Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Valencia

Un policía fuera de servicio salva la vida a un bebé que se cayó de una atracción en Sagunto

El bebé, de un año de edad, se quedó sin pulso y sin respiración.

Europa Press. Valencia Actualizada 29/09/2016 a las 10:35
Etiquetas

Un agente de la Policía Nacional que estaba fuera de servicio ha salvado la vida a un bebé de un año de edad que se quedó sin pulso y sin respiración al parecer tras caer desplomado de una pequeña atracción en un centro comercial de Sagunto (Valencia), según ha informado la Jefatura en un comunicado.

El policía estaba paseando en este centro comercial sobre las 19.15 de la tarde del lunes con su mujer cuando vio un revuelo de gente que le llamó la atención y, al acercarse, observó a un niño de un año de edad con los ojos cerrados y sin respuesta a estímulos.

El policía vio a varias mujeres en el suelo alrededor de un niño pequeño y a una de ellas que gritaba "mi niño, mi niño", por lo que activó el protocolo PAS, tras solicitar servicios médicos de urgencia.

El agente comprobó que el niño, de un año de edad aproximadamente, tenía los ojos cerrados y no reaccionaba a los estímulos. Tras verificar la ausencia de pulso y que no respiraba comenzó la maniobra de Heimlich en infantes ante la posibilidad de que se hubiera atragantado y tuviese las vías respiratorias obstruidas.

Tras colocar al menor en posición de seguridad golpeó sobre las escápulas comprobando como empezaba a reaccionar tirando espuma por la boca por lo que le bajó la mandíbula con la mano e introdujo los dedos para que no se ahogara con su propia lengua. El niño reaccionó con un ronquido y mordió en acto reflejo el dedo del agente.

Mientras tanto, la mujer del policía salió al exterior del centro comercial a la espera de los servicios médicos, paró a una patrulla de la Policía Local que en ese momento pasaba y tras contarle lo sucedido, trasladaron en el coche policial al agente actuante con el bebé y la madre. El agente durante el trayecto llamó a la Sala del 091 para informar de que iban camino del hospital para que se avisara al centro hospitalario.

Una vez en el hospital, al dejar el policía al bebé en la camilla, este comenzó a llorar siendo atendido inmediatamente por los médicos. Instantes después llegaba al hospital la abuela del menor muy nerviosa, por lo que el policía se esperó con ella para tranquilizarla hasta la llegada de más familiares. El menor quedó ingresado toda la noche en observación.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual