011: "Ya no hay amenaza de rescate, tenemos bases sólidas y muchas cosas por hacer". El popular remarcó la importancia de potenciar las pensiones, el empleo, la unidad nacional y la lucha contra el terrorismo.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual