Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

NOMBRAMIENTO

Eduardo Torres-Dulce será el nuevo fiscal general del Estado

Torres-Dulce, de 61 años, tras licenciarse en Derecho, ingresó por oposición en la Escuela Judicial en 1975 y optó por la carrera fiscal, ejerciendo en Sevilla, Guadalajara y Madrid.

EFE. MADRID Actualizada 29/12/2011 a las 18:47
2 Comentarios
Eduardo Torres-DulceHA

El fiscal de Sala del Tribunal Supremo Eduardo Torres-Dulce ha mostrado su disposición a ocupar la Fiscalía General del Estado, a propuesta del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, según fuentes próximas al primero.

Torres-Dulce, de 61 años, tras licenciarse en Derecho, ingresó por oposición en la Escuela Judicial en 1975 y optó por la carrera fiscal, ejerciendo en Sevilla, Guadalajara y Madrid.

En noviembre de 1985, fue destinado fiscal en el Tribunal Constitucional, cargo que desempeñó hasta octubre de 1996, cuando fue nombrado fiscal de sala jefe de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado.

En febrero de 2000, fue elegido vocal del Consejo Fiscal, por la candidatura de la Asociación de Fiscales, a la que pertenece desde 1980 y de cuya junta directiva fue vocal entre 1989 y 1991.

En marzo del 2000, fue designado Fiscal de Sala del Tribunal Supremo.

El 7 de junio de 2005, tras la reunión del Consejo Fiscal, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, decidió relevarle como fiscal jefe de lo Penal del Supremo, aunque mantuvo la categoría de fiscal de Sala.

Este hecho fue criticado por algunos sectores como la Asociación de Fiscales (AF) y la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), quienes denunciaron el "encubierto sectarismo" del fiscal general.

Ha sido elegido dos veces miembro del Consejo Fiscal, la última el 17 de diciembre de 2009 cuando fue el candidato más votado en representación de la Asociación de Fiscales.

Fernando Román, secretario de Estado de Justicia


Además, el Consejo de Ministros aprobará este viernes previsiblemente el nombramiento del magistrado Fernando Román García como secretario de Estado de Justicia.

Román, de 51 años, ingresó en la carrera fiscal en 1987 y seis años después obtuvo por oposición una plaza de magistrado especialista de lo Contencioso-Administrativo, según los datos recabados en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Desde entonces, ha desempeñado destinos en esa especialidad en los Tribunales Superiores de Justicia de Castilla y León y de Canarias y, desde enero de 1999, en la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

En marzo de 2002, fue nombrado director del Gabinete Técnico del órgano de gobierno de los jueces y desde noviembre de 2004 es el magistrado jefe del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo.

El organigrama del Ministerio, del que es titular Alberto Ruiz Gallardón, se completa con el hasta ahora delegado de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Juan Bravo, que será subsecretario de Justicia.

Bravo, nacido en Londres en 1963, es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y funcionario del Cuerpo de Técnicos Superiores de la Comunidad de Madrid en la especialidad jurídica desde 1989.

Su trayectoria profesional ha estado unida a la del ministro
, a quien ha acompañado en distintos cargos de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid.


  • LSergio Calvera29/12/11 00:00
    Una persona culta, amante del cine y un erudito de Howard Hawks no puede ser malo. Lo digo porque a veces los árboles no dejan ver el bosque.Enhorabuena,Eduardo
  • o.29/12/11 00:00
    estoy contigo, una persona culta y cinefila , espero que tenga suerte , porque le tengo aprecio,





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual