Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CASO MARTA DEL CASTILLO

El fiscal mantiene su petición de 52 años de cárcel por la muerte de Marta

En la sesión de este lunes del juicio, el fiscal ha apelado al "grado más íntimo de la conciencia" de los acusados para que digan dónde está el cuerpo de la joven asesinada en 2009.

EFE. SEVILLA Actualizada 28/11/2011 a las 11:13
0 Comentarios

La Fiscalía ha mantenido este lunes su petición de 52 años de cárcel para el asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, y de penas de entre ocho y cinco años para sus tres presuntos cómplices, con una leve matización en el delito de encubrimiento que no afecta al total de la condena.

En la sesión de este lunes del juicio, las partes han elevado a definitivas sus conclusiones después de que el tribunal haya rechazado una decena de pruebas pedidas por el abogado del hermano de Carcaño porque no se refieren a los hechos objeto de juicio sino que pretenden acreditar la verosimilitud del taxista que, sorpresivamente, aseguró la semana pasada que lo trasladó al piso donde desapareció Marta.

La defensa de Carcaño ha admitido tres años de cárcel por homicidio imprudente pues supuestamente golpeó a la joven con un cenicero en una discusión el 24 de enero de 2009.

El fiscal Luis Martín ha iniciado su informe apelando al "grado más íntimo de la conciencia" de los acusados para que digan dónde esta el cuerpo de Marta después de haber visto todos los días de juicio "el dolor, la angustia y el padecimiento en el rostro de los padres".

Su modificación sólo ha afectado al encubrimiento de los tres presuntos cómplices, con una matización al entender que existió un "favorecimiento personal" en el delito.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual