Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Galicia

Iglesias acusa a Feijóo de ser "no sólo amigo de narcos, sino ineficaz"

El número uno de podemos estuvo en la Universidad de La Coruña para apoyar a En Marea de cara a las próximas elecciones gallegas.

Europa Press. La Coruña Actualizada 20/09/2016 a las 22:38
Etiquetas
Pablo Iglesias en GaliciaEfe

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se ha mostrado "orgulloso" de En Marea, el partido instrumental a la que se ha sumado su formación después de que él mismo se implicase en las negociaciones a través de un posicionamiento público, que contradijo en su día la postura mantenida por miembros de su dirección (que apostaban por una coalición). Porque en política, ha dicho, "a veces hay que ceder y hay que encontrarse con otros".

Lo ha manifestado en un mitin en el Paraninfo de la Universidad de A Coruña, un lugar al que Iglesias ha vuelto para llenar de nuevo el auditorio y en donde ha acusado al candidato del PP a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, "no sólo de ser amigos de los narcos, sino ineficaz" en la gestión, en referencia a las fotografías (en la primera mención) que publicó el periódico 'El País' del presidente de la Xunta -entonces alto cargo, en los años 90- con el de aquella contrabandista y después condenado por narcotráfico Marcial Dorado.

"Feijóo no es que sea solo amigo de narcos, sino que es ineficaz", ha acusado Pablo Iglesias, quien ha arropado al candidato de En Marea, Luís Villares, en esta carrera hacia las urnas, y en un discurso en el que ha proclamado que el 25 de septiembre Galicia elegirá entre tener "un presidente del PP" o "un presidente de los gallegos".

Con una cola para entrar en el paraninfo que comenzó 45 minutos antes de que se iniciase el mitin, en el acto, que comenzó con media hora de retraso, también han participado el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, y los dos primeros candidatos de la lista de En Marea por A Coruña, Antón Sánchez y Luca Chao, respectivamente. Se trata del segundo líder de la dirección estatal de Podemos que recala en la campaña gallega, después de que el pasado domingo lo hiciera el secretario Político de la formación, Íñigo Errejón, con quien precisamente este martes Pablo Iglesias ha mantenido discrepancias vía Twitter que desvelan las diferencias sobre el futuro político de la formación.

"A los poderosos ya les damos miedo, éste no es el reto. Lo es seducir a la parte de nuestro pueblo que sufre pero aún no confía en nosotros", comentó Errejón en la red social, que coincidió después del mitin. "Sí compañero, pero en junio dejamos de seducir a un millón de personas. Hablando claro y siendo diferentes seducimos más", le contestó Pablo Iglesias, que continúa en Vigo su agenda en Galicia, y en una referencia velada a la forma en que se desarrolló la campaña de junio, con un tono más moderado que las anteriores de diciembre.

"Orgulloso" de En Marea

De nuevo en el acto de A Coruña, el secretario general del partido morado se ha mostrado "orgulloso" de la integración de Podemos en el partido instrumental, cuyas negociaciones entre la coordinadora de En Marea y la dirección de Podemos Galicia se resolvieron a última hora con un mensaje de Iglesias en las redes sociales indicando que su formación concurriría junto a la 'marea gallega', fuera cual fuese la fórmula. Tras mandar un saludo a los trabajadores de Alcoa y a los teleoperadores de Galicia (que este martes inician una huelga), Iglesias ha manifestado que la "cuestión territorial" en España debe resolverse sin "centralismos ni imposiciones", es decir, "con fraternidad". "La política tiene que ver con escoger con quién estás", ha apostillado.

Así, ha continuado su discurso criticando que, en la actualidad política en España, "no importa lo que digas", porque todo se reduce a un "problema de tono" y ha puesto como ejemplo que "recordar que había mucha nieve" o dejar "a enfermos de hepatitis C sin medicación" con "buen tono" marca una "diferencia". A renglón seguido, Iglesias se ha desmarcado del "discurso del miedo" sobre la izquierda por parte del PP. "El día que dejemos de dar miedo a los que se enriquecen a costa de la gente seremos uno más y no tendremos sentido como fuerza política. Claro que damos miedo, es imposible ser decente en política sin dar miedo a los sinvergüenzas e indecentes", ha exclamado Pablo Iglesias, a lo que después replicó Errejón en la red social.

"La alternativa se llama En Marea"

"Todos los gallegos saben que la alternativa al PP se llama En Marea", ha continuado, para luego añadir que lo "fundamental" es que las fuerzas de izquierda no son "como ellos (PP)". Seguidamente, ha teorizado sobre "el mensaje del 15M" que cree que fue "algo muy sencillo: no seáis nunca como ellos". "Mientras esté yo aquí, no vamos a ser nunca como ellos", ha zanjado.

Iglesias ha tomado la palabra tras la intervención del alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, que sobrepasó el tiempo estipulado para su discurso y la producción del acto comenzó a subirle el volumen de la música para alertarle de que debía dar paso al siguiente. "Que a los alcaldes en su propia ciudad le suban la música para que vaya terminando muestra que hay otra forma de hacer las cosas", ha bromeado el número uno de Podemos, que ve en los regidores de las 'ciudades del cambio' una "demostración" de que "no sólo" pueden ganar, sino de que donde gobiernan lo hacen "mejor".

Precisamente, este sábado también estuvo en A Coruña la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y de ella y del resto de regidores de las también llamadas ciudades 'rebeldes', Villares cogió el "ejemplo" para gobernar la Xunta después del 25 de septiembre.

La Troika "mirando a Galicia"

El candidato de En Marea a la Presidencia de la Xunta cree que es "posible cambiar las políticas en Europa" desde la Comunidad gallega porque la 'troika' está "mirando qué pasa en España y en España están mirando a Galicia".

Villares ha indicado que "es el momento de que nadie se quede en casa", porque el 25 de septiembre es una oportunidad para "dar un paso adelante". "Estamos a punto de cambiarlo todo", ha apostillado.
Asimismo, el cabeza de cartel del partido instrumental se ha referido a las palabras del candidato del PPdeG a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, que en la mañana de este martes en un desayuno informativo se refirió a sus rivales el 25 de septiembre como "la izquierda feudal", y que, según el presidente gallego, pueden "manipular la soberanía popular" y hacerse con el poder en Galicia, lo que supondría "una vuelta al pasado".

"Para feudales ellos, que mantienen el derecho de pernada", ha espetado, en una nueva referencia a la imputación del presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, por presuntamente ofrecer un puesto de trabajo a cambio de sexo. "Van once días de campaña y (Feijóo) aún no cesó a Baltar", ha abundado.

"En la vida hay que pronunciarse y decir de qué lado estás", ha continuado para, tras ello, exhortar a Alberto Núñez Feijóo a que indique si está "del lado del machismo o de la igualdad", en referencia de nuevo a la situación de Baltar.

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, tomó la palabra en "un sitio especial" para él, el paraninfo de la UDC, ya que fue donde intervino "por primera vez" en un acto público y donde, su formación (Marea Atlántica) cerró la campaña electoral en las elecciones municipales tras las que resultó elegido regidor de la ciudad herculina.

Así, ha recordó la "emoción" vivida en aquellos días y ha vaticinado que el próximo domingo se vivirá una sensación parecida porque "va a ser el día en que la gente diga: se acabó". "Nos vamos a emocionar. Vais a gobernar vosotros y nos vamos a emocionar juntos otra vez", ha sentenciado.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual